09 jul 2020

Ir a contenido

Messi y su padre depositan en el juzgado los 5 millones que adeudan a Hacienda

Con esta iniciativa, la defensa del jugador del Barça buscaría disminuir las responsabilidades penales del azulgrana

J. G. ALBALAT / Barcelona

Jorge Horacio Messi Pérez, padre del jugador del Barça Leo Messi, consignó el pasado 14 de agosto en el juzgado de Gavà que instruye la querella presentada contra ellos por la Fiscalía de Barcelona por un presunto delito contra la Hacienda Pública cinco millones de euros. Con esa cantidad hacía frente a la deuda con la Agencia Tributaria, que asciende a 4,1 millones (la diferencia hasta los cinco millones son los intereses) y que corresponde al periodo comprendido entre los años 2007 y 2009.

Con esta actuación, la defensa del jugador azulgrana y de su padre pretende disminuir las responsabilidades penales en las que podrían haber incurrido los querellados, a los que el fiscal acusa de fraude fiscal por no declarar los ingresos que el delantero obtuvo por derechos de imagen entre el 2007 y el 2009.

Otra de las posibilidades es que el padre del jugador admita las responsabilidades tributarias y exculpe así a su hijo. La fiscalía sostiene en su querella que la "iniciativa para defraudar" partió del padre de Messi, que, a principios del 2005, siendo el jugador todavía menor de edad y existiendo "fundadas expectativas" sobre el elevado valor económico de sus derechos de imagen, encargó a Rodolfo Schinocca que "le procurase un montaje" para "eludir el pago de impuestos".

Negociaciones con Hacienda

Poco después de que la fiscalía presentase la querella, el pasado 12 de junio, los abogados de Messi abrieron negociaciones con la fiscalía y con el abogado del Estado para llegar a un posible acuerdo. Las negociaciones siguen abiertas y el depósito efectuado hoy facilitaría la consecución de ese pacto.

El acuerdo pasaría por pagar las cantidades que reclama la Agencia Tributaria y las multas, a cambio de una rebaja sustancial de su responsabilidad penal, por lo tanto, de las penas que se pueden imponer. Fuentes judiciales han calculado que la suma de la deuda, los intereses y la multa pueden suponer, si se llega al pacto, una cantidad a pagar por Messi de unos 9 millones. En el supuesto de que no se llegara a un acuerdo, esta cantidad podría ascender a más de 28 millones (4,1 por la deuda y el resto de multa). A esta cantidad se sumarían unos 10 millones que la estrella azulgrana ya ha desembolsado para regularizar su situación en Hacienda por el impago de impuestos durante los ejercicios 2010 y 2011.

El jugador y su padre están citados a declarar en calidad de imputados el martes 17 de septiembre, fecha en la que tendrá lugar la primera jornada de la Champions. Desde que trascendió la acusación de la fiscalía, Messi ha negado haber cometido infracciones y ha asegurado que ha cumplido sus obligaciones "siguiendo los consejos de nuestros abogados".