LAS ELECCIONES DEL BARÇA

Freixa garantiza una inyección de 250 millones para el Barça

  • La venta del 49% del 'Barça Corporate', que deberá pasar por la asamblea, forma parte del plan económico

  • Las conversaciones con el inversor comprador no han concretado qué cantidad corresponde a la venta y cuál a la inversión en el negocio

  • El candidato entiende que las decisiones del club irán siempre supeditadas a los intereses deportivos

  • La propuesta se propone como cuestión "innegociable" conseguir el déficit cero en la campaña 21-22

Toni Freixa, en un acto electoral.

Toni Freixa, en un acto electoral. / Quique García / Efe

Se lee en minutos

El plan económico de Toni Freixa para resucitar al Barça no es "aumentar más la deuda con bonos", en alusión a a candidatura de Joan Laporta, sino generar más ingresos y conseguir que la temporada 2021-22 sea de déficit cero. El candidato confirmó que tiene perfilada una inyección de 250 millones para el club con la venta a un inversor del 49% del Barça Corporate, un conglomerado de negocio que engloba el Barça Innnovation Hub (centro de conocimientos y de cursos), Barça Licensing and Merchandising (la gestión del marketing), Barça Studios (la producción de contenidos audiovisuales) y Barça Academy (las escuelas de fútbol). Esa venta deberá ser aprobada por la asamblea de compromisarios.

Los 250 millones ira destinados, en un principio, al propio crecimiento de la actividad que, con el tiempo, reportará más ingresos para la entidad. Sin embargo, Freixa vinculó esa inyección de tesorería al reforzamiento del proyecto deportivo cuando relacionó ese ingreso con la posibilidad de realizar tres fichajes, "dos delanteros de referencia y un defensa". Sin embargo, no se ha concretado qué porcentaje de esos 250 millones se repartirán entre la compra de ese 49% de propiedad y la inversión directa en el negocio digital.

Ese inversor del que no quiso dar el nombre es "un grupo que invierte en muchos sectores, también en entretenimiento", dijo, sin mayor precisión, y permitirá al Barça relajar "la tensión existente en la tesorería". La entidad tiene un fondo de maniobra negativo de 601 millones. Freixa garantizó que pondrá el acuerdo a disposición del presidente que salga vencedor en las urnas el 7 de marzo.

Malas decisiones deportivas

Te puede interesar

Sin embargo, el crecimiento de los ingresos, procedan de donde procedan, tienen una finalidad primordialmente futbolística. Las decisiones económicas irán supeditadas a los intereses deportivos, expuso Freixa tal que fuera el primer mandamiento. Que lo es. "Parece que nos hayamos olvidado que el Barça es un club de fútbol y que lo que acaba condicionando todo son las decisiones deportivas", proclamó, recordando que esas malas decisiones de la junta de Josep Maria Bartomeu, "de fichar jugadores por un valor de 300 millones o elevar la masa salarial por encima de los 600 millones" han acabado conduciendo al club a la grave deuda acumulada.

El plan de Freixa, que presentó a su principales colaboradores (Anna Vila Ferran, que será la vicepresidenta económica, Ramon Artigas y Àngel Gustà), se enfoca, como las demás candidaturas, a renegociar la deuda y a frenar otro déficit por segundo año consecutivo. Su pretensión es que sea menor al de la última campaña (97 millones), aunque el presupuesto que dejó hecho Bartomeu no se cumplirá. Como no habrá los ingresos previstos, se tendrá que rebajar aún más la masa salarial "negociando con los jugadores, no imponiendo rebajas unilaterales". Según las previsiones de la candidatura, será la última campaña con pérdidas. "La 21-22 tendrá déficit cero, debe ser innegociable", se propone.