67 GOLES EN LA LIGA; 18 JUGADORES DISTINTOS

En el Barça marca hasta el apuntador

  • Dest se incorpora en Anoeta a la nómina de los 18 goleadores distintos que han colaborado en la producción ofensiva

  • El reparto de tantos se ha socializado entre todos, liberando a Messi, que sigue siendo el máximo realizador del equipo y de la Liga

  • El once azulgrana es el máximo anotador (67 goles), por delante del Atlético (51) y el Real Madrid (49)

Los jugadores del Barça celebran uno de los seis goles a la Real Sociedad en Anoeta.

Los jugadores del Barça celebran uno de los seis goles a la Real Sociedad en Anoeta. / Afp

Se lee en minutos

Vuela el Barça de Messi, y de Koeman, en la Liga, socializando el gol, añadiendo registros nuevos en un equipo capaz de abatir al Huesca desde fuera del área o de aniquilar a la Real Sociedad desde dentro. O de mantener la capacidad goleadora, vigilado Messi, el Pichichi, con sus laterales colándose hasta el área de meta. Vuela el equipo para darle calma a un club que acaba de estrenar presidente para terminar con el desgobierno.

El renacer del Barça, que marca goles de todas formas y a través de todos los nombres -18 realizadores distintos- viene de maravilla a Joan Laporta para tejer las primeras medidas de regeneración de un club que ha perdido el dinero (no queda ni un euro en la caja), la autoestima (Europa le resulta esquiva desde hace casi seis años) y hasta la dignidad deportiva. Ahora aspira a atrapar al Atlético en la Liga (ha pasado de 13 puntos a solo 4 la diferencia) y a conquistar la Copa el próximo 17 de abril.

En medio de las ruinas de Lisboa llegó Koeman para convertirse en el único sostén de un Barça que tenía todos los pilares derruidos. Incluso Messi. Pero con el tiempo, ha emergido un equipo alegre y divertido de ver, como demuestra el esplendoroso 1-6 de Anoeta, donde el gol (Griezmann, dos de Dest y Messi y otro de Dembélé) se ha socializado a lo grande. 

goleadores distintos han firmado los 67 tantos del Barça en la Liga. Messi, cómo no, es el máximo artillero, también del campeonato, con 23 goles. Han ayudado Griezmann (8), Dembélé y Ansu Fati (4), Trincâo, Jordi Alba y De Jong (3), Pedri, Coutinho, Braithwaite y Dest (2), más Lenglet, Sergi Roberto, Araujo, Riqui Puig, Mingueza, Junior y Moriba (1). Cuatro rivales se marcaron en propia puerta.

Griezmann celebra un gol en el Camp Nou.

/ Jordi Cotrina

Piqué, Umtiti, Busquets y Pjanic son los únicos que no han marcado. Piqué anotó en la Champions y la Copa.

Tras la marcha de Suárez

Manda Messi, como es natural. Pero detrás suyo, a pesar de la lesión de Ansu Fati (en noviembre), se han unido los demás. Excepto Piqué (sus dos goles llegaron en la Champions y la Copa), Umtiti, Busquets y Pjanic. Sin acusar la marcha de Luis Suárez, el nueve que sostiene al Atlético en la Liga, que dejó un cisma sentimental en el vestuario, al despojar a Messi de su mejor amigo, y un serio problema deportivo porque no se fichó a ningún delantero. No solo eso. Regaló a Suárez al Atlético y el ‘nueve’ se lo quedó Braithwaite, fichado del Leganés, equipo que vive en Segunda División.

Con paciencia, Koeman ha ido elaborando un Barça atrevido y valiente. Le costó encontrar el dibujo adecuado. No tuvo problema en renegar de su mapa inicial. El 4-2-3-1 no funcionaba y el equipo chirriaba. Probó, de manera circunstancial (Valladolid y Eibar), con el 3-5-2, antes de arrancar el 2021 con el 4-3-3, un agradecido retorno a la clásica cultura culé. Pero el técnico no se quedó quieto, obsesionado en hallar la respuesta de un equipo que necesitaba no vivir solo de Messi.

jugadores han colaborado en los 49 goles del Real Madrid en la Liga, con Benzema a la cabeza (17), seguido por Casemiro, que no es delantero (5); Valverde, Vinicius, Modric y Asensio (3); Sergio Ramos, Varane, Kroos, Lucas Vázquez y Hazard (2), y Mendy y Mariano (1). Los tres tantos restantes fueron errores involuntarios de los rivales en propia puerta.

El madridista Benzema (i) celebra uno de sus goles ante el Celta.

/ MIGUEL RIOPA / AFP

La fórmula corregida

Volvió Koeman a la fórmula de los tres centrales, corregida, dando vuelo a los laterales (Dest y Alba se disfrazaron de volantes y extremos), protegió a Busquets para demostrar que le queda mucho fútbol y arropó a Messi con las piernas de Dembélé, cuya profundidad genera espacios a Leo, y la clarividencia juvenil de Pedri. 

Fluyó el juego, se corrigieron las disfunciones defensivas y el gol se transformó en un asunto colectivo. Marcan todos. Hasta el apuntador. Con registros poco explorados. Igual derriba al Huesca desde fuera del área, como destroza a la Real Sociedad con ataques llenos de paciencia, orden, precisión y, sobre todo, velocidad del balón en el área pequeña de Remiro. El once vasco sufrió la avalancha de una máquina de marcar de 18 jugadores, algo que no alcanzan ni el Madrid (13 futbolistas distintos) ni el Atlético (11).

goleadores diferentes ha tenido el Atlético, a partir de Luis Suárez, fichado el pasado verano para ser el 'nueve' rojiblanco. El delantero uruguayo ha respondido a las expectativas y disputará con su amigo Messi la lucha por el Pichichi. Suma 19 tantos, por 23 del capitán del Barça. Marcos LLorente le sigue con 9 y luego aparecen Joao Félix (7), Correa (4), Saúl, Carrasco y Diego Costa (2) y Lemar, Koke, Hermoso y Torreira (1). Dos de los 51 tanto fueron en propia puerta.

El atlético Luis Suárez celebra el gol del 1-0 ante el Alavés.

/ EFE/Emilio Naranjo

Noticias relacionadas

Solo el Bayern (3 goles por partido) y el Inter (2,40) superan al Barça (2,39) en promedio realizador

Ha firmado 67 tantos, 18 más que el equipo de Zidane (49) y 16 más que los hombres del Cholo (51). Cuatro de esos tantos del Barça han sido en propia puerta. El promedio en la Liga (2.39 por partido) es prácticamente idéntico al del Inter en la Serie A (2.40), solo superados ambos por el intratable Bayern de Flick, que garantiza tres por encuentro. Por debajo de los azulgranas quedan, por ejemplo, el PSG de Mbappé y Neymar (2.23 goles por partido) y el City de Guardiola que se pasea por la Premier (2,13).