Ir a contenido

entrevista en la cárcel

Sandro Rosell: "No puedo pagarle ni una barra de pan a mi mujer"

El expresidente del Barça afirma que está indignado por su encarcelamiento y defiende su inocencia

Rosell, en la Audiencia Nacional por el ’caso Neymar’ en julio del 2014.

Rosell, en la Audiencia Nacional por el ’caso Neymar’ en julio del 2014. / Maya Balanyà

"Soy inocente al 100 por 100. No hay caso. Lo único que sé es que me han robado dos años de mi vida". De este modo se ha expresado el expresidente del Barça, Sandro Rosell, que lleva más de 600 días en prisión preventiva por un delito de carácter económico, que será juzgado en Madrid a partir de la próxima semana. El exdirigente preso fue entrevistado el lunes pasado por el periodista Jordi Basté, de RAC1, cuya emisora ha transcrito, con una voz en off (el régimen carcelario no permite declaraciones en directo), la conversación que ambos mantuvieron en la cárcel de Brians.

Según se ha explicado en la mencionada emisora, Rosell está más delgado, aunque la pérdida de peso está asociado a los ejercicios físicos que realiza a diario durante su encarcelamiento. Rosell ha defendido la legalidad de sus operaciones económicas en Brasil. Ha dicho que no había nada ilegal con unas negociaciones con la Confederación Brasileña de Fútbol que comenzaron en el 2006. Y de ahí su extrañeza por la situación que está viviendo desde hace dos años. "Nunca pagué un euro de comisión a Ricardo Teixeira (presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol). De haberlo hecho, que no lo hice, tampoco habría vulnerado la legislación brasileña".

Queja contra Romário

"He batido el récord de prisión preventiva en España por un delito de carácter económico y, además, sin haber un perjudicado. En Brasil, en el Senado, solo Romário vio alguna cosa irregular. Creo que declaró en mi contra porque quiere ser presidente de la confederación brasileña, porque le negué la posibilidad de ser embajador de Nike cuando yo era dirigente de esa empresa y porque no quise fichar a su hijo para el Barça B, cuando yo era el presidente del club, atendiendo a los informes de los observadores que me dijeron que no tenía calidad para jugar en el equipo".

Rosell también se ha defendido de sus supuestas irregularidades con la administración estadounidense. "El FBI nunca me ha investigado y tampoco denunciado. En todo caso, ¿un americano puede detener a un ciudadano español?". El expresidente azulgrana, que a finales de semana será trasladado de nuevo a una cárcel de Madrid para que pueda asistir a su juicio, ha recalcado que "ha sido muy extraña la investigación del fiscal". A la vez ha mostrado su indignación por la prisión preventiva. "Me mantienen en la cárcel porque dicen que huiré. ¿Pero cómo voy a huir si tengo a mi familia aquí, no tengo dinero en el extranjero y mis cuentas embargadas?". Así se ha expresado el exdirigente, según la transcripción en off de sus declaraciones.

La situación anímica

"En la cárcel he pasado por todos los estados anímicos. Ahora estoy indignado. Me han robado dos años de mi vida, sobre todo en relación a mis padres. No me han dejado estar a su lado cuando más me necesitan; ahora que son mayores. También me da pena por mis hijas y por mi mujer, que se está portando como una campeona. No me podido celebrar ni mis 25 años de casado, ni he podido estar en el 18 cumpleaños de mi hija mayor. Lo tengo todo embargado. No puedo pagarle ni una barra de pan a mi mujer", ha protestado Rosell.

Ha explicado también su rutina en la cárcel. Aparte de hacer deporte a diario, lee y contesta todas las cartas que recibe, conozca o no al remitente. Ha añadido que tiene el proyecto de escribir un libro sobre su estancia en prisión y celebrado que, desde que está preso en Catalunya, "puedo ver, a diferencia de Madrid, el fútbol porque aquí tenemos Movistar en la tele y allí no".

Joan Basoli, el socio andorrano

También se ha referido a su socio andorrano Joan Basoli, encarcelado como él en situación de carácter preventivo. Basoli no ha podido salir de la cárcel ni para ver a su hijo, quien sufrió un grave accidente de hípica, que lo dejó parapléjico (la Audiencia Nacional no le permitió la salida porque si huía a Andorra, este país nunca extradita a sus ciudadanos). "Está tristísimo por su situación, porque lo han abandonado hasta en Andorra, pero al igual que yo está fuerte anímicamente. Hemos hecho una gran amistad por la convivencia diaria en apenas 10 metros cuadrados de celda".

Análisis al Barça

Rosell también ha analizado la situación futbolística del Barça, al que ve mejor que el Madrid aunque, a su juicio, debería reforzar algunas líneas (ambos laterales, en la defensa, y fichar un delantero centro). "Cuando era presidente siempre defendí la idea de tener dos jugadores por posición. Pero pienso que seguimos siendo los mejores y con Messi al que es imposible sustituir. El único jugador que se le parecía un poco, y que también estuvo con nosotros, era Neymar pero me preocupa y quiero ver cómo quedará tras la lesión en el pie".

El hígado de Abidal y los Jordis

En la transcripción de la entrevista, Rosell se ha referido al transplante de hígado de Éric Abidal, actual secretario técnico del Barça. Ha dicho que no había habido ninguna ilegalidad, ante la presunta compra del órgano. "Lo de Abidal es una animalada. Solo hace ver la cicatriz de su primo".

Como anécdota ha hablado también de su relación con Jordi Sánchez y Jordi Cuixart mientras compartió módulo con ellos en Madrid. "Los Jordis son magníficos. Escuchábamos algunas declaraciones políticas por la tele, en Madrid, y luego hacíamos una tertulia. Yo, aunque pensaba como ellos, iba a la contra, porque de lo contrario no habríamos podido hacer ningún debate".

Temas: Sandro Rosell