"ES CUESTIÓN DE HORAS O DÍAS", DICE EL TÉCNICO

El viaje de Xavi de Qatar a Barcelona

  • Rafa Yuste y Mateu Alemany cierran en Doha el regreso de Xavi, que dirigió su último partido con el Al Sadd.

  • El acuerdo con él está cerrado, con un contrato hasta 2024, y se negocia ahora el coste de su fichaje.

Xavi grita órdenes durante el último partido del Al Sadd ante el Al Duhail.

Xavi grita órdenes durante el último partido del Al Sadd ante el Al Duhail. / Al Sadd

5
Se lee en minutos
Joan Domènech
Joan Domènech

Periodista

Especialista en Fútbol, Barça, Deportes.

Escribe desde Barcelona

ver +

El largo camino de regreso a casa está a punto de culminar. El exilio futbolístico y técnico de Xavi Hernández concluirá seis años después para volver a los orígenes. Al Barça. Se marchó siendo todavía jugador para soltar los últimos coletazos en el Al Sadd y reaparecerá en Barcelona como entrenador hecho y derecho, con siete títulos en la mochila, por más que se le achaque falta de experiencia para sentarse en el electrizante banquillo del Camp Nou. Como si los 21 años en el Barça y los 6 en Qatar no le hubieran reportado suficientes conocimientos. 

Laporta no quiso ir a Qatar y dejó la negociación en manos de Yuste y Alemany

Empezó a despedirse Xavi de conocidos y allegados y de sus pupilos, naturalmente, que no pudieron brindarle la novena victoria en nueve jornadas. La "emotiva charla" del vestuario no fructificó más que en un empate (3-3) que mantiene la distancia sobre su más inmediato perseguidor, el Al Duhail, justo antes del parón de un mes y medio por compromisos de la selección catarí.

"Es cuestión de horas o días, se tiene que hacer por sentido común", dijo el propio técnico del Al-Sadd antes de que ambos clubes se reunieran en una cena para debatir el acuerdo. Una cena sin Laporta y sin el propietario del club catarí, reducida solo a personas de segundo nivel y ejecutivos de ambos clubs.

Los jugadores del Al Sadd dedican uno de los tres goles al Al Duhail a Xavi.

/ Efe

"Tengo mucha ilusión por venir al Barça, me hace una ilusión tremenda. Sería espectacular"

Xavi Hernández / Entrenador del Al Sadd

Vaivén de emociones

Antes de la cena, se vivió un duelo con un vaivén de emociones. El Al Sadd se adelantó en el minuto tres, luego encajó dos tantos en sendos córneres, remontó con dos goles en un minuto y Olunga, un delantero keniata que pasó por el Girona, acabó aguando la fiesta de despedida en el epílogo del choque.

Un ejecutivo del Al Sadd avisó de que no dejarían marchar a su entrenador.

Se marcha Xavi de Qatar para socorrer al Barça, que ha acudido a él por tercera vez. La primera con Joan Laporta. Y será la vencida. No tanto por el momento (le dijo no a Josep Maria Bartomeu en enero de 2020 para sustituir a Ernesto Valverde) ni por el presidente (Laporta rechazaba su contratación hasta hace pocas semanas), sino por el Barça. Anda el equipo deslizándose por una pendiente declinante, dejándose jirones de prestigio y de estilo semana a semana, y Xavi se siente capacitado "y muy ilusionado" para devolver el lustre al equipo de su corazón. "Pero no soy un mesías", advirtió para contener el entusiasmo que desata su inminente vuelta.

Solanas, Canales (agentes de Xavi), Yuste y Alemany en el palco del estadio Al Gharafah.

/ Efe

"Los clubs conocen mi postura. Es de sentido común que se pongan de acuerdo. Espero que sea lo más pronto posible"

Xavi Hernández / Entrenador del Al Sad

Presencia culé en el palco

Fueron a buscarle Rafa Yuste y Mateu Alemany, vicepresidente y director de fútbol, respectivamente del Barça, en un viaje necesario por protocolario y no por la negociación en sí. Mohammed bin Hamad al Thani, el presidente del Al Sadd y hermano del emir de Qatar, quería recibir la visita de los emisarios barcelonistas para negociar el traspaso, virtualmente acordado entre el Barça y su nuevo entrenador. Xavi instó a ambos clubs a cerrar el acuerdo "lo más pronto posible" para firmar por lo que queda de temporada y dos más, hasta 2024.

Yuste y Alemany apenas durmieron: aterrizaron de madrugada de Kiev, donde el equipo salvó la vida en la Champions, y partieron a primera hora de la mañana hacia Doha. Laporta durmió más.

No quiso viajar el presidente del Barça para encabezar la delegación (estaban el agente Arturo Canales y Fernando Solanas, el representante de Xavi ayer en el palco charlando con Yuste y Alemany) pese a que su homólogo catarí esperaba sellar la operación al más alto nivel. Bin Hamad no tenía previsto recibir a los representantes azulgranas si no estaba un igual entre ellos; es decir, Laporta.

El CEO del Al Sadd, Turki Al-Ali, emitió durante el partido un tuit tratando de transmitir una posición de fuerza: la negativa a desprenderse de su entrenador. Tras dar la bienvenida a la delegación azulgrana en Twitter, añadía un segundo mensaje: "La posición del club es clara desde el principio: estamos comprometidos a mantener a nuestro entrenador Xavi con nosotros y no podemos permitir que se vaya en este momento delicado de la temporada".

El entrenador que vaya al Barça no ha de ser un mesías, sino que ha de trabajar, hacer equipo, devolver la ilusión y olvidarnos ya de los ‘ismos’

Xavi Hernández / Entrenador del Al Sadd

Salida pactada 

Yuste y Alemany no se impresionaron. Tenían el compromiso de Xavi, que por su parte ya había intercedido con el jeque para que le dejara marchar al Barça. La salida del regreso al Camp Nou estaba especificada en el contrato de renovación que firmó el pasado 13 de mayo hasta 2023. Algunas fuentes cifraban la cláusula en 5 millones de euros.

La visita del Barça pretendía eliminar o reducir el precio –el mismo curiosamente, que se pagó por Koeman a la selección neerlandesa– o canjearlo con un partido amistoso.

Cita con el jeque

Noticias relacionadas

Las reuniones de Doha van encaminadas a cerrar todos los detalles de la estancia de Xavi y los componentes de su cuerpo técnico en el Barça. Su hermano Òscar Hernández y Sergio Alegre son los ayudantes de campo que le acompañan en el banquillo. Sergio García, David Prats y Toni Lobo trabajan como analistas.

A Xavi le toca desbloquear en una cita con Mohammed bin Khalifa al Thani, el propietario del Al-Sadd, para llegar lo antes posible al Camp Nou.