EL PRIMER FICHAJE DE KOEMAN

Sergiño Dest: "Quiero ser como Dani Alves"

El defensa estadounidense se muestra ansioso por debutar ya este domingo y promete que correrá "arriba y abajo por Messi y por todos"

Sergiño Dest, en el Camp Nou, antes de la presentación.

Sergiño Dest, en el Camp Nou, antes de la presentación. / FC barcelona

Se lee en minutos

Si Dani Alves es el prototipo dibujado por los técnicos del Barça cuando buscan un lateral derecho y es la referencia de los aficionados del Barça para medir al mejor jugador que han visto en esta posición en los últimos años, el brasileño también es un modelo para Sergiño Dest, el nuevo jugador que ocupará esa demarcación y lucirá el número 2.

"Quiero ser como Dani Alves", explicó Dest, sin complejos, con la espontaneidad de los 19 años, y con el entusiasmo que desprendía un jugador que se mostraba ansioso por debutar inmediatamente con el Barça, si pudiera ser el próximo domingo frente al Sevilla.

El futbolista pareció lo que es, o eso dijo: un fan absoluto del club azulgrana. Y por eso eligió al Barça antes que el Bayern, que le tentó: porque no importa el momento en el que te llame el club si tu propósito es jugar en el Camp Nou, sabiendo que la situación deportiva entre en Barça y el Bayern, a priori, no debería suscitar dudas en un profesional del fútbol. "Seguí lo que me decía el corazón", manifestaba Dest.

Historia viva

El tono de la voz de Dest reforzaba la credibilidad de una frase hecha, repetida por decenas de futbolistas que se han puesto esa misma camiseta. "Es un sueño hecho realidad para mi", aseguró Dest, que se sentía además "orgulloso" de hacer historia solo con el mero hecho de firmar su contrato de cinco temporadas con el Barça (hasta el 2025), ya que eso le convierte en el primer futbolista estadounidense que lo consigue. La cláusula de 400 millones es más común. Si las comparaciones sirven de algo, la cifra indica que está valorado igual que Frenkie de Jong, Miralem Pjanic y Ansu Fati.

Estadounidense por parte de padre, de origen surinamés, y quien quiso ponerle el nombre de Sergiño, pese a que la eñe no existe en la grafía inglesa ni neerlandesa, ha elegido jugar con la selección americana antes que la holandesa. Koeman llegó tarde para convencerle en el país al que representar, pero ha sido clave para atraerle a Barcelona. "Para mí será más fácil conectar con el staff, pero todo el mundo me ha dado una cálida bienvenida", aseguraba en la presentación telemática.

Pisó antes el césped del estadio, que lo vio más grande de lo que imaginaba "y de lo que estoy acostumbrado a jugar", y el vestuario, con su nombre inscrito en medio de quienes eran mitos para él. Leo Messi, sobre todo.

Correr arriba y abajo

"Será fantástico poder jugar con él. Será emocionante conocerle. Es el mejor jugador del mundo. Correré por él lo que haga falta. Por él y por todo el mundo", garantizaba, ofreciéndose para que Messi recupere al mejor socio que ha tenido en la banda derecha. "He visto muchos vídeos de Alves y he aprendido mucho de él y de otros jugadores". De Sergi Roberto, incluso, de quien recordó el gol que marcó al Paris Saint Germain. Un tanto icónico, inolvidable para un fan culé, aspirante a futbolista de 16 años.

Te puede interesar

"Voy a dar lo mejor de mí mismo para alcanzar el máximo potencial y poder ganar títulos", comentó en otra protocolaria frase. Menos habitual era que repitiera su interés por participar en el entrenamiento de la tarde e integrarse en la plantilla, tal que le estuviera carcomiendo la ansiedad después de tantos días de espera.

Aunque la mayor virtud de Dest es su capacidad ofensiva, él no se considera un delantero frustrado. "Yo quiero jugar de lateral derecho o izquierdo, es mi mejor posición y por la que me han contratado. Intentaré ser como Dani Alves y correr arriba y abajo, eso es lo que me gusta, y entrenaré cuanto haga falta", concluyó,

Temas

Fútbol