Ir a contenido

caso abierto

Neymar dribla la acusación de violación con asistencia policial

La fiscalía de Sao paulo tiene 15 días para recurrir un informe que no ha tenido en cuenta ni el vídeo ni el informe médico de la modelo Najila Trindade

Efe

 Neymar, en junio del 2019, yendo a declarar ante la justicia en Río de Janeiro. 

 Neymar, en junio del 2019, yendo a declarar ante la justicia en Río de Janeiro.  / AP

La Policía Civil de Sao Paulo se abstuvo de formular cargos penales contra el futbolista brasileño Neymar tras concluir este lunes la investigación preliminar por la denuncia en que la modelo Najila Trindade Mendes de Souza acusó de violación al jugador del París Saint Germain (PSG) francés.

La comisaria Juliana Lopes Bussacos, titular de la sexta Comisaría de Defensa de la Mujer de Sao Paulo, concluyó en su informe que no existen elementos suficientes para acusar formalmente a Neymar de los delitos de violación o de agresión, informaron este lunes fuentes judiciales.

De acuerdo con declaraciones al diario 'Folha de Sao Paulo' de un investigador que tuvo acceso al informe final, la comisaria detectó numerosas contradicciones en las acusaciones de Trindade por lo que concluyó que el jugador del la selección brasileña no cometió ningún crimen.

El proceso, sin embargo, aún no fue archivado ya que la Fiscalía tiene un plazo de 15 días para manifestarse, y puede pedir que se archive el caso, que se realicen nuevas diligencias para levantar posibles pruebas o incluso hasta ofrecer denuncia penal para que la Justicia decida si abre o no proceso.

Las imágenes del hotel parisino

La comisaria había solicitado a comienzos de julio un plazo adicional de 30 días para concluir la investigación debido a que quería ver las imágenes grabadas por el hotel de París en donde la modelo dijo haber sido agredida y violada, así como tener acceso al informe médico realizado por la ginecóloga particular de la modelo.

Pero terminó concluyendo su investigación sin recibir ni las imágenes ni el diagnóstico médico.

En los últimos días, además, a la investigación principal fue anexada, a petición de la Fiscalía, copias de otras tres investigaciones que fueron abiertas relacionadas al supuesto caso de violación.

Tales investigaciones son una abierta por la Fiscalía en Río de Janeiro contra Neymar por haber divulgado imágenes íntimas de la modelo y otras dos abiertas en Sao Paulo por el supuesto intento de extorsión que dijo haber sufrido el padre del futbolista de los abogados de la acusadora y otra por el posible hurto en el apartamento de Trindade de un aparato móvil en el que supuestamente había archivado imágenes de la violación.

La denuncia de la modelo

En su denuncia, la modelo, de 26 años, afirmó que viajó a París para mantener relaciones sexuales consentidas con el delantero el pasado 15 de mayo, pero que, estando en un hotel, cambió de opinión en el último momento porque el futbolista no tenía preservativos, y que fue entonces violada por el jugador del PSG.

El futbolista, el pasado 6 de junio, tras declarar en comisaría / LUICAS LANDAU (REUTERS)

Tras la supuesta agresión, la joven regresó a Brasil y, 10 días después, presentó denuncia en una comisaría de Sao Paulo contra el delantero, que en ese momento estaba concentrado con la selección brasileña que disputó la Copa América de Brasil 2019.

La denunciante entregó a la Policía un vídeo de un minuto en que se puede ver a ella misma golpeando a Neymar, mientras le acusa de agredirle y dejarla sola en el hotel la noche anterior. La modelo dijo que en otros seis minutos del mismo vídeo contendrían elementos que comprobarían que el astro brasileño la agredió sexualmente pero después alegó que le habían robado el móvil en que supuestamente los tenía archivados.

El futbolista del PSG asegura que la relación entre ambos fue consentida y el pasado 13 de junio, tras rendir testimonio ante las autoridades -cuyo contenido permanece en sigilo- se mostró confiado en ser declarado inocente.

Neymar también tuvo que rendir testimonio ante la justicia en Río de Janeiro por un supuesto delito cibernético que podría haber cometido al publicar en sus cuentas de redes sociales la conversación que mantuvo con la modelo y en la que aparecen fotos íntimas de la misma. El jugador publicó el intercambio de mensajes para demostrar que la mujer mantuvo un trato normal con él después del encuentro sexual que, según el futbolista, fue consentido.