01 jun 2020

Ir a contenido

CRISIS EN LA JUNTA

Bartomeu pide la dimisión de varios directivos a los que acusa de deslealtad

El presidente del Barça prepara una revolución en su directiva para encarar su último año de mandato rodeado de un grupo fiel

Marcos López

Jordi Cardoner al lado de Josep Maria Bartomeu en la última asamblea del FC Barcelona.

Jordi Cardoner al lado de Josep Maria Bartomeu en la última asamblea del FC Barcelona. / jordi cotrina

Llevaba días, semanas ya dándole vueltas a realizar una profunda revolución en su directiva, cansado como estaba Josep Maria Bartomeu, el presidente del Barcelona, de sentirse rodeado de directivos desleales. Pero la crisis, primero del 'Barçagate', y después la aparición de la pandemia del coronavirus habían retrasado esos movimientos. Bartomeu ha decidido acabar su último año de mandato, expira en el 2021, rodeado de una directiva fiel sin espacio para los disidentes, como ha revelado el diario Sport.

Quiere el dirigente prescindir del grupo que insinuó su dimisión tras el 'Barçagate'

El pasado 10 de marzo, Emilio Pérez de Rozas adelantó en El Periódico que el presidente del Barça rumiaba una revolución que pasaría por la salida de varios directivos desleales. Revolución que ha comenzado la noche del 7 de abril. Bartomeu no tolera los movimientos que ha vivido en las últimas semanas, centrados, sobre todo, en la figura de Emili Rousaud, que estaba destinado a ser inicialmente el candidato continuista. Pero Bartomeu quiere ir más allá prescindiendo de otros tres directivos más (Enrique Tombas, vicepresidente cuarto y tesorero, Silvio Elías, vocal responsable del Barça B, y Josep Pont, vocal encargado del área comercial) para así tener un grupo más cohesionado en torno a su figura.

Ascenso de Moix

Es el grupo que llegó a insinuar la dimisión del presidente para no erosionar las aspiraciones de Rousaud en una futura carrera electoral. Pero ahora ha sido Bartomeu quien ha ordenado el cambio de rumbo, aunque no puede destituirles. Pero sí les reclama que abandonen inmediatamente la junta o en caso contrario quitándoles a todos ellos las funciones de responsabilidad que tienen.

Aunque todavía no es oficial, Bartomeu planea ascender a Jordi Moix al cargo de vicepresidente económico colocando, al mismo tiempo, a David Bellver como nuevo tesorero, según ha informado la Cadena Ser, que había entrado en la junta el pasado mes de enero como miembro del área deportiva, coincidiendo, curiosamente, con el ascenso de Rousaud a vicepresidente de relaciones institucionales, cargo vacante desde hace casi tres años tras la dimisión de Carles Vilarrubí.

El 'caso I3Ventures

El dirigente azulgrana, como ya avanzó este diario el pasado 10 de marzo, estaba sopesando realizar cambios drásticos porque Rousaud había liderado junto al vicepresidente Enrique Tombas y otros directivos, la postura de exigirle en explicaciones por la contratación en secreto y de forma irregular de los servicios de la empresa I3 Ventures, el caso que escindió definitivamente la junta.

A Bartomeu se le han ido hasta cuatro vicepresidentes en los últimos años: Susana Monje, que era la responsable del área económica, Carles Vilarrubí, que se encargaba de las relaciones institucionales, Manel Arroyo, figura clave en marketing y comunicación, y Jordi Mestre, exvicepresidente deportivo. Además del directivo Jordi Monés. Ahora es el presidente quien busca que se vayan de su sala de juntas.