LA JORNADA DE LIGA

Rosell: «El socio no debe pensar en las provocaciones recibidas»

Alves da «gracias a Dios» por llevar espinillera en la entrada de Pepe

Sandro Rosell.

Sandro Rosell.

1
Se lee en minutos
J. T.
SAN SEBASTIÁN

Las repercusiones de la victoria del Barça frente al Madrid en la Champions cobraron casi más protagonismo que la derrota ante la Real tras finalizar el partido. Así, Sandro Rosell, presidente del Barça, hizo un llamamiento al «civismo» de los aficionados en el encuentro del próximo martes en el Camp Nou. «El socio no debe pensar en las provocaciones recibidas», afirmó el dirigente.

Rosell añadió que las relaciones instituciones entre el Barça y el Madrid seguían intactas, razón por la cual, el martes, habrá almuerzo oficial entre las dos directivas. «Habrá comida oficial porque una cosa es la institución y otra lo que ha hecho la institución. A mí, personalmente, no me gusta el ambiente que se ha creado. Hay que olvidar y ningunear las provocaciones que nos han hecho. Pero repito, todos, incluidos los medios, deben hacer un llamamiento al civismo y no dejarnos provocar. Pero no quiero hablar más del tema. Hay que estar en lo nuestro».

Noticias relacionadas

El presidente azulgrana también habló de la posición que tendrá José Mourinho, que no podrá sentarse en el banquillo del Camp Nou por la expulsión. «Mourinho se ubicará donde mande la UEFA y la seguridad».

LA PROTESTA/ No fue el único que habló de la ida de la Champions. Lo hizo Dani Alves, quien reiteró que hubo contacto en la brutal entrada que significó la expulsión de Pepe. «Mucho periódico no tiene credibilidad para opinar y decir lo que piensa. Ahí están las imágenes. Yo, por suerte, llevaba espinillera. ¡Gracias a Dios que la llevaba! Y me ha protegido. Igual es que los golpes que llevo en las piernas me los pinto yo».