EL RELEVO EN EL BANQUILLO

Laporta madura el fichaje de Xavi

El presidente se inclina por elegir al exfutbolista azulgrana para sustituir a Koeman en cuanto se presente la oportunidad

Ronald Koeman y Xavi Hernández coincidieron en la despedida de Lionel Messi el pasado 8 de agosto.

Ronald Koeman y Xavi Hernández coincidieron en la despedida de Lionel Messi el pasado 8 de agosto. / JORDI COTRINA (EPC)

4
Se lee en minutos
Joan Domènech
Joan Domènech

Periodista

Especialista en Fútbol, Barça, Deportes.

Escribe desde Barcelona

ver +

Joan Laporta ha debilitado a Ronald Koeman con sus palabras y Ronald Koeman ha debilitado a Joan Laporta con sus resultados. La consecuencia es que no seguirán juntos. En la ruptura mandará la jerarquía. El presidente, elegido en marzo por los socios, seguirá en su cargo y el entrenador, fichado por Josep Maria Bartomeu en agosto de 2020, tendrá que irse.

La incógnita es saber cuándo se va a producir la escisión. La expectativa más optimista era que sucediera al final de la temporada si el equipo exhibía cierta regularidad en la exigencia de buen juego y resultados que se le demandaba. Está descartada. El relevo parece inminente, aunque los dos mantuvieron una charla amistosa en el avión de vuelta de Cádiz, según difundieron fuentes oficiales de la entidad. Fue amistosa pese al decepcionante 0-0 que no indicó ningún atisbo de reacción en el equipo. Ni en calidad del juego –el Cádiz disparó a gol el doble de ocasiones que el Barça, 13 a 6- ni en el resultado. Era el tercer partido sin ganar, después de la humillante derrota ante el Bayern y el apuradísimo empate en casa con el Granada.

Koeman, en Cádiz.

/ VALENTÍ ENRICH

Cuestión de tiempo

La destitución de Koeman depende de dos factores, uno primordial: la elección del sustituto y el acuerdo con él. Importa también el don de la oportunidad. El calendario la brinda para el próximo parón de selecciones, que se iniciará a partir del 3 octubre, al día siguiente de que el Barça haya jugado contra el Atlético en el Metropolitano. Hasta entonces, el equipo recibirá el domingo al Levante (16.15 h.) y el miércoles visita al Benfica en la segunda jornada de la Champions, un duelo crucial.

Xavi Hernández era y es el mayor candidato de la inmensa mayoría de los allegados de Laporta porque reúne casi todos los factores que le conducen de regreso al Camp Nou, ahora en tareas técnicas. Pero a ojos de Laporta le fallaba una virtud, según verbalizó: la falta de experiencia. El presidente calló otro motivo: era el entrenador de Víctor Font. Más que el entrenador, ya que el precandidato tuvo que hacer un hueco para mantener a Koeman, era el mánager general del organigrama futbolístico.

Xavi está en plena campaña con el Al Sadd. En su día renunció a fichar por el Barça (enero de 2020) para sustituir a Valverde por entender que no podía iniciar su proyecto en medio de la temporada azulgrana. La segunda fue en el verano de 2020, también a petición de Bartomeu. Ahora la oferta vendría de Laporta y, pese a las dificultades que ofrece el Barça actual, se ve capacitado para iniciar el camino de regreso. Una de las incógnitas es saber cuántas personas de su staff técnico le acompañarían para cuadrar su proyecto con el de Laporta.

Xavi y Laporta, en un acto en Barcelona en el 2009.

/ Efe / Andreu Dalmau

“Pienso que Xavi ha de tener un poco más de recorrido antes. Ahora el club requiere experiencia”, alegó Laporta en febrero, en plena campaña electoral, del exfutbolista egarense. Ese ha sido el principal argumento de Laporta para no llamar a Xavi hasta ahora, entrenador del Al Sadd de Catar desde 2019. El presidente defendía su oposición a apostar por él con la excusa de que estaba Koeman de entrenador y había que respetarle por la condición de referente histórico del club.

Laporta dejó pasar la oportunidad del verano confiando en que Koeman mantendría el buen tono del equipo. Y el entrenador no lo ha conseguido. Privado, sin olvidarlo, de los dos principales goleadores de la plantilla. El Barça ha tenido que prescindir de Messi y Griezmann sin recibir nada más a cambio que el mero ahorro de sus fichas por la aberrante deuda dejada por Josep Maria Bartomeu: 1.350 millones de euros.

Sin juego ni resultados, Laporta ya no tiene argumentos para sostener a Koeman. El mercado ofrece pocas alternativas válidas a lo que busca el Barça, que es un entrenador con proyecto, no un simple recambio para acabar la temporada. Proyecto, garantía de buen fútbol y goles. Casi nada. El nuevo técnico será el que quiere el presidente y ya no podrá escudarse en defender algo heredado. Será su primera gran elección deportiva.

Roberto Martínez da instrucciones durante un entrenamiento de Bélgica.


/ AFP / YURI CORTEZ

El candidato Robert Martínez

Noticias relacionadas

La candidatura de Robert Martínez, con contrato en vigor con Bélgica, a la que quiere dirigir en el Mundial de Qatar-2022, es una de las principales opciones que maneja la dirigencia del Barça. Se sostiene con la excelente trayectoria de Bélgica en los últimos torneos internacionales y por ser la apuesta también de Jordi Cruyff –exmiembro del organigrama técnico de Font, por cierto, incorporado por Laporta al club- con quien guarda una estrecha amistad desde que eran los dos jugadores en Inglaterra, Martínez en el Wigan y Cruyff en el Manchester United.

"Nos llamamos frecuentemente. Mi relación con Xavi, el máquina, es muy buena", aseguraba Laporta en la campaña electoral. Sigue siendo buena, pero la frecuencia ha bajado a índices mínimos. "Con Laporta tenemos mucha sintonía. Ha sido el mejor presidente que he tenido en el Barça", dijo Xavi Hernández en una entrevista con El Periódico cuando se encontró en la encrucijada entre Laporta y Font.