04 jul 2020

Ir a contenido

TORNEO EN ORIENTE PRÓXIMO

La Supercopa de Arabia y de las ausencias

El nuevo formato se disputará esta semana en la ciudad de Yeda con muchos millones por en medio y con las bajas de Ter Stegen, Hazard, Benzema, Bale y Rodrigo, entre otros

Albert Guasch

Benzema y Messi observan el balón en el clásico liguero del Camp Nou, que acabó en empate (0-0).

Benzema y Messi observan el balón en el clásico liguero del Camp Nou, que acabó en empate (0-0). / JORDI COTRINA

Los cuatro grandes del fútbol español se desplazan esta semana a Arabia Saudí para cumplir con una Supercopa con más atractivo económico que deportivo. La Federación Española ha engendrado en su laboratorio de tesorería un nuevo formato que pretende dejar atrás la engorrosa final a ida y vuelta de verano y realzar internacionalmente un torneo que cae a lo más bajo en la lista de prioridades de los participantes.

Casualmente, las grandes ausencias (no estarán Ter Stegen, Dembélé, Arthur,  Benzema, Bale, Hazard, Rodrigo Moreno...) marcan el despegue de la competición que acogerá Yeda, la segunda ciudad del país y dicen que la más liberal. El miércoles se jugará la primera semifinal, el Valencia-Madrid, y el jueves, la segunda, el Barça-Atlético. La final, el domingo. 

Arabia Saudí trata de diversificar su economía y se ha lanzado a atraer competiciones deportivas (y culturales) de primer nivel para fomentar el gasto interno de una sociedad mayoritariamente joven. El Dakar es un ejemplo. Las organizaciones de derechos humanos creen, en cambio, que no pretende otra cosa que blanquear la imagen oscura de su régimen, en particular tras el descuartizamiento del periodista Kashoggi en Turquía. Por eso algunos deportistas son renuentes aún a viajar a Arabia pese a la zanahoria del dinero a raudales.

 

No es de índole moral la razón por la que no competirán en Yeda algunos de los futbolistas importantes de los cuatro equipos. El Madrid se desplaza sin su delantera, lesionada al completo. A la baja de Hazard se ha unido este lunes la de Benzema (un problema muscular) y Bale (un problema respiratorio). El Valencia jugará sin Guedes ni Rodrigo. El Barça tiene en reposo a Ter Stegen y solo el Atlético, embalado con cuatro victorias consecutivas, se libra de los comunicados médicos.

Aforo casi lleno

Aun así, la Federación comunicó que las 62.000 entradas para el Barça-Atlético están ya vendidas. Falta 10.000 por vender de la primera semifinal. Todo público local. Los cuatro equipos no han logrado motivar a sus respectivas aficiones hacia un país abierto desde hace pocos meses al turismo internacional. Apenas mil entradas han vendido entre los cuatro clubs. A la cita se ha apuntado el seleccionador Luis Enrique y todo su equipo técnico al completo.

Es la segunda vez que la Supercopa viaja al extranjero. El año pasado se trasladó a Marruecos. Ahora toca Arabia Saudí gracias a una suculenta oferta de 40 millones de euros anuales (estimación oficiosa) firmada por las autoridades de la monarquía suní. El contrato abarca tres ediciones, o sea, 120 millones, de los cuales, en el reparto, la mitad corresponde para los clubs, con más porción del pastel para aquel que conquiste el torneo.

La celebración de este torneo creó otro punto de fricción entre Javier Tebas, presidente reelegido de LaLiga, y Javier Rubiales, presidente federativo. Entre otros elementos, porque Arabia ha avalado un pirateo masivo de la señal de los derechos de LaLiga para todo Oriente Próximo a través de un canal saudí.

La presencia femenina

Pero ante todo habrá que estar pendiente de la presencia de las mujeres en los estadios. Rubiales ha buscado desde el principio respaldar su decisión de trasladar la Supercopa a un país con graves deficiencias en el campo de los derechos humanos con la aseveración de que se garantizaría "el acceso sin restricciones de las mujeres a los partidos". Es algo que no será nuevo. Algunas mujeres ya han podido entrar en estadios, aunque con limitaciones, dentro de esa fase de lento aperturismo de la sociedad saudí. 

La RFEF y la Federación de Fútbol de Arabia Saudí se comprometieron al anunciar el acuerdo a "la puesta en marcha de una competición de fútbol femenino en Arabia". "El fútbol es fundamental para abrir fronteras, mejorar las sociedades. Se puede utilizar como bloqueo o como elemento de cambio y la Federación ha optado por lo segundo", señaló el ente federativo en su día. Falta ver cómo se materializa todo ello.