reacciones al estreno europeo

Valverde: "Dembélé ha cogido su sitio"

El técnico del Barça celebra el rendimiento trascendental del delantero francés en este inicio de temporada

Dembélé, felicitado por Valverde en su sustitución.

Dembélé, felicitado por Valverde en su sustitución. / JORDI COTRINA

Se lee en minutos

El discurso del ‘rey Messi’ en el Gamper caló en el vestuario. Y, por supuesto, en el despacho de Ernesto Valverde. “¿A quién no le motiva la Champions?”, se preguntó, de forma retórica, eso sí, el entrenador azulgrana tras un impactante debut europeo con ese cómodo 4-0. Cómodo porque cada gol fue un gran gol, pero nada cómodo si se analiza el desarrollo del partido.

De la falta de Messi, maradoniana ella, al derechazo de Leo pasando por ese magnífico tanto de Dembélé, un joven que está respondiendo en el campo a la confianza que le ha trasladado Valverde.

“Dembelé está haciendo goles importantes”, recordó el entrenador azulgrana, feliz de sentirse recompensado por el rendimiento que está dando el delantero francés, más trascendente aún que sus goles trascendentes en este inicio de temporada. “Es desequilibrante cien por cien y, además, está trabajando en juntar al equipo en la defensa. Todo requiere su tiempo. Ha cogido su sitio y aún esperamos que nos dé más”, añadió Valverde, quien no se dejó obnubilar por el brillo de los cuatro goles.

"No ha sido fácil"

“Es normal que nos cueste, ellos salieron muy ordenados y luego se desplegaron bien en el contragolpe”, precisó el técnico del Barça. “Un 4-0 es excesivo”, contó Van Bommel, el entrenador del PSV. No le faltaba razón. “No, no ha sido fácil. En la primera parte nos costó porque además concedimos los contragolpes”, admitió Ter Stegen, quien reconoció que el Barça se “estabilizó defensivamente” en la segunda mitad.

Dembélé, felicitado por su golazo por Alba. / JORDI COTRINA

“Nos costó hacer el primer gol y luego, ya con el segundo, hemos estado más tranquilos. Sabemos la importancia que tienen estos partidos, solo hay seis. Aquí los errores se pagan caros, no se puede fallar”, comentó Valverde, feliz, al igual que Ter Stegen, porque el equipo redujo esas dificultades tras el descanso.

Justo ahí, el técnico quiso abordar un asunto capital. “Esto es una batalla de 90 minutos. Hay que entenderlo como eso. Al comienzo las fuerzas están más igualadas”, recalcó Valverde, al tiempo que luego afirmó que “quien debe defender más le cuesta más porque cansa más correr detrás de la pelota que con ella. Se meten más goles en la 2ª parte".

El Barça lo hizo así. Un gol en la primera parte y tres en la segunda. “Claro que la Champions League es especial. Todos los años la intentamos ganar. El nivel del Barça exige eso. Llevamos años sin ganarla, tenemos que dar un paso adelante", contó Jordi Alba uniéndose al discurso messiánico de colocar Europa por delante de la Liga y de la Copa.

Seis de seis

Te puede interesar

De momento, seis partidos oficiales, seis victorias un título (la Supercopa de España), liderato en la Liga (12 puntos de 12) y en Europa, con ese 4-0 al PSV. “Lo que más me ha gustado es que hemos corregido algún problema que tuvimos en Anoeta”, confesó Valverde admitiendo que el Barça “se volcó muy arriba”, dejando descuidados a los jugadores que el equipo de Van Bommel “había descolgado arriba”.

Esa corrección resultó, según el técnico, fundamental en un equipo al que se puede acusar de que no controla los partidos, sobre todo en Valladolid ni tampoco en el nuevo Anoeta. Pero en su estreno europeo terminó en el área del PSV y eso que tenía un jugador menos (“Umtiti no podía desaparecer del campo en esa jugada”), Valverde quiso dar valor a otra virtud de su equipo. “Lo que más me gusta es que somos perseverantes, insistimos mucho”.