PRIMEROS DESPIDOS DE EJECUTIVOS

Laporta inicia el cambio

  • El nuevo presidente firma el despido de Albert Soler, que era el director de secciones profesionales

  • También prescinde de Román Gómez Ponti, el máximo responsable del área jurídica, involucrado en el 'Barçagate'

  • Alexanko volverá como jefe del fútbol base en lugar de Kluivert, cuyo contrato expira el 30 de junio

  • En los despachos cohabitan aún el antiguo núcleo de poder de Bartomeu con el de la nueva directiva

Laporta se emociona al recordar a su padre en el discurso de investidura en el Camp Nou.

Laporta se emociona al recordar a su padre en el discurso de investidura en el Camp Nou. / Jordi Cotrina

Se lee en minutos

Tras el discurso, improvisado, sin papel alguno, que duró casi 35 minutos, donde desgranó las líneas maestras de su segunda época en el Barça, Joan Laporta escogió el silencio para iniciar su andadura. Dejó gestos repletos de simbolismo (su debut, por ejemplo, fue acompañar a Jordi Alba en la inauguración de una Cruyff Court en L’Hospitalet) como punto de partida.

Adopta, de momento, el presidente azulgrana el mismo perfil bajo que empleó, y con mucho éxito, en las elecciones del pasado 7 de marzo donde arrasó obteniendo 30.184 votos, con un porcentaje del 54,28%, mientras que entre Víctor Font (16.679) y Toni Freixa (4.769) reunieron 21.448 apoyos.

En sus primeros días en el club, el dirigente ha empleado el mismo perfil bajo que usó con éxito en la campaña electoral

De momento, Laporta ha iniciado el cambio de forma sigilosa, despidiendo primero por los fontaneros de Bartomeu. El segundo nivel de ejecutivos, mientras aguarda a que Ferran Reverter, el nuevo CEO del club que ya trabaja internamente en el Barça, pueda asumir, ya de forma oficial, ese cargo tan importante como estratégico en el plan del dirigente.

Josep Maria Bartomeu y Albert Soler.

/ FCBARCELONA

Los primeros ejecutivos en salir de las oficinas han sido Albert Soler, director de las secciones profesionales, que aterrizó en el 2014, entonces como director de relaciones institucionales, y Román Gómez Ponti, que llegó en el 2010, coincidiendo con el inicio del mandato de Sandro Rosell, que era el máximo responsable del área jurídica. Involucrado, además, como estaba en el escándalo del Barçagate.Amplia remodelació

 Son dos ejecutivos de primer nivel, que marcan el tono de la amplia remodelación que pretende hacer Laporta. Òscar Grau, el CEO escogido por Bartomeu desde septiembre del 2016, asumirá provisionalmente las funciones de Soler, mientras la abogada Cristina Belloque, será interinamente la nueva responsable jurídica, a la espera de la decisión que tome la nueva junta.

Òscar Grau y Cristina Belloque asumirán, de forma temporal, las funciones de Soler y Gómez Ponti

De momento, en los despachos del Camp Nou cohabitan, y de manera forzada, las dos estructuras:el antiguo núcleo de poder de Bartomeu y el nuevo pergeñado por Laporta. Ambas corrientes coincidieron, por ejemplo, en el viaje a Anoeta cuando se estrenó Laporta en el 1-6 a la Real Sociedad, acometiendo el traspaso de las 14 carpetas, que legó Carles Tusquets, el presidente de la Comisión Gestora, a Laporta.

Kluivert, en su presentación como director del fútbol base del Barça en julio del 2019.

/ FCBARCELONA

De Kluivert a Alexanko

Ferran Reverter ya lleva días remodelando internamente las diversas áreas, a la espera, además, de los resultados de las auditorías ordenada por la junta para tener la foto real del club. En idéntica situación se halla Mateo Alemany, exmáximo ejecutivo del Valencia, que será el director de fútbol. Tendrá el control de la parcela deportiva, por lo que acude a diario a Sant Joan Despí para despachar, al tiempo que ultima el organigrama.

Pendiente aún, eso sí, de que Jordi Cruyff, destinado a ser el próximo secretario técnico, se pueda desvincular del contrato que le une como entrenador al Shenzhen chino para retornar al Barça. Una de las primeras medidas será la vuelta de José Ramón Alexanko para supervisar el fútbol base, tarea que desempeñó ya en el primer mandato de Laporta (2005-10).

El futuro de Messi y de Koeman, que tiene un año más de contrato, determinará realmente los planes de la junta

Noticias relacionadas

Eso implica, según anunció ayer el diario Sport, la salida de Patrick Kluivert, que agota este 30 de junio el contrato de dos años que firmó con la junta de Bartomeu. También planea el nuevo presidente el regreso de Albert Benaiges, uno de los técnicos más prestigiosos en la formación de jóvenes jugadores.

El movimiento es constante en los despachos, pero Laporta calla. Manda y calla. Hace ya casi dos semanas de su emotivo discurso donde realizó un guiño a Messi para que continuara en el Camp Nou, además de trasladar un mensaje de confianza a Koeman, aunque al técnico le queda un año más de contrato. Esas son las carpetas que determinarán el futuro inmediato del club. Desde entonces, actos del presidente evocando la figura de Cruyff, su inspirador, al tiempo que exige títulos y firma los primeros despidos. Arranca el cambio.