27 nov 2020

Ir a contenido

EL PULSO ATLÉTICO-BARÇA

Joao Félix y Griezmann: la prueba del 7

Los dos delanteros siguen bajo la lupa en su segunda campaña por los 120 millones que costaron

Joan Domènech

Joao Félix y Antoine Griezmann.

Joao Félix y Antoine Griezmann.

Joao Félix lo fichó Antoine Griezmann para el Atlético. Dejó el futbolista francés 120 millones en la caja del Metropolitano –más luego otros 15 de una multa que impuso Enrique Cerezo a Josep Maria Bartomeu camuflada en forma de derecho de tanteo- con los que el club madrileño pagó al Benfica para llevarse la joya más sugerente de Portugal.

Un año tuvo el Atlético para estudiar y elegir a quién le entregaría la camiseta con el 7 que iba a dejar Griezmann, que amagó en el verano del 2018 con irse al Barça antes de tomar el avión con retraso.

El precio que costaron ejerce de severo juez para puntuar su rendimiento. Imposible justificar la millonada en una sola campaña, y menos por las circunstancias que concurrieron en la anterior. Bueno, la circunstancia:  la pandemia. Cada 7 está a prueba aún en su equipo: el joven portugués (21) llamado a ser uno de los grandes de la próxima generación y el veterano francés (29) aunque sea campeón del mundo.

Aire melancólico

Llevan el mismo número, uno sustituyó al otro –Joao Félix desempeña la función de Griezmann en el Atlético– pero son futbolistas distintos aunque pertenezcan a la genérica condición de mediapunta; es decir, no son extremos ni son delanteros de referencia ni especialistas de área ni tienen pulmones para ejercer de centrocampistas.

La segunda temporada debe ser la de la confirmación para ambos, superada ya la disculpa del proceso de aclimatación. Y Joao Félix ha progresado de forma espectacular. Griezmann, en cambio, sigue arrastrando el aire melancólico con el que se presentó el primer día, tal vez debido a la frialdad que se encontró en Barcelona.

Nadie le esperaba con los brazos abiertos –¿quizá Ernesto Valverde, despedido a media temporada?– por el falso conato de fichaje del verano anterior. Ni la hinchada ni el equipo se han expresado con cariño, tal vez por el desengaño del famoso vídeo del 2018. 

Todo aprendido

Los números confirman la impresión puramente visual de un Joao Félix adaptado al equipo y que desempeña sus funciones con mucha naturalidad. Como si hubiera conocido ya a Diego Simeone y al Atlético y hubiera aprendido lo que le demandan el entrenador y el equipo.

Joao Félix disputó 36 partidos (28 como titular) en la pasada temporada, de los que solo acabó 6, lo que no ahorró críticas a Simeone.

Joao Félix anotó 9 goles en todo el ejercicio pasado, y en la actual campaña suma 7

Al portugués, sin la exigible regularidad de un futbolista contrastado, se le advirtieron las hechuras de un jugador especial, imaginativo, con un talento individual que sobresalía en el ejército de Simeone. Acababa de llegar una promesa de 19 años, por más que hubiera batido récords de precocidad en su espectacular irrupción en el Benfica. Récord también de traspaso, por supuesto.

"Todo lo que él se proponga, irá en su propio nombre. Joao crece diariamente, nos ilusiona y entusiasma porque está muy bien", decía Simeone, poco generoso en la lisonjería, sobre la proyección que le augura para ser el futbolista franquicia. Algo así como el Messi del Atlético.

"Todo lo que él se proponga, irá en su propio nombre. Crece diariamente, nos ilusiona y entusiasma porque está muy bien". Simeone habla de Joao Félix

La racha de Antoine 

Marcó 9 goles Joao Félix en la campaña de presentación, que duró de agosto a agosto. En los dos meses de la actual, ha disputado los 10 partidos (7 de Liga) y ha completado 5, solo uno menos que en la campaña anterior. Acumula ya 7 goles,  dos menos que en el estreno.

Cinco los ha marcado Joao Félix en la Liga. Griezmann, en cambio, debe conformarse con los dos de las dos últimas jornadas, ante el Alavés y el Betis. Se diría que está en racha de no ser porque los nubarrones siguen ensombreciendo su estancia en el Camp Nou, ahora también por las polémicas declaraciones de su entorno en contra de Messi y el enfado de este.

"Tengo un gran afecto personal con Antoine y no sería oportuno de mi lado valorar qué le pasa a un equipo como el Barcelona. Eso son preguntas para su entrenador y él explicará lo que crea conveniente". Simeone de Griezmann

Muy sustituible

Koeman le ha devuelto el estatus de titular que iba perdiendo con Quique Setién pese a que faltaban delanteros en el declive de la pandemia, pero no tiene tiempo ni paciencia por malgastar con Griezmann por muy campeón mundial que sea y por muy caro que haya costado. 

Griezmann es titular, pero solo ha acabado un partido de los diez jugados

El francés aguanta en el once ante la amenaza de Pedri y Ansu (lesionado), la vuelta de Coutinho, que le cedió gentilmente el 7 que lucía antes de ir al Bayern cedido, y la rehabilitación de Dembélé, pero solo ha acabado uno de los diez partidos.

"Tengo un gran afecto personal con Antoine y no sería oportuno de mi lado valorar qué le pasa a un equipo como el Barcelona. Eso son preguntas para el entrenador del Barcelona y él explicará lo que crea conveniente", dijo Simeone huyendo del charco.