EL DELANTERO RECIBE EL ALTA MÉDICA

Vuelve Ansu Fati, 10 meses después de su grave lesión

  • El delantero, que negocia la renovación, recibe el alta médica tras superar la grave lesión en la rodilla izquierda que padeció el pasado 7 de noviembre

  • "Voy a salir más fuerte. Esto te hace madurar. Es un honor y un reto llevar el 10 que tuvo Messi y Ronaldinho", dice el joven

Ansu Fati, en un entrenamiento con el Barça en la ciudad deportiva.

Ansu Fati, en un entrenamiento con el Barça en la ciudad deportiva. / FCBARCELONA

5
Se lee en minutos
Marcos López
Marcos López

Periodista

ver +

Era presidente Josep Maria Bartomeu. Y Ronald Koeman, a quien se le acaba su tiempo en el Barça, estaba ya sentado en el banquillo del Camp Nou. Aquel 7 de noviembre no sabía Ansu Fati que esa entrada que recibió por detrás en el duelo con el Betis le iba a apartar del fútbol durante más de 10 meses por una grave lesión en la rodilla izquierda, teniendo que pasar hasta cuatro veces por el quirófano.

Vuelve Ansu ante el Levante. Vuelve el 10. El nuevo 10 del Barça, el joven, de 18 años, que ha asumido el legado de portar en su espalda el mítico dorsal que honró Messi durante más de una década. No será titular el delantero, pero tendrá sus minutos. "Culés, estic preparat", ha anunciado el propio jugador en las redes sociales del club antes de que se hiciera oficial el alta médica.

"Cuando mi padre me vio saltar, correr y tocar el balón el primer día de entrenamiento, lloró. Yo, también", ha reconocido Ansu en una entrevista concedida a Barça TV revelando que pidió permiso al club para que ambos pudieran estar en esa primera sesión con el grupo. "He sufrido más por mi familia que por mí mismo. No me han dejado solo en todo este proceso", ha añadido el delantero.

Ansu Fati posa con el 10 del Barça en la ciudad deportiva de Sant Joan Despí.

/ FCBARCELONA

O eso, al menos, es lo que adelantó Koeman, a quien la llegada del prometedor jugador, convertido en la bandera del presente y del futuro del club, tal vez le pille demasiado tarde. Pero con Ansu, o el Ansu que irrumpió siendo un adolescente destrozando récords de precocidad, todo puede ser más sencillo.

"No queremos correr riesgos con él y evitar problemas de cargarlo muchos minutos. Si todo va bien jugará 15 minutos. Ha estado mucho tiempo fuera, tenemos un plan con Ansu", ha dicho Koeman, convencido de que no podrá ir demasiado deprisa con el joven delantero, empeñado en triunfar en el Camp Nou.

"Tengo muchas ganas de volver a jugar. Es como si fuera mi debut en el Camp Nou. Hace casi dos años que no juego con público, estoy muy agradecido a los culés"

Ansu Fati, delantero del Barça

"Tengo muchas ganas de volver a jugar. Es como si fuera mi debut en el Camp Nou. Hace casi dos años que no juego con público, estoy muy agradecido a los culés", ha dicho Ansu. "Nunca he notado presión para volver. Aunque cuando te lesionas quieres volver lo antes posible, pero todo lleva su tiempo. Me ha tocado vivir más tiempo", ha precisado. Eran cuatro meses y casi, al final, han sido 11.

Aunque la presión que debe soportar el delantero va más allá de lo puramente deportivo. Se ha transformado en el icono del club. Un club deprimido y arruinado económicamente y con poca esperanza deportiva, por lo que el retorno de Ansu supone una inyección de autoestima, por mucha paciencia que reclame Koeman con su retorno.

"Hubo momentos en que sentía que no avanzaba. Me iba a dormir y no podía. Me levantaba a las 3 de la madrugada y llamaba a toda la familia"

Ansu Fati, delantero del Barça

"Todo este proceso que he vivido te ayuda a conocer el cuerpo. Hubo momentos en que sentía que no avanzaba. Me iba a dormir y no podía. Me levantaba a las 3 de la madrugada y llamaba a toda la familia, no me sentía nada cómodo con todo lo que me estaba pasando", ha confesado el jugador.

Negociaciones para renovar

"Lo más importante es recuperar totalmente a Ansu", ha indicado el técnico, sin necesidad de "correr deprisa" porque tiene claro que no volverá a ser quien fue "ni en dos partidos ni en dos semanas". De ahí la calma que pide Koeman, consensuada con los servicios médicos del club y el propio jugador.

"Voy a salir más fuerte. Esto te hace madurar, valoras más los pequeños detalles"

Ansu Fati

"Voy a salir más fuerte. Esto te hace madurar, valoras más los pequeños detalles y quieres agradecer a todos el cariño que has recibido durante este proceso", ha indicado Ansu, indicando que ese conocimiento de su cuerpo le ha permitido superar tan larga recuperación. "Sentía que tarde o temprano iba a salir el campo". Y ese día ha llegado. Será este domingo.

El Barça, entretanto, ya divulgó el retorno del delantero con una visibilidad en las redes sociales, inusual en estos casos. Pero es Ansu, el símbolo de una nueva época que ha arrancado de forma dubitativa. El club, entretanto, sigue trabajando en la renovación, aprovechando que él quiere seguir en el Camp Nou, a diferencia de su amigo Ilaix Moriba, quien no aceptó la oferta que le planteó el Barcelona y se fue al Leipzig por 16 millones de euros.

Ansu no quiere moverse del Camp Nou. Ansu, que ya superó siendo infantil pese a que jugaba con el Cadete B una grave lesión con fractura de tibia y peroné que le tuvo entonces también 10 meses de baja, desea ser la bandera futbolística de la reconstrucción. Aceptó Ansu, tras recibir la autorización de los capitanes, el 10 de Messi, una camiseta que el Kun Agüero, como reveló a este diario, no podía asumir por respeto a su amigo.

"Es un honor llevar el 10. Un honor y un reto por todo conlleva el 10. Lo tuvo Leo, lo tuvo Ronaldinho y otros grandes jugadores. Pero si estás en el Barça debes estar preparado para todo"

Ansu Fati, delantero del Barça

Noticias relacionadas

"Es un honor llevar el 10. Un honor y un reto. Quiero dar las gracias al club por darme la oportunidad de llevarlo, junto a los capitanes", ha confesado Ansu. "Un reto por todo lo que conlleva el 10, que lo tuvo Leo, lo tuvo Ronaldinho y otros grandes jugadores. Pero si estás en el Barça debes estar preparado para todo. Y el 10 es una presión más, pero cada uno tiene su responsabilidad y debe asumirla", ha recordado indicando que "gracias a mi familia sé de donde vengo y nunca me voy a olvidar de lo que me pasó. Pero hay que ser positivo y mirar siempre hacia adelante".

Hace ya más de 10 meses que desapareció Ansu Fati del campo. Ahora, ante el Levante, y coincidiendo con una de las épocas más complejas, debatiéndose el futuro de Koeman, mientras Xavi y Robert Martínez aguardan la llamada de Laporta, aparecerá si todo va bien el joven sobre el que se depositan las esperanzas de millones de culés.