Los 'play-offs' de la Liga Endesa

El Barça devuelve el golpe en Badalona y se avanza en la semifinal

Mirotic, con 18 puntos, lidera el triunfo ante la Penya, y recupera el factor cancha para los azulgranas que se dan dos oportunidades para asegurar su pase (77-83)

El azulgrana Higgins controla el balón en presencia de Ribas

El azulgrana Higgins controla el balón en presencia de Ribas / ACB Photo

4
Se lee en minutos
Luis Mendiola
Luis Mendiola

Periodista

ver +

En el escenario más complicado y frente a un Joventut crecido en confianza, el Barça fue capaz de dar un giro a la semifinal, que le da la vida. Arrancó la victoria el equipo azulgrana del Olímpic (77-83) y devolvió el golpe al equipo verdinegro, para situar el 1-2 a favor y recuperar el factor cancha. Ahora dispondrá de dos oportunidades, la primera este viernes también en Badalona, para asegurarse el billete a la final, donde el Madrid aguarda rival.

Mirotic, con 18 puntos, 7 rebotes, 27 de valoración y canastas decisivas en los momentos calientes, volvió a erigirse en el líder del equipo azulgrana que, sin hacer un encuentro brillante, demostró carácter para reaccionar. "No había otro camino, en un partido tan complicado", explicó Mirotic al acabar. "Teníamos que jugar un buen baloncesto. Esto es el Barça. Siempre aparecemos en los momentos complicados. Pero el trabajo no está acabado. Falta uno", indicó.

El Joventut no le perdió la cara al partido, pese a que fue el Barça el que tuvo una mejor puesta en escena. Toda la presión estaba del lado azulgrana, después de dejar escapar uno de los dos partidos en el Palau y esa situación pareció concienciar a los jugadores de Jasikevicius, que salieron mucho más concentrados, cuidando el rebote y las pérdidas, y sobre todo no concediendo puntos fáciles de contrataque.

Al minuto de juego, Brandon Davies ya había sumado más que en toda la segunda entrega, en la que estuvo desaparecido. Pero también encontró más recursos el Barça en las acciones de Laprovittola, muy apagado hasta ahora en la semifinal, en la experiencia de Higgins (que regresó al titular, a costa de la salida de Exum) y en la seguridad de Mirotic, el que está aguantando mejor la depresión que vive el equipo en las últimas semanas y que han desfigurado su imagen.

Serio y muy metido en la pelea desde el salto inicial en Badalona, el primer parcial (14-23) ya fue una declaración de intenciones del Barça. Pero la Penya se encuentra en un momento de confianza alto y, con el protagonismo de Ribas y Tomic, los dos líderes indiscutibles,  consiguió reaccionar y devolver golpes a su rival. Lo hizo buscando con inteligencia las ventajas interiores del pívot, muy superior a Davies, Sanli y a Smits, con quien también lo emparejaron.

Pasión e intensidad

Las acciones de los dos exazulgranas consiguieron que el equipo badalonés volviera a engancharse en el marcador, al tiempo que transmitía buenas sensaciones (29-30). En esa situación de máxima presión, el Barça encontró una salida a través de los triples. Encadenó tres, uno de Kuric y dos de Mirotic, y desactivó la defensa de los verdinegros, hasta el punto de que consiguió irse al descanso con su ventaja más amplia (36-46).

Noticias relacionadas

El nivel de pasión e intensidad subió varios grados en la reanudación, porque la Penya encontró una vía inédita hasta este tercer cuarto, la anotación de Willis (11 puntos en el periodo) y además sacó de su zona de confort al Barça, obligándole a forzar lanzamientos exteriores de sus grandes y también de un Nick Calathes muy desacertado (1 de 8 en triples) . Así que el marcador volvió a apretarse, de nuevo (46-50). El Barça parecía metido en una encrucijada de espesura ofensiva, pero Laprovittola salió al rescate, en esos instantes, para dejar a los azulgranas al mando en el inicio del último periodo (56-61).

Los dos equipos entraron en unos minutos de locura en ese tramo final, con acciones aceleradas y pérdidas de balón inexplicables. Mirotic pareció darle un poco de cordura al juego azulgrana con un triple que parecía despejar el camino (65-75, m. 37), pero cinco puntos de la Penya, con dos triples y dos recuperaciones de Vives, volvieron a disparar la emoción, hasta que un triple inesperado de Calathes y un par de acciones de veteranía de Mirotic acabaron por impulsar al Barça.

Joventut, 77 - FC Barcelona, 83

Joventut: Feliz (2), Ribas (10), Parra (4), Willis (17), Birgander (2) –cinco inicial- Vives (13), Tomic (21), Busquets (-), Ventura (-), Bassas (8),


8 de 20 triples (Vives, 3), 30 rebotes, 8 ofensivos (Tomic, 7), 15 asistencias (Ribas, 5)


FC Barcelona: Calathes (5), Higgins (13), Hayes (), Mirotic (18), Davies (9) –cinco inicial- Sanli (4), Martínez (3), Smits (4), Laprovittola (10), Abrines (-), Kuric (8)


9 de 26 triples (Mirotic, 3), 34 rebotes, 10 ofensivos (Mirotic, 7), 17 asistencias (Calathes, 6)


Parciales: 14-23; 22-23; 20-15; 21-22