"NUNCA HAY UN AÑO DE TRANSICIÓN"

Piqué: "El club está como está, era necesario darle una vuelta a esto"

"Era obvio que la tendencia era decreciente, cada año ibamos un poquito peor. No somos candidatos", dice

El capitán pide "tiempo" para el nuevo proyecto, pero asume que será muy complejo reconstruir el equipo

Piqué es felicitado por Ansu Fati, que le dio la asistencia en el 2-0 del Barça al Dinamo de Kiev.

Piqué es felicitado por Ansu Fati, que le dio la asistencia en el 2-0 del Barça al Dinamo de Kiev. / JORDI COTRINA

Se lee en minutos

Marcos López

"Sabemos que no es un año fácil. Sabemos que en el Barça nunca hay un año de transición. Pero es lo que hay. La vida es un continuo cambio, al que hay que adaptarse. Las sensaciones son mejores, hay gente nueva, gente joven, que está llevando mucho dinamismo al juego y al equipo. Tenemos poco tiempo. Lo sabemos". El retrato de Gerard Piqué, uno de los capitanes del Barça, indica la situación real que se vive en la plantilla.

"El club ahora mismo está como está. Habrá elecciones, habrá una nueva junta, habrá cambios. Tenemos poquito tiempo, pero hay que hacerlo. Es normal que nos nos den como candidatos tras los últimos años, trabajar muy duro y muy fuerte. Hay un gran equipo, este año no será fácil", ha reconocido Piqué, asumiendo que se enfrentan a un escenario lleno de dificultades.

Messi y De Jong felicitan a Piqué tras el 2-0. / JORDI COTRINA

"Nos han dominado, estábamos descontrolados en la presión. No ha sido una presión del todo buena" (Piqué)

Te puede interesar

En el club no hay presidente. Dimitió Bartomeu, manda ahora Carles Tusquets, el presidente de la comisión gestora del club, quien todavía no ha convocado elecciones. "Creo que era necesario darle una vuelta a esto porque era obvio que la tendencia era decreciente", ha confesado el defensa.

"Cada año ibamos un poquito peor. Ahora hay que darle tiempo al equipo", ha dicho Piqué, indicando que "llegarán los resultados", pero no sabe todavía cuándo. Ha lamentado Piqué que el "buen inicio" del partido no se haya traducido "en dos o tres goles". Después, el Barça se enredó. "Nos han dominado, estábamos descontrolados en la presión. No ha sido una presión del todo buena porque no estábamos coordinados".