20 sep 2020

Ir a contenido

LAS REACCIONES EN DORTMUND

Valverde: "Hemos sufrido mucho"

Alba solo pudo jugar la primera parte por una lesión muscular en el bíceps femoral

Rafael Tapounet

Valverde gesticula en el partido de este martes.

Valverde gesticula en el partido de este martes. / EFE

Es un nuevo Valverde. No hay duda. ¿Cuánto durará? No se sabe aún. Ya se verá. Pero es un entrenador diferente en la gestión del equipo justo ahora que está iniciándose la tercera, y tal vez, su última temporada en el Camp Nou. El técnico ha abandonado el culto a la jerarquía, introduciendo ahora el nuevo orden, con la puerta abierta, de par en par, para los jóvenes, además de instaurar el centro del campo de los peloteros, que diría Johan Cruyff. Cambió Valverde: el Barça, no. Colgado de las manos sabias y valiosas de Ter Stegen terminó como siempre, siendo un equipo triste, dominado por el rival (sea Roma, Liverpool o Dortmund).

«Hemos sufrido mucho, hemos sufrido mucho… Hay que reconocerlo», admitió el técnico azulgrana, reconociendo, además, que a su equipo le «faltó profundidad». Tenía todavía el miedo en el cuerpo Valverde. «Se nos ha puesto el partido complicado. Afortunadamente Marc ha estado muy bien”, agregó el entrenador.

Gestos y aspavientos

Hasta el lenguaje corporal del Txingurri ha cambiado notablemente. Así se le veía anoche gesticular en medio del muro del Dortmund, haciendo incluso aspavientos, ordenando cumbres a pie de banquillo con el propio Gerard Piqué mientras el balón estaba detenido por la lesión muscular de Jordi Alba. No sufría el lateral zurdo un percance de este tipo desde octubre del 2017. Entonces, se perdió tres encuentros.

"No hemos tirado a puerta. Son cosas que hay que mejorar fuera de casa", dice Griezmann

Valiente estuvo en sus decisiones, dándole la segunda titularidad consecutiva a Ansu Fati, un atrevido niño de 16 años. Intervencionista cuando la lesión de Alba le hizo rehacer la estructura defensiva, enviando a Semedo al flanco izquierdo mientras Sergi Roberto se instalaba en el carril derecho. Y coincidiendo con el inicio del segundo tiempo comenzaron a calentar Messi y Rakitic, al tiempo que el técnico ordenó a su Barça una presión mucho más alta. Alba padece, según informó el club azulgrana, «unas molestias musculares en el bíceps femoral de la pierna izquierda». No se ha especificado, sin embargo, período de baja.

«Necesitamos que los jugadores de arriba vayan jugando juntos y se vayan conociendo también. Es un primer paso», contó Valverde sobre la primera noche en que coincidieron Griezmann, Messi y Suárez. «Es mi segundo mes desde que he llegado. Tengo que acostumbrarme, pillar los movimientos de Luis y de Leo. O de Ousmane cuando esté», valoró Griezmann. «Fuera de casa el rival aprieta más y tiene más confianza. No hemos tirado a puerta, son cosas que hay que mejorar», concluyó el francés.