TERREMOTO EN EL FILIAL

Laporta despide a Amor y García Pimienta

  • El técnico del Barça B llevaba desde 2001 entrenando a categorías inferiores del club y había renovado automáticamente un año más

  • Sergi Barjuan será su relevo en el filial y Rafa Márquez se encargará del juvenil A

García Pimienta, en la ciudad deportiva del Barça.

García Pimienta, en la ciudad deportiva del Barça. / FCBARCELONA

Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +

Mientras Joan Laporta prepara la operación salida en el vestuario del primer equipo, este viernes ha activado la de la ciudad deportiva. Francesc Xavier García Pimienta ha sido despedido como técnico del Barça B. Le quedaba un año de contrato y la semana pasada Jose Ramon Alexanco le pidió que se bajara el sueldo, algo que el entrenador aceptó sin imaginar que el nuevo responsable del fútbol formativo, acompañado de Rafa Yuste, vicepresidente deportivo, le cesarían. Guillermo Amor, responsable de relaciones institucionales y que ha estado 30 años en el club, también ha perdido el cargo en el 'tsunami laportista' de este viernes, que se ha llevado por delante también a Álex García, Aureli Altimira y Mario Ruiz.

Sergi Barjuan, que en la campaña electoral se posicionó en favor de Joan Laporta, pasará a encargarse del filial mientras que Rafa Márquez, que también dio su apoyo a la candidatura del presidente, pasará a dirigir el juvenil A. Barjuán, que ha entrenado al Juvenil B azulgrana, al Recreativo de Huelva, al Mallorca y al Almería, estaba sin equipo desde que dejó al Hangzhou Greentown chino hace un par de años. Por su parte, el excentral mexicano, que ha dirigido al Cadete A del Real Alcalá, será el encargado de llevar las riendas del Juvenil A, que esta semana se ha proclamado campeón de Liga a las órdenes de un Sergi Milà que pasará al cadete A.

"El club expresa públicamente su agradecimiento a García Pimienta por la profesionalidad, el compromiso, la dedicación y el trato siempre positivo y cercano que ha mostrado siempre hacia todos los estamentos que conforman la familia azulgrana, y le desea suerte y éxitos en el futuro", sentencia el comunicado oficial del Barça. En cinco líneas certifica el adiós de García Pimenta, tras 19 años entrenando a las categorías inferiores, pasando del cadete A hasta el Barça B.

Con el juvenil A ganó la Youth League. En 2018 tomó las riendas del Barça B en sustitución de Gerard y hace un mes disputó el play-off de ascenso a Segunda A, donde perdió en la tanda de penaltis ante el UCAM Murcia. "Pase lo que pase en el play-off, la temporada es un éxito. Estamos en el 'play-off' y hemos consolidado a bastantes jóvenes en el primer equipo", decía en una entrevista en los medios del club antes de su último partido en el club. Por sus manos han pasado Mingueza, Araujo, Ilaix, Riqui Puig, Konrad de la Fuente, entre otros. Su nombre había sonado en el último en diversas ocasiones como opción de la casa para coger el banquillo del Camp Nou. Hace tres semanas le confirmaron que seguiría un año más en el filial, después de que se renovara automáticamente su contrato.

No es el único movimiento en el futbol formativo, donde tampoco seguirán Álex García, jefe de ojeadores, Aureli Altimira, responsable de Fútbol 11, y Mario Ruiz, responsable de prensa del filial. Jordi Roura, secretario técnico del Barça B y que dirigió al primer equipo durante la enfermedad de Tito Vilanova, también podría verse afectado por la revolución de Joan Laporta en la cantera azulgrana. Amor, que entró en el Barça con 13 y jugó 18 años como azulgrana, regresó al Barça tras su retirada de la mano precisamente de Laporta, que le eligió como responsable del fútbol base azulgrana. Siguió en el club con Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu (con un paréntesis de un par de años como entrenador en el Adelaide United de Australia) y desde octubre de 2017 ejercía de responsable de relaciones institucionales del club.

Noticias relacionadas

Réplica del terremoto del Palau

Llega así a la ciudad deportiva Joan Gamper el terremoto que ha habido en el Palau. La criba de cargos se inició con director general de los deportes profesionales, Albert Soler, y siguió en el baloncesto (donde Nacho Rodríguez fue uno de los primeros en saltar, para dejar su puesto como mánager a Juan Carlos Navarro), el balonmano (con los despidos de Xavi Pascual tras 12 años como técnico y David Barrufet después de 37 en el club), el fútbol sala (donde Andreu Plaza no seguirá como entrenador) y en el hockey sobre patines (con el adiós del mánager Toni Miró).