PSG-BARÇA

Pochettino, sin Neymar: "Es importante ser optimista y vender optimismo"

  • El entrenador del PSG ve comprensible el mensaje del Barça sobre sus posibilidades de remontar

  • Alerta de la importancia de los primeros minutos y asume la esperada baja de Neymar

  • El extécnico perico felicita a Laporta con quien tiene, dice, "muy buena relación"

  • El fantasma del 6-1: "Nuestra experiencia es a partir de que llegamos, no tengo ningún condicionamiento ni emoción pasada"

Pochettino felicita a Mbappé por un gol del delantero en el partido del PSG frente al Nimes

Pochettino felicita a Mbappé por un gol del delantero en el partido del PSG frente al Nimes / Franck Fifé / Afp

Se lee en minutos

Como si el Barça siguiera una estrategia de manual, Mauricio Pochettino comparte las tesis y el enfoque con que Ronald Koeman y sus jugadores afrontan el partido de vuelta de los octavos con una desventaja de 1-4. "Lo más importante, en el fútbol, es creer, ser optimista y vender optimismo", decía el entrenador argentino en al rueda de prensa oficial del Paris Saint Germain minutos después de que concluyeran las intervenciones azulgranas en Sant Joan Despí. Es también, mostrarse optimista y esperanzado, lo que hizo Joan Laporta, el presidente electo del Barça este domingo, y a quien Pochettino felicitó. "Es una persona que conozco muy bien y con la que tengo muy buena relación".

Más prudencia que en la ida

Su misión, la misión de Pochettino, en cambio, es reprimir el optimismo, evitar, al menos, que se convierta en euforia o en un exceso de confianza. Pese a la sustancial ventaja, el técnico debe trasmitir moderación y prudencia. Pese a que el PSG pasó por encima del Barça en la ida, Pochettino estima que sus jugadores deberán estar "más concentrados, si cabe, que en Barcelona" para evitar, por ejemplo, que un prematuro tanto azulgrana azote la inseguridad de su equipo.

El técnico concentra a la plantilla antes del partido para que conserve la tensión

Noticias relacionadas

El plan de partido que propondrá será el de atacar y ganar el segundo pulso también. "Es lo que estamos hablando y preparando", dijo, como si su labor fuera mancomunada con sus futbolistas. En ese plan no está incluido Neymar, que se habrá perdido los dos duelos de octavos ante su exequipo.

Pochettino conoce sobradamente el Barça de su paso por el fútbol español y le ve capaz de dar un susto en París. Ha recuperado la confianza en sí mismo y le ve preparado, sin haber tirado la toalla. Por si acaso, para mantener alta la guardia, de acuerdo a su alegato prudente, su equipo iba a concentrarse en un hotel. Sin embargo, trazó una frontera con el negro pasado que atormenta al PSG y el vergozoso 6-1 del 2017, del que se cumpliron cuatro años el lunes: "No hay historia atrás, nuestra experiencia es a partir de que llegamos, no tengo ningún condicionamiento ni emoción pasada".