CRISIS EN EL FÚTBOL EUROPEO

La Superliga agoniza: los seis clubs ingleses se retiran de la competición

  • El Manchester City abrió la lista de renuncias y luego se añadieron Chelsea, Liverpool, Tottenham, Arsenal y United

  • La presión de los fans debilita el proyecto liderado por Florentino Pérez, que nace herido de muerte

  • En un comunicado de madrugada, los seis clubs restantes (los tres españoles y los tres italianos) aseguran que el proyecto continúa, pero Atlético, Inter y Milán se borran del campeonato

  • Cientos de hinchas 'blues' se manifestaron en los aledaños de Stamford Bridge y bloquearon el paso del autobús del equipo antes de su partido contra el Brighton

La Superliga anuncia su continuidad sin los clubs ingleses. En la foto, aficionados del Chelsea se manifiestan contra la Superliga. / AFP / VÍDEO: EFE

Se lee en minutos

La revolución de la Superliga europea ya tiene gravísimas grietas. Dos días después de su anuncio se ha quedado reducida a la mitad. La tremenda presión de los hinchas inglesas ha desmontado el proyecto liderado por Florentino Pérez, que nace herido de muerte. El Manchester City abrió el listado de salidas este martes y el resto de clubs ingleses siguieron el mismo camino en la medianoche. Chelsea, Liverpool, Arsenal, United y Tottenham también se retiran.

Solo quedan 6 de los 12 fundadores, los tres españoles y los tres italianos (Real Madrid, Barça, Atlético, Juventus, Inter y Milan). Estos emitieron un comunicado tras una reunión telemática pasada la madrugada que evidenciaba la agonía del proyecto. "La Superliga europea está convencida de que el statu quo actual del fútbol europeo debe cambiar. Estamos proponiendo una nueva competición europea porque el sistema existente no funciona", señalaron en un texto en que se aseguraban la continuidad del proyecto.

No obstante, unas pocas horas después, el Atlético de Madrid ha desmentido esta unidad al anunciar a través de un comunicado que ha iniciado los trámites para borrarse del proyecto. "Para el club es esencial la concordia entre todos los colectivos que integran la familia rojiblanca, especialmente nuestros aficionados", señala el texto. Después han hecho lo mismo Inter y AC Milan. La Juventus admite que las opciones de llevar a cabo el proyecto son "reducidas".

Era evidente que un cambio tan profundo en las estructuras del fútbol europeo no dejaría impasible a todos los estamentos, especialmente en un país como Inglaterra, siempre respetuoso con los valores y la tradición que rodea al deporte que ellos mismos inventaron. Esa pasión con la que viven habitualmente los partidos la trasladaron a sus protestas con cientos de hinchas gritando contra la Superliga.

'Fuck Pérez'

El Chelsea y el City, ambos semifinalistas de la Champions, comandaron esas primeras piedras en la ruta de una Superliga que soliviantó a sus hinchas. El duelo entre los 'blues' y el Brighton de este martes en la Premier incluso se tuvo que retrasar por las protestas brutales de la afición. «Fuck Pérez» fue uno de los cánticos en alusión al presidente del Madrid, señalado como el gran instigador de todo el negocio.

«Creado por los pobres, robado por los ricos» y «RIP_Football 1863-2021» fueron otros de los mensajes de los manifestantes del Chelsea, que bloquearon el paso del autobús del equipo hasta el punto de que el meta Petr Cech tuvo que salir a calmarlos. 

Al Khelaifi y Rummenigge

Ese rechazo unió a las aficiones de los diferentes clubs. Horas antes, Florentino había concedido una entrevista al diario 'L’Equipe' en la que manifestaba que no le preocupaba que hubiese alguna salida en su proyecto. Insistía en que iban a generar mucho más dinero y apuntaba que invitarían al PSG y al Bayern en el momento adecuado. Seguramente no esperaba seis fugas.

Los dos últimas finalistas de la Champions expresaron de nuevo sus dudas sobre la competición y el apoyo a la UEFA, como proclamó Nasser Al Khelaifi, el dueño del club francés. Rummenigge también insistió en el «no» del campeón de Europa y en su deseo de seguir disputando la Champions. El dirigente germano sustituye a Andrea Agnelli, patrón de la Juventus, en la junta directiva de la UEFA.

"Un embrión que no respira"

Tampoco escatimó críticas Pep Guardiola, el técnico de uno de los fundadores que ya está fuera. «No es deporte cuando no hay relación entre esfuerzo y éxito. No es deporte si no importa si pierdes. He dicho muchas veces que quiero la mejor competición posible. No es justo si los equipos luchan en lo más alto y no pueden clasificarse», dijo el preparador catalán. 

"El City ha demostrado gran inteligencia al escuchar tantas voces, sobre todo de sus aficionados. Bienvenido de nuevo a la familia del fútbol europeo"

Aleksander Ceferin / Presidente de la UEFA

«La Superliga es un embrión que aún no respira. Solo es un comunicado», agregó Pep, que se unió a la ola de oposición generalizada en Inglaterra. Horas después su club confirmó en un comunicado oficial que ya había iniciado los procedimientos para retirarse del grupo de la Superliga. Fue el primero.

Reunión de urgencia

El primer ministro Boris Johnson aplaudió ese adiós, a la espera de que todos los ingleses siguieran la misma línea. «La decisión es absolutamente correcta. Les felicito. Espero que los otros clubs sigan su ejemplo», afirmó el dirigente. Ceferin, mientras, se mostró satisfecho. «Estoy contento de recibir de nuevo al City en la familia del fútbol europeo. Ha demostrado una gran inteligencia al escuchar todas las voces, sobre todo de sus aficionados», dijo el presidente de la UEFA.

El rechazo llegó al vestuario de clubs implicados, como el del Liverpool. «No nos gusta y no queremos que suceda», resumió Jordan Henderson en un comunicado de los 'reds'. La mayoritaria oposición de clubs, gobiernos, aficiones, jugadores, entrenadores e instancias deportivas llevó, incluso, a los 12 fundadores a programar una reunión telemática de urgencia. Al finalizar, se concretó la marcha de los seis clubs ingleses, como deseaba su primer ministro. La secesión liderada por Florentino agoniza.

Noticias relacionadas