La expectación

El club bate récords al recaudar más de seis millones de euros

El Camp Nou se llenará a pesar de que los socios con abono han tenido que pasar por taquilla

Las taquillas oficiales del Barça, ayer por la tarde, con algunas colas para conseguir las últimas entradas para el encuentro de esta noche.

Las taquillas oficiales del Barça, ayer por la tarde, con algunas colas para conseguir las últimas entradas para el encuentro de esta noche. / JORDI COTRINA

Se lee en minutos

SERGI LÓPEZ-EGEA
BARCELONA

El Camp Nou se llenará. Ni el horario intempestivo ni el alto precio de las entradas, las más caras alcanzan los 167 euros, han frenado la inquietud por presenciar el primer clásico de la temporada 2011-2012 en Barcelona. Ayer por la tarde se formaron colas en las taquillas del club, a pesar de la facilidad en adquirir los boletos a través de las vías de internet.

El Barça, acorde con su política, no aporta datos de recaudación. Sin embargo, la iniciativa de la directiva de Sandro Rosell de excluir el partido del abono de temporada servirá para llenar las arcas azulgranas. Todos los aficionados, con o sin carnet, han tenido que adquirir una localidad. Se da la circunstancia además que la venta no se animó en los primeros días (la tercera semana de julio) que era cuando los socios podían reservar con anticipación (hasta ayer, de todas formas, podían retirar una entrada con un 35% de descuento). En cambio, la venta se ha acelerado a última hora. El Barça superará los seis millones de euros de recaudación, lo que supone un récord de ingresos en un partido correspondiente a un torneo español.

Hasta ahora, era la Federación Española de Fútbol (FEF) el organismo que había conseguido mayores beneficios en taquilla gracias a la venta de entradas. Sucedió en la final de la Copa del Rey de la temporada pasada, que disputaron Barça y Madrid en Mestalla. La FEF alcanzó los tres millones de beneficios, aunque unidos a los ingresos televisivos y los acuerdos con sus patrocinadores, esta cifra aumentó hasta los 15 millones. Un importante porcentaje (entre ellos el millón que cobró el Madrid por levantar la copa que luego rompió Sergio Ramos en la Cibeles) fue para los dos clubs participantes.

En cambio, según fuentes del club, la federación no tiene ninguna participación en la recaudación que obtenga el Barça, un capital que servirá, por ejemplo, para recuperar parte de la inversión efectuada en el fichaje de Cesc Fàbregas.

51 MILLONES EN LA CHAMPIONS/ El Camp Nou presentará esta noche un colorido diferente al habitual de otros clásicos, ya que el perfil del espectador no será el corriente al socio -habrá centenares de turistas- que apenas libera entradas cuando el Madrid visita el estadio. Anoche, en este aspecto, Pep Guardiola agradeció el sacrificio de la afición. «Siempre he visto el estadio lleno con el Madrid pero la gente debe pasar por caja. Por eso, hay que agradecer el esfuerzo porque la situación económica es la que es».

Te puede interesar

El Barça, además, obtendrá los beneficios televisivos por lo que los ingresos serán superiores a muchos partidos de la Champions. En la última temporada europea el conjunto azulgrana logró 51 millones de beneficios gracias al título, aunque el Manchester superó ganancias (53 millones de euros) por su mejor actuación en la fase previa.

EL PRECEDENTE DEL BERNABÉU/ El domingo pasado el estadio Santiago Bernabéu presentó un lleno hasta la bandera, aunque el socio con euroabono (la modalidad que permite al abonado blanco acudir sin tener que pagar cada vez por los partidos de Liga y Champions) tenía incluida la ida de Supercopa en la suscripción. Apenas se liberaron asientos aunque el club, según confirmaron ayer fuentes de la entidad madridista, sí distribuyó un pequeño paquete de localidades a precios populares, que iban de los seis euros para las localidades destinadas a los socios sin abonos en la parte más elevada del Bernabéu (el cielo madridista) a los 70 euros de tribuna para el público en general.