Ir a contenido

Piqué lleva el 'periscope' al avión del Barça

El defensa volvió a conectarse en directo con el télefono haciendo preguntas a sus compañeros antes de despegar

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Piqué, en el partido de Ipurúa.

Piqué, en el partido de Ipurúa. / EFE/ JAVIER ETXEZARRETA

Gerard Piqué sigue encantado con su 'periscope', la aplicación que le permite conectarse en directo con sus seguidores e ir respondiendo las preguntas que le trasladan. Son ya tres episodios de 'Piquescope'. El primero desde su coche, el segundo desde el autocar del equipo después del partido en Vallecas y el tercero desde el avión de regreso de Eibar. Esta vez, tuvo dos partes.

La primera conexión la realizó nada más salir del vestuario cuando se dirigía a la zona mixta para atender a los medios de comunicación. Pero la experiencia tuvo un pequeño inconveniente. Le dejó la cámara a Pepe Costa, uno de los miembros del cuerpo técnico, acompañante inseparable de Messi, y sus intervenciones apenas pudieron escucharse. Entonces, se comprometió a conectarse cuando el equipo llegara al aeropuerto.

Y así lo hizo. Desde dentro del mismo avión, Piqué fue paseando el teléfono, pidiendo a sus compañeros que saludaran a las más de 50.000 personas que estaban conectadas en ese momento. Mascherano, una de sus 'victimas' habituales, expresó su deseo de que River ganara el derbi contra Boca y, de paso, comprometió a su compañero: "Me ha dicho Gerard que se retirara en River...". "Bueno, bueno, no nos pasemos", respondió.

"¿Ha sido difícil el gol, eh?", le dijo sonriendo a Munir. "Solo he tenido que empujarla", admitió. Y así, casi todos. Busquets y Alba jugando al parchís. Ter Stegen soltando unas palabras en alemán a la que alguna seguidora reaccionó con un "te quiero". "Marc, tienes mercado aquí en España", bromeó Piqué. El otro Marc, Bartra, seguía la conexión con su teléfono.

Al final, apareció un jugador que lleva camino de convertirse en una de los colaboradores habituales de Piqué: Aleix Vidal que "da mucho juego". Y no se le ocurrió otra cosa que preguntarle: "¿Cómo se estaba en el banquillo de Eibar?". El lateral se lo tomó con humor. "Muy bien, con Jeremy al lado, como muchas veces. Poco a poco vamos haciendo migas", dijo Aleix. Despué, se acercó a Messi. "Leo, ¿alguna palabra por los 100 goles?". "¿Qué 100 goles?", replicó sin inmutarse. 

Y, así, cuando ya le advertían que el avión iba a despegar, Piqué cerró el Periscope. Hasta la próxima.

0 Comentarios
cargando