Ir a contenido

LAS DUDAS DE LA ESTRELLA

Neymar se piensa su futuro

El Barça de Valverde debuta este sábado frente a la Juventus con el temor de que el futbolista se marche al PSG

Joan Domènech

Neymar, en un entrenamiento del Barça en Estados Unidos.

Neymar, en un entrenamiento del Barça en Estados Unidos. / EFE / EDU BAYER

El campeón de Italia, el campeón de la Europa League y el campeón de España y de Europa. Así comienza el calendario de la pretemporada, mucho más duro e intenso que el de la Liga, que deparó un inicio con el Betis y el Alavés en las dos jornadas de agosto. Por si no fueran suficientes las dificultades puramente futbolísticas, ni el morbo por medirse con el verdugo de la Champions, el equipo de Mourinho y el gran rival español, Neymar se encarga de aderezar el debut en la medianoche del sábado al domingo.

��

Una publicación compartida de Nj ���� �� neymarjr (@neymarjr) el 

Neymar se lo piensa. Eso dice o eso quiere transmitir en una foto que colgó en Instagram, donde se le ve en una postura reflexiva tras el entrenamiento. Teóricamente no debería pensar nada con un contrato de cuatro años generosamente remunerado y ese estado de felicidad que anda proclamando en entrevistas concedidas en Brasil.

Dudas escenificadas

La escenificación de esas dudas, si anda debatiéndose ente la oferta del PSG e seguir jugando en el Barça, no ayuda en nada al club. Ni a sus directivos, la mayoría de los cuales sigue el desarrollo del culebrón a través de los medios de comunicación. La verdad del asunto se cuece entre muy pocas personas. “Todos tranquilos” decía Josep Maria Bartomeu con una sonrisa a quien le preguntaba sobre Neymar, tratando de representar una paz que se antoja forzada.

Pero no hay tranquilidad en el Barça. Nunca. Y menos con Neymar, a quien acompaña la polémica desde el primer día en que se puso la camiseta azulgrana. Durante cuatro años la lupa examinó los contratos que permitieron al jugador marcharse del Santos esquivando al Real Madrid. La lente amplificó la letra pequeña (y los grandes números) en los juzgados. Sin que haya terminado el segundo proceso judicial (el primero condenó al Barça a dos delitos y exoneró a Rosell y Bartomeu a cambio de una multa, votada y aceptada por la junta) con la demanda por estafa, sí que podría acabar la carrera de Neymar en el Camp Nou para seguir en París.

El abrazo de Alves a Neymar tras la eliminación europea del Barça. / QUIQUE GARCÍA  (EFE)

La influencia de Alves

Allí donde está Marco Verratti, el futbolista preferido del Barça y al que no ha podido fichar, y Dani Alves, un íntimo amigo suyo y al que en algunos sectores culés se acusa de incordiar para atraer a Neymar al Parque de los Príncipes. 

Bartomeu proclama la tranquilidad del Barça y esa tranquilidad solo se sustenta en la dificultad de pagar 222 millones que liberará a Neymar de ese estado pensativo. Del mismo modo que el PSG se negó a hablar con el Barça para hablar de Verratti, el Barça no quiere oír al club francés. Pero si Nasser Al-Khelaifi se presenta con el talón, no quedará otra opción que ingresarlo. Y gastarlo casi inmediatamente en busca de un recambio de dimensión comparable. Si existiera.

Neymar, en Nueva Jersey / EDU BAYER (EFE)

La búsqueda del sustituto

Alguien será su sustituto. Y entre los nombres emergentes, junto a Kiliam MbappéOusmane Dembelé y Antoine Griezmann, reaparece el de Paulo Dybala, el delantero argentino de la Juventus, y a quien le caerá ahora la presión de responder preguntas sobre el Barça. El zurdo de Laguna Larga, de 23 años, sin embargo, es uno de los pilares del club blanquinegro, doble subcampeón de Europa en los tres últimos años. Alves y Bonucci han dejado el club tras el último disgusto ante el Madrid. Antes, en los cuartos de final, la Juventus plasmó una incuestionable superioridad sobre el Barça con el 3-0 de Turín y el triste 0-0 de la vuelta. 

El nervioso silencio del Barça se acrecienta por el elocuente silencio de los Neymar. La familia Da Silva haría un gran favor al club si quisiera eliminar de raíz toda la zozobra que acompaña al equipo en Estados Unidos en víspera de su estreno. Si Ernesto Valverde había olvidado cómo era el Barça por dentro dese que se marchó hace 27 años, ahora ha comprobado que no ha cambiado tanto.

Temas: PSG Fútbol Neymar

0 Comentarios
cargando