LA PLANIFICACIÓN DEPORTIVA

Koeman pide "un esfuerzo" para que Messi se quede en el Barça

El técnico admite que está "preocupado" por las incertidumbres a dos días de iniciar al pretemporada e implica a los veteranos, "gente del Barça de muchos años", para que ayuden al club rebajándose el sueldo

Roanld Koeman y Pep Guardiola, en el hoyo 1 del Club de golf Barcelona.

Roanld Koeman y Pep Guardiola, en el hoyo 1 del Club de golf Barcelona. / Joan Domènech

4
Se lee en minutos
Joan Domènech
Joan Domènech

Periodista

Especialista en Fútbol, Barça, Deportes.

Escribe desde Barcelona

ver +

“Cuando no todo está solucionado, hay que estar preocupado”. Estas eran las primeras palabras de Ronald Koeman a dos días de volver a la actividad con el Barça. Muchas incertidumbres, tal vez demasiadas, se ciernen sobre el equipo y su entrenador, claro, no está del tranquilo.

Esa preocupación no es solo por la situación económica del Barça que tanto condiciona los planes deportivos, sino también por la inestabilidad de la plantilla al desconocer con certeza quién se quedará y quién se marchará. Y personificando los dos problemas está la figura de Lionel Messi, desvinculado oficialmente del club (su contrato acabó el 30 de junio), pero renovado virtualmente según las informaciones que emite el club.

"Tengo plena confianza. Todo el mundo tiene que hacer un esfuerzo para que Messi siga con nosotros", clamó Koeman poco antes de que empezara el torneo benéfico de golf Koeman's Cup que se disputa en el Club de golf Barcelona, en Sant Esteve Sesrovires. Cuando dijo "todo el mundo", implícitamente el técnico azulgrana incluyó a Javier Tebas, el presidente de LaLiga y reacio a que el Barça reinscriba a Messi si no rebaja el límite salarial.

Con Guardiola, Larsson y Riqui

"Es importantísimo para el club y también para la Liga española que continúe aquí el mejor jugador del mundo", añadió, antes de iniciar su participación en el evento, patrocinado por Sportium y cuya recaudación se destinará al Hospital Materno Infantil de Sant Joan de Déu. Koeman jugó con su amigo Pep Guardiola, Antonio Hostench, alto ejecutivo del Grupo Cirsa, y Santi Rosell, presidente del club de golf que lo acogió. También jugaron Henrik Larsson, su ayudante técnico, y Riqui Puig, discípulo de la plantilla, además de Mateo Alemany, director de fútbol.

Koeman, a punto de iniciar su participación en el torneo benéfico que lleva su nombre.

/ Joan Domènech

El Koeman's Cup es un torneo benéfico cuya recaudación se destinará al Hospital Materno Infantil de Sant Joan de Déu

El desasosiego en torno a Messi se amplía a casi todos los jugadores de la plantilla. Muy pocos tienen el sitio asegurado. Por muy buen rendimiento que hayan dado y por muy contento que esté el club y el entrenador con ellos, la grave deuda y el exceso de masa salarial lo complican todo. "Leo es el futuro del club por su efectividad y porque siempre ha demostrado lo máximo", sentenció. Esa es la prioridad.

Hay futbolistas con contrato que el Barça no quiere que sigan (Umtiti, Pjanic), otros que no podrá colocar por lesión (Dembélé, Coutinho) y, la mayoría, deben rebajarse el suelo porque cobran demasiado para la capacidad económica actual. Esos también tendrán que hacer "un esfuerzo" como reclama Koeman, "por el bien del Barça". "Esos" son, por ejemplo, Antoine Griezmann, "un gran fichaje que ha demostrado su calidad, importantísimo para el equipo" y son, también, los veteranos y canteranos de toda la vida en el Barça: Piqué, Busquets, Alba y Sergi Roberto. Excepto Piqué, los demás han filtrado que son reacios a rebajarse la ficha como pide, y necesita, el Barça.

Falta un centrocampista

"Todo el mundo ha de saber el momento en el que estamos en nuestra vida. Si son gente del Barça de muchos años, tenemos que hacer un esfuerzo para ayudar al máximo al club", dijo, reconociendo que varios futbolistas ya rebajaron sus fichas o aceptaron un aplazamiento de algunos pagos la temporada pasada. La ayuda que pide Koeman debería servir también para incorporar algún fichaje más. Un centrocampista. "Nos falta algo en esa línea", subrayó, consciente de que deberá apañarse con lo que pueda.

"Voy a contar con todos los jugadores que tenemos, y si hay algún cambio, habrá que aceptarlo", trasladando la responsabilidad final de las decisiones al presidente Joan Laporta. Él dirigirá la plantilla que le dejen, consciente de que "las circunstancias" interfieren en su voluntad. Solo es indiscutible la continuidad de Messi; los demás son poco menos que prescindibles.

Guardiola y Koeman departen con sus compañeros de partida.

/ Joan Domènech

Koeman pide descanso para Pedri. "Para mí, una Olimpiada es más atletismo que fútbol", opina

Siete bajas para el debut

Pedri también ha pasado a ser fundamental, pero no jugará el principio de Liga. A falta de un mes para el estreno, el 14 de agosto ante la Real Sociedad en el Camp Nou, el Barça tiene siete bajas. Cuatro lesionados (Ter Stegen, Ansu Fati, Phillippe Coutinho y Ousmane Dembélé) y tres futbolistas en los Juegos de Tokio: Pedri, Mingueza y Èric Garcia.

Noticias relacionadas

El concurso del canario es el que más preocupa. Fue uno de los jugadores más utilizados por Koeman en el Barça (52 partidos de 54, el que más) y por Luis Enrique con España en la Eurocopa (solo le faltó un minuto para completar los 630 minutos totales).

Koeman suscribía la tesis de Guardiola de que los futbolistas jóvenes no deberían participar en dos grandes torneos durante un verano por el desgaste que sufren. "Es demasiado", corroboraba el técnico holandés. "Para mí, una Olimpiada es más atletismo que fútbol; para mí, fútbol es un Mundial y una Eurocopa", afirmaba, repitiendo que se trataba de una mera apreciación personal. El preparador azulgrana clamaba por que se proteja a los futbolistas, pero también a los clubs. Su futuro en el banquillo del Camp Nou dependerá de los resultados, y en la primera jornada su alineación ya estará mermada.