Ir a contenido

TROFEO JOAN GAMPER

Piqué y Busquets debutaron de titulares ante el Boca hace 10 años

El central y el mediocentro son los únicos supervivientes del último duelo entre argentinos y azulgranas

Joan Barretina

Sergio Busquets hace una entrada ante un futbolista de Boca Juniors.

Sergio Busquets hace una entrada ante un futbolista de Boca Juniors. / FC Barcelona

El Barça disputará, este miércoles (18.15 horas) ante Boca Juniors la presente edición del Trofeo Joan Gamper. El conjunto argentino se convertirá en el club -aparte del Barça- que más veces ha disputado el torneo: seis, las mismas que el PSV Eindhoven holandés. La última, hace diez años. En el 2008, Boca visitaba el Camp Nou para enfrentarse a un equipo en reconstrucción. El Barça había terminado la Liga anterior en tercera posición, a 18 puntos del campeón, el Real Madrid, y Joan Laporta apenas acababa de superar una moción de censura en su contra.

El nuevo entrenador, Pep Guardiola, había llevado a cabo, junto al director deportivo, Txiki Begiristain, una revolución en la plantilla. Tras intentar deshacerse de RonaldinhoDeco Eto'o (con el camerunés no lo consiguió), el club incorporó seis fichajes. De ese plantel nuevo que formó Guardiola, hoy, solo quedan dos hombres en el vestuario del Barça y, precisamente, fueron titulares, por primera vez, con la camiseta azulgrana ante Boca Juniors en el Trofeo Joan Gamper: Gerard Piqué y Sergio Busquets.

Caras nuevas

Los tiempos han cambiado. Si Gardel decía "que 20 años no es nada", diez son una eternidad en el fútbol. En el 2008, el Barça tenía que disputar una fase previa de la Liga de Campeones. El encuentro ante Boca se enmarcaba entre la ida y la vuelta de la eliminatoria ante el Wisla de Crackovia polaco. Pese a sentenciarla en el primer partido, en el Camp Nou (4-0), Guardiola decidió alinear un once 'híbrido' entre titulares y suplentes en el Gamper. En el centro de la defensa, estaba Gerard Piqué. El central barcelonés, regresado ese mismo verano a 'can Barça', procedente del Manchester United, ya había contado con 17 minutos ante los polacos. Cuatro días después, Pep lo premió con la disputa de los 90 minutos ante Boca.

En el mediocentro, partía de inicio un jugador desconocido: Sergio Busquets. El futbolista de Badia del Vallès era, por entonces, el hijo de Carlos Busquets para la afición y, para los técnicos de la casa, un centrocampista con un futuro más que prometedor. Poco iba a tardar en hacerse un nombre propio. Estuvo 63 minutos sobre el terreno de juego, antes de ser sustituido por Xavi Hernández, en los que tuvo tiempo de mandar un zurdazo al larguero y dar seña de su capacidad para manejar al equipo. En el siguiente encuentro del Barça en el Camp Nou, en la segunda jornada de la Liga ante el Racing, Sergio volvió a ser titular, para sorpresa de todos. El encuentro no acabó bien (1-1) y, además, los azulgranas venían de perder en Los Pajaritos ante el Numancia (1-0). Pero Busquets y Piqué se ganaron el puesto y fueron dos piezas fundamentales de un equipo que se repuso y terminó ganando todos los títulos.

Un partido loco

El partido del Gamper de hace 10 años fue épico. MárquezTouré, Henry y Bojan lideraban al Barça, en el primer tiempo, escudados por HlebPinto o el joven David Córcoles en el lateral derecho. La primera parte fue una exhbición  del juego rápido y combinativo que ya empezaba a mostrar el Barça de Guardiola, aunque los azulgranas no pudieron materalizar las ocasiones. En la segunda mitad, tras el carrusel habitual de cambios en este tipo de encuentros, llegó la locura. Viatri adelantó a los argentinos en el 73' tras un error en cadena de la zaga 'culé'. Pero cuando los argentinos ya se veían llevándose el trofeo a casa, apareció Puyol. En el tiempo añadido, el capitán empató el partido a la salida de un córner. El partido parecía abocado, irremediablemente, decidirse en la tanda de penaltis pero, en el 95', apareció Samuel Eto'o para marcar, también de cabeza, tras un centro de Xavi y poner, en un visto y no visto, el 2-1 definitivo en el marcador.

La noche fue nefasta para los argentinos. Mientras sufrían la remontada del Barça, unos ladrones entraban a las habitaciones del hotel en el que se alojaban, el Princesa Sofía -muy próximo al Camp Nou- y se llevaban efectos personalesy tarjetas de crédito de algunos de los jugadores.

Carles Puyol remata de cabeza / FC Barcelona

0 Comentarios
cargando