21 feb 2020

Ir a contenido

LAS REFLEXIONES

Valverde: "En Ipurua se sufre siempre"

El entrenador del Barça subraya el gran partido del equipo y aventura que el entendimiento total entre Messi, Suárez y Griezmann "es cuestión de tiempo"

Suárez iguala los 184 goles de Josep Samitier en el ranking de máximos realizadores y está a 10 tantos del tercer puesto de Kubala

Marcos López

Ernesto Valverde y José Luis Mendilibar se despiden al final del encuentro de Ipurua.

Ernesto Valverde y José Luis Mendilibar se despiden al final del encuentro de Ipurua. / JAVIER ETXEZARRETA (EFE)

Ernesto Valverde se sentía sumamente satisfecho del triunfo de Ipurua, aunque no lo exteriorizara. Y se sentía sumamente satisfecho porque da mucho valor a la victoria en el campo del Eibar por las dificultades que suele oponer el cuadro azulgrana. "En Ipurua se sufre siempre", dijo el técnico, como para justificar su seriedad después del encuentro, saldado con un resultado contundente (0-3).

Se trataba de la segunda victoria fuera de casa, pero consecutiva. Tras caer en Bilbao (1-0), pinchar en Pamplona (2-2) y fracasar otra vez en Granada (2-0), el Barça se llevó los tres puntos de Getafe (0-2) -otra plaza difícil- y los de Eibar. "Tienes que estar muy bien en Ipurua para sacar algo. Tienes que jugar muy mentalizado, con las ideas muy claras porque es un rival que te obliga a mucho y te aprieta mucho", describió Valverde de sus pensamientos mientras transcurría el duelo.

El marcador tradujo un partido casi perfecto. Los tres componentes del tridente anotaron y Ter Stegen sumó el cuarto partido sin encajar goles pese a las características del ataque vasco, basado en continuos centros al área. Esa particularidad decidió la alineación del equipo, reconoció Valverde.

El dilema Todibo-Umtiti

Entre el diestro y joven Todibo y el experimentado y zurdo Umtiti, eligió a este último. Pese a que reaparecía tras una larga lesión -su último partido con el Barça fue el 12 de mayo- y debía jugar en la banda derecha. "Era una decisión que me ha costado mucho tomar porque Todibo hizo un gran partido ante el Sevilla", se sinceró el entrenador barcelonista.

"Nos hacía falta la fortaleza de Umtiti en el juego aéreo, la tranquilidad para defender los balones laterales y la sangre fría para sacar el balón desde atrás pese a jugar a pie cambiado", destacó Valverde que, en cambio, observó con mayor naturalidad la gran actuación de Frenkie de Jong. Tal vez sea porque el centrocampista holandés raya a un alto nivel desde que llegó.

Suárez sigue escalando

En cambio, los componentes del tridente que forman Messi, Suárez y Griezmann jugaban juntos por tercera vez tan solo. Anotaron un gol cada uno. En dos de esos goles, particiaron los tres en la jugadas. "Los grandes jugadores, al final, se encuentran siempre. Acaban sabiendo dónde irá el desmarque de uno, dónde irá el pase del otro... es cuestión de tiempo y de partidos", comentó Valverde.

El gol de Suárez, regalado por Messi, elevó al uruguayo a otro escalafón superior entre los mejores goleadores de la historia del Barça. El 0-3 era el tanto 184 que conseguía Lucho vestido de azulgrana, equiparándose al célebre Josep Samitier, una de las viejas leyendas del club. Está a 10 del tercer puesto que ostenta Ladislao Kubala (194). Por delante, aún quedarán César Rodríguez (232) y el inalcanzable Leo Messi (605), que también marcó.