Ir a contenido

Rakitic: "Me tiraría por un puente por Luis Enrique"

El centrocampista croata del Barça dice que está muy agradecido al entrenador y que siempre está al servicio del equipo

JORDI TIÓ / BARCELONA

Luis Enrique da instrucciones a Rakitic durante el derbi de Cornellà.

Luis Enrique da instrucciones a Rakitic durante el derbi de Cornellà. / JORDI COTRINA

"Luis Enrique me ha ayudado mucho. Enseguida confió en mí, al igual que mis compañeros, lo que me permitió trabajar con serenidad. Más aun cuando fue el míster quien pidió mi fichaje. Si tuviera que tirarme por un puente por él, lo haría sin dudarlo. Con una mirada o una sonrisa, te trasmite la confianza necesaria para triunfar". Así de contundente se expresa Ivan Rakitic en una entrevista con 'France 

Football', dejando claro que no tiene ningún problema con el entrenador, a pesar de haber perdido últimamente la titularidad indiscutible de la que gozaba desde que llegó al Barça en el 2014.

Rakitic, que ha desaparecido de las alineaciones titulares por un evidente bajón de juego, sí admite en este sentido que a lo largo de una temporada "hay altos y bajos", y que hay que trabajar para "que los altos duren más que los bajos".

Lo que tiene claro el internacional croata es que es "un gran orgullo" por formar parte del Barça y que se siente comprometido con el club y el equipo. "Quiero que mis compañeros sepan que pueden contar conmigo en todo momento. El reconocimiento se gana en el campo, teniendo la actitud adecuada en cada momento del partido".

"Quiero que el míster sepa que si necesita ponerme de portero o de lateral izquierdo, haré lo mejor para el colectivo"

Estas declaraciones desmiente el supuesto deterioro de la relación entre el jugador y el técnico asturiano, que siempre ha mantenido que sigue confiando plenamente en Rakitic aunque la realidad y los hechos digan lo contrario. Y es que el jugador ha pasado de ser un intocable a entrar de lleno en las rotaciones: fue titular en 13 de los 17 primeros partidos de la temporada mientras que de los últimos nueve encuentros (concretamente, desde el clásico contra el Madrid en el Camp Nou), solo ha entrado en dos ocasiones en el once inicial.

El último partido completo de Rakitic fue el de Copa ante el Hércules en el Camp Nou, duelo en el que jugó los 90 minutos y marcó de penalti el segundo de los siete tantos azulgranas (7-0). En los últimos tres enfrentamientos, tan solo suma 39 minutos en el campo (no entró en la lista de Vila-real, jugó 11 minutos en la vuelta de Copa ante el Athletic y otros 28 ante el Las Palmas).

EL PESO DEL TRIDENTE

El croata explica también en 'France Football' que «el hecho de tener a los tres jugadores que hay delante (Messi, Neymar y Suárez) cambia forzosamente la forma de atacar» y deja claro que él siempre está al servicio del entrenador y de las necesidades del equipo. "Hay que saber dejar tu ego de lado para ponerse al servicio del colectivo. Quiero que el míster sepa que si necesita ponerme de portero o de lateral izquierdo, haré lo mejor para el colectivo".

Rakitic, que admite sentirse muy influenciado por su padre, afirma tener una cultura global del fútbol, gracias a su formación suiza y a haber pasado por Alemania y por España. "Tuve la suerte de formarme con una mentalidad suiza, un país multicultural donde se hablan tres o cuatro lenguas. Luego, en Alemania, me alimenté de una mentalidad trabajadora y profesional. En España, he aprendido a estar tranquilo".

LESIÓN DE RAFINHA

El azulgrana se pierde el partido de Anoeta de mañana  por una elongación en el bíceps femoral de la pierna derecha», según el parte médico, que no especifica el tiempo de baja.

0 Comentarios
cargando