"EL PRIMER TROFEO DE UNA NUEVA ERA"

Koeman desayuna con la plantilla para cerrar el curso

Koeman se dirige a sus jugadores en el comedor de la ciudad deportiva de Sant Joan Despí.

Koeman se dirige a sus jugadores en el comedor de la ciudad deportiva de Sant Joan Despí. / FCBARCELONA

2
Se lee en minutos
Marcos López
Marcos López

Periodista

ver +

Estaban todos. Todos, menos Pedri, el único a quien Koeman ha dado vacaciones anticipadas esta semana, al igual que a Messi. Pero el capitán azulgrana sí que acudió a la última cita en la ciudad deportiva de Sant Joan Despí, una vez cerrado el curso 20-21 con la estéril victoria en Eibar, dejando una Copa del Rey en el Museo del Camp Nou y la decepción de no pelear por la Liga hasta el último suspiro al encadenar tres semanas trágicas.

Pero Koeman, a través de un mensaje en sus redes sociales, recordó que el Barça cierra "una temporada con el primer trofeo de una nueva era". Una nueva era en la que el técnico quiere seguir estando.

Es, tal vez, la última imagen de todos juntos porque Joan Laporta, el presidente azulgrana, prepara una reestructuración total de la plantilla empezando por el propio Koeman, aunque este se aferra al año de contrato que le queda. "No pienso que haya sido mi último partido cone l Barça", dijo el técnico en Ipurua. Este domingo ofrecía un discurso a la plantilla tras denunciar que "no tenía el nivel" que él esperaba para competir con autoridad en todas las competiciones.

Discurso de agradecimiento

Nadie sabe lo que pasará. Ni Koeman. Ni tampoco sus propios jugadores, aunque todos, excepto Messi, cuyo contrato acaba el 30 de junio, tienen una relación que va más allá del 2021, lo que condiciona los planes de reestructuración. En su discurso, el técnico ha querido agradecer a sus jugadores el trabajo realizado y desearles suerte tanto en la Eurocopa como en la Copa América sin olvidar el Europeo sub-21 y los Juegos Olímpicos.

Quiere el técnico neerlandés cumplir esa segunda temporada, pero todo depende de la decisión que adopte Laporta. Una decisión que, de momento, no le ha trasladado ni siquiera al propio Koeman.

Los jugadores también saben que están en el punto de mira después de haberse desplomado "incomprensiblemente", como denunció Laporta, en el tramo final de la Liga, por lo que el club prepara una profunda regeneración del vestuario.

Pendiente de la renovación de Messi

Noticias relacionadas

Hay pocos jugadores que queden al margen de la misma. Messi, por supuesto, que sí. Aunque el astro argentino todavía no ha sellado su renovación con el club azulgrana. Pero esa imagen, que se ha vivido esta mañana en el comedor de la ciudad deportiva de Sant Joan Despí, es la última que se producirá con esos jugadores ya que la directiva quiere meter mano en todas las áreas de la plantilla.

A partir de este lunes, ya con un grupo de jugadores de vacaciones y otros focalizados en la Eurocopa y próxima Copa América, es el turno de Laporta para ejecutar todas esas decisiones que ha ido diseñando en privado.