UN PROYECTO QUE DURÓ 48 HORAS

¿Por qué se desplomó la Superliga y fue derrotado Florentino?

La portada de la web de la Superliga con el escudo del Madrid.

La portada de la web de la Superliga con el escudo del Madrid.

13
Se lee en minutos
Marcos López
Marcos López

Periodista

ver +

De madrugada nació la ambiciosa Superliga europea, impulsada por Florentino Pérez, y de madrugada también se esfumó el desafiante proyecto que iba a cambiar las estructuras del fútbol. En apenas 48 horas se desmoronó una obra que se había venido construyendo en silencio durante casi cuatro años, aunque el origen de esta idea data desde hace décadas. Y la UEFA sale triunfadora.

Dos caóticos días que han provocado la caída de la Superliga, tras la retirada de los seis clubs ingleses (United, City, Chelsea, Liverpool, Tottenham y Arsenal), que componían el 50% del grupo fundador, por lo que el proyecto como se entendía ya no tiene sentido.

Han abandonado por una triple presión. Primero la presión de los aficionados, luego la política, con el primer ministro Boris Johnson al frente, y finalmente de la propia Premier, que les amenazó con excluirlos de la competición doméstica si seguían vinculados a la Superliga.

¿Por qué abandonan los seis ingleses?

Porque no han podido resistir la presión popular, simbolizada en los aficionados del Chelsea, que aguardaron a su equipo a las puertas de Stamford Bridge gritando su rechazo a la Superliga antes del duelo con el Brighton (0-0). Porque han visto que podían, además, quedar fuera de la Premier, una competición que en Inglaterra resulta mucho más importante que la propia Champions League.

Primero fue el City y después, como si fueran piezas de dominó, iban cayendo, uno a uno los cinco clubs restantes. "Hemos escuchado atentamente la reacción de nuestros hinchas, el gobierno local y todos los que mostraron interés en este asunto", ha tuiteado el Manchester United. "Seguimos comprometidos a trabajar en conjunto dentro de la comunidad del fútbol para encontrar soluciones sostenibles a los desafíos a largo plazo que enfrenta este deporte".

City, United, Chelsea, Liverpool, con la plantilla amotinada tras un mensaje que divulgaron de manera conjunta en contra de la Superliga, Arsenal y Tottenham han ido abandonando la idea de Florentino, incapaces de resistir la enorme presión que han recibido. "Como resultado de escucharlo a usted y a la comunidad de fútbol en general durante los últimos días, nos retiramos de la Superliga propuesta", ha indicado, por ejemplo, el Arsenal. "Cometimos un error y nos disculpamos por ello", escribe el club londinense en una carta abierta a sus aficionados.

Y hasta el propietario del Liverpool ha pedido disculpas a sus aficionados en video incluyendo a los jugadores y Jürgen Klopp, el técnico. Además, el motor que activó todo fueron las declaraciones de entrenadores y jugadores de la Premier, todos contrario a la creación de la Superliga.

¿Qué papel ha jugado la política?

Ha tenido un rol fundamental. Tanto en Inglaterra como en el resto de Europa. Desde el primer momento, Boris Johnson, el primer ministro británico, se ha mostrado beligerante contra el proyecto de Florentino Pérez. No solo él. También Keir Starmer, el líder laborista. Arropados, además por Ed Davey, líder del partido liberal demócrata.

La influencia de Johnson ha sido determinante, que se ha colocado al lado de los aficionados desde el primer momento en que se conoció el proyecto. "Este es el resultado correcto para los aficionados al fútbol, club y toda la comunidad del país. Debemos continuar protegiendo nuestro preciado juego nacional", ha tuiteado orgulloso el primer ministro porque se ha salido con la suya.

Y hasta la monarquía británica intervino a través de un inusual y contundente mensaje a través de la cuenta oficial de Twitter del Principe Guillermo. "Ahora, más que nunca, debemos proteger a toda la comunidad del fútbol, desde el nivel más alto hasta el fútbol base, y los valores de competencia y equidad en su esencia", escribió explicando que compartía "las preocupaciones de los fans sobre la propuesta de la Superliga y el daño que corre el riesgo de causar al juego que amamos".

Emmanuel Macron, el presidente de la República francesa, fue el primer político en rechazar la Superliga porque lo consideraba "una amenaza al principio de solidaridad y el mérito deportivo", además de ponerse al lado de las grandes Ligas para "proteger la integridad de las competiciones federativas nacionales y europeas". Y en el Parlamento Europeo se escucharon también voces contrarias.

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez.

/ FRANCK FIFE / AFP

¿Por qué se ha quedado solo Florentino?

Suya fue la idea, suya fue su puesta en escena, de madrugada, sin plan alguno de comunicación, y suya es también la derrota. Furtivamente apareció, furtivamente desapareció. Una entrevista en 'El Chiringuito', sobre las 12 de la noche, fue la presentación mundial de un proyecto que iba a cambiar el fútbol.

Florentino Pérez, presidente del Madrid y de la Superliga, desafió la jerarquía del fútbol mundial. Pero ha terminado siendo derrotado. Su idea apenas ha durado 48 caóticas horas, abandonado por los clubs ingleses, que no han salido en ningún momento a defenderle, amenazados como estaban por la Premier, aficionados y políticos del país.

La idea nació de madrugada y murió de madrugada. Sin un plan de comunicación ni nada solvente a su alrededor

Creía Florentino que tenía la fuerza de los grandes clubs europeos para desafiar con éxito a la UEFA, pero su proyecto nacía herido porque ni Bayern Múnich, actual campeón de Europa aún, ni Paris SG, el subcampeón, se unían a los 12 equipos fundadores. En esa lucha diplomática y estratégica, el presidente de la Superliga no midió bien la fuerza del fútbol inglés, que era un actor fundamental.

Tampoco valoró el poder de la UEFA, arropada por el fútbol alemán y francés, que se habían convertidos en los disidentes del plan trazado por Florentino. Quería él más dinero para "salvar el fútbol", mientras Rummenigge, el vicepresidente del Bayern, defendía la otra vía: "ajustar los costes para tener un fútbol más racional".

Creía Florentino que tenía Europa controlada como hace con el Madrid. Pero se equivocó

La primera grieta ya estaba abierta con Alemania y Francia, al margen del proyecto. "No me preocupa que alguien abandone la Superliga", decía el dirigente blanco en una entrevista con el diario francés L' Equipe, el mismo que impulsó la creación de la primera Copa de Europa a mitad del siglo XX.

Creía Florentino que su poder, intocable en el Bernabéu desde hace años, sería el mismo en Europa. Negoció con los propietarios americanos de United, Liverpool y Pero la presión inglesa le ha hecho claudicar de un proyecto que llevaba su firma. La firma del fracaso.

Ceferin, en un acto de la UEFA.

/ Afp

¿Por qué ha triunfado Ceferin?

Se ha salido con la suya el presidente de la UEFA, que enarboló con energía la bandera del fútbol europeo, teniendo la ayuda de colosos como Bayern Múnich y Paris SG para aguantar la embestida inicial. Después, el poder de la Premier le ha venido de maravilla a Ceferin, capaz de sobrevivir incluso a la traición del "mentiroso", como él mismo lo definió, Andrea Agnelli, el presidente de la Juventus.

Ha tenido, además, Ceferin el apoyo de las grandes Ligas (Inglaterra, España, Italia, Alemania y Francia) para fortalecer su proyecto. Y los hechos han terminado dando la razón a Javier Tebas, el presidente de la Liga. "Florentino es un desastre de presidente", ha recordado el dirigente, antes incluso de que se desmantelara la Superliga, un proyecto que siempre había considerado nacido en "la clandestinidad".

"Al fin van a salir del "bar de las cinco de la mañana", de la "clandestinidad", los "gurus" de la superliga de "powerpint", embriagados de egoismo e insolidaridad", había tuiteado Tebas al conocer en la madrugada del domingo la aparición de la Superliga.

Resistió a lo que el dirigente de la UEFA calificó de "serpientes", que intentaban adueñarse del negocio del fútbol. Pero han topado con un muro que no imaginaban. "Ya he dicho que es admirable admitir un error y esos clubs han hecho un gran error", ha comentado Ceferin. "Pero lo más importante es que ellos se han movido en la dirección correcta, reconstruyendo la unidad del fútbol para caminar juntos".

Se convierte Ceferin en el gran triunfador de estas convulsas 48 horas. Ahora, la UEFA medita adelantar la reforma de la Champions, que estaba prevista ponerla en marcha a partir del 2024. Aunque el dialógo con Agnelli ha quedado roto para siempre, teniendo a partir de esta escisión como nuevos interlocutores a Rummenigge (Bayern Múnich) y Al-Khelaïfi (Paris SG). Los otros triunfadores de este pulso

Joan Laporta, sobre el césped de La Cartuja, tras el triunfo del Barça sobre el Athletic en la final de Copa.

/ Valentí Enrich

¿Por qué aún guarda silencio el Barça?

Mantiene silencio Joan Laporta. Fue el último club en firmar la propuesta de Florentino. Y no ha dicho nada públicamente. Emitió un comunicado en las redes sociales, adhiriéndose a esa idea del presidente del Madrid. Fue el penúltimo club en hacerlo oficial. Después, llegó la confirmación del Atlético.

Tras recibir la herencia de Bartomeu, el dirigente mantiene una postura prudente al comprobar la ruina económica del club

Laporta recibió la herencia de Bartomeu, el primer dirigente que anunció el proyecto, justo el mismo día, a finales de octubre, que anunciaba su dimisión. El nuevo presidente se reservó, al igual que había hecho Bartomeu, la posibilidad de que la entrada en la Superliga fuera refrendada por la asamblea de compromisarios.

De momento, el Barça no ha dado ninguna opinión, más allá del comunicado difundido por sus redes sociales, dejando que sea Florentino quien se exponga en la defensa de una idea que ha tenido una vida fugaz. Se ha quemado el dirigente blanco, mientras Laporta aguarda el desenlace de un caso que será vital en su hoja de ruta económica.

Aguarda Laporta el resultado de las cuatro auditorías que ha encargado para tener la fotografía real del club. Aunque ya sabía que estaba en una delicada posición, sin dinero, de ahí la firma con el proyecto de la Superliga, para regenerar la plantilla y asumir la posible renovación de Messi en unos parámetros inferiores a los que percibe actualmente el astro.

Diego Simeone da órdenes durante el partido contra el Chelsea.

/ EFE / EPA / NEIL HALL

¿Por qué se ha borrado el Atlético?

El club rojiblanco es el primer español que abandona la Superliga. Lo ha hecho público después de una reunión del Consejo de Administración celebrada en la mañana de este miércoles, tras conocerse el adiós de los seis clubs ingleses.

Firmó el lunes el Atlético y renuncia el miércoles porque, como explica en su comunicado, porque "a día de hoy no se dan las circunstancias" que le llevaron a rubricar el pacto con la Superliga.

"La plantilla del primer equipo y su entrenador han mostrado su satisfacción por la decisión del club, al entender que los méritos deportivos deben primar por encima de cualquier otro criterio", ha argumentado el Atlético de Madrid.

¿Por qué Inter,Juventus y Milan también se van?

Primero, los seis ingleses. Ahora, el Inter, el primer club fuera de las islas que también abandona la Supercopa. De esta manera, ocho de los12 clubs fundadores han desaparecido del plan tramado por Florentino Pérez.

"El FC Internazionale Milano confirma que el club ya no forma parte del proyecto de la Superliga. Siempre estamos comprometidos a brindarles a los aficionados la mejor experiencia futbolística; la innovación y la inclusión han sido parte de nuestro ADN desde nuestra fundación. Nuestro compromiso con todas las partes interesadas para mejorar la industria del fútbol nunca cambiará", ha indicado el club interista.

El Milan también ha decidido abandonar ese formato. Después de haber aceptado esa invitación para "crear la mejor competición posible europea" ha decidido cambiar de idea. "El cambio no es fácil, pero la evolución es necesaria para progresar y también en la estructura de nuestro fútbol que se ha modificado en los últimos años".

Por eso, el club rossonero ha claudicado, escuchando las voces de los tifosi en todo el mundo, por lo que ha sido "sensible y atento a la opinión de quien ama este maravilloso deporte".

Y el último en caer de la Superliga ha sido, precisamente, la Juventus, el club que más había promovido el torneo junto al Madrid. Lo ha hecho, como el resto de los nueve clubs anteriores, emitiendo un comunicado en sus redes sociales.

"En este contexto, mientras que la Juventus sigue convencida sobre la solidez del proyecto deportivo, comercial y legal, cree que hay pocas posibilidades de que el proyecto se complete en la forma concebida originalmente", ha admitido el club juventino, indicando que "mantiene su compromiso de buscar la creación de valor a largo plazo para la compañía y para toda la industria del fútbol".

¿Qué 2 equipos todavía quedan en la Superliga?

Noticias relacionadas

El proyecto continúa. De momento, siguen Madrid y Barça. Pero tiene que ser replanteado, según ha admitido la propia Superliga en un comunicado emitido también de madrugada, sacudida por la embestida que ha recibido de los seis clubs ingleses.

"La Superliga está convencida de que el statu quo actual del fútbol europeo debe cambiar", ha insistido el nuevo organismo europeo, recordando que "el sistema existente" de la actual Champions "no funciona". En ese sentido, ha admitido que la salida de los clubs ingleses se han debido "a la presión que se ejerce sobre ellos".