La cuenta atrás de la Liga ACB. Los equipos catalanes (2)

Rafa Martínez, una vida extra en Manresa

  • El escolta de Santpedor cumplirá los 40 años como referente del Baxi, el club donde empezó, en la que será su 24ª temporada en la ACB

  •   “Lo que te empuja es seguir disfrutando. Me encuentro bien y estoy feliz aquí porque estoy en casa”, asegura 

Rafa Martínez posa para las fotografías oficiales de temporada del Baxi Manresa

Rafa Martínez posa para las fotografías oficiales de temporada del Baxi Manresa / Joaquim Alberch

3
Se lee en minutos
Luis Mendiola
Luis Mendiola

Periodista

ver +

Veinticuatro temporadas como profesional en la ACB son muchas. No es un logro fácil de conseguir, aunque las vidas de los deportistas cada vez se alarguen más en el tiempo. Ese es la cifra mágica que adornará la prolífica y brillante carrera de Rafa Martínez (3 de marzo de 1982, Santpedor) cuando este domingo arranque con el Baxi Manresa la Liga Endesa de baloncesto en la cancha del Casademont Zaragoza.

La cifra dice mucho, por un lado, de su calidad y compromiso en las cancha (nadie aguanta tanto en la élite si no lo tiene) tanto como su deseo y su amor por este deporte, que le llevaron este verano a aceptar una nueva ampliación de contrato y le permitirán cumplir los 40 años en activo.

“Lo que empuja es seguir disfrutando. Venimos de hacer un gran año, yo personalmente me he encontrado muy bien y soy feliz aquí, porque estoy en casa”, dice este escolta , de 1,90, de Santpedor, a apenas nueve kilómetros de Manresa, que inició su carrera profesional en el Congost (2003 al 2008), que después tuvo unos años felices en Valencia y un paso fugaz por Bilbao (2019/20) antes de decidir volver a Manresa, el club de su vida. “No voy a por ningún récord de longevidad ni nada. Eso lo dejo para Albert Oliver, que ya está en 43 (ríe). Para mí, simplemente poder seguir jugando es un regalo, una vida extra”, remarca.

Un carrusel de entradas y salidas

Las entradas y salidas de jugadores son habituales en el Baxi Manresa,un club con un presupuesto limitado. El club del Bages está obligado a hacer una apuesta por deportistas con un caché bajo, que aceptan la propuesta para hacerse un nombre en una Liga de primera línea como la Endesa, y eso explica también los numerosos cambios que se han vivido en el Nou Congost, donde siguen respecto al año pasado Sima, dani Pérez, Jou, Rafa Martínez y Dani Pérez. Respecto al año pasado han causado baja Eatherton, Báez, Vaulet, Janning,  Hinrichs, Sajus, Peñarroya, Mason y Sakho y han llegado a la plantilla que dirige Pedro Martínez, Francisco, Valtonen,  Thomasson, Steinbergs, Berzins, Moneke, Mayel Bako

En su última etapa en Valencia y su año en Bilbao, roto por el inicio de la pandemia, todo parecía apuntar a un final mucho menos idílico. Una operación en la rodilla derecha, con persistentes molestias, le llevó a plantearse incluso la retirada. Pero en Manresa ha vuelto a recuperar la sonrisa, las molestias han desaparecido y un cambio de alimentación le llevaron a replantearse la situación. “Con Pedro (Martínez, el técnico manresano) tengo muy buena relación. Tuvimos una charla, me dijo que me pensara lo de seguir otro año y, al final, tanto la presencia de Pedro, como el hecho de estar en casa, como también la vuelta de los aficionados a los pabellones me ha ayudado a decidirme”, cuenta Rafa, aunque no esconde, por otra parte, que hay un deseo añadido. La oportunidad de que aún lo puedan ver jugar sus dos hijos: Paula, que en noviembre hará los 5 años, y el pequeño Adur, de año y medio. “Que vengan mis amigos, mi familia, es un extra”.

Dos competiciones

La continuidad de Rafa Martínez es un ancla imprescindible para la identidad de un club como el Baxi Manresa, al que han llegado este verano ocho jugadores nuevos, en cierta forma obligado a renovar cada temporada el vestuario. También es la principal referencia para un vestuario joven, necesitado de consejos y guía. “A mí no me cuesta ayudar. Siempre lo he hecho y me siento cómodo en ese papel”, aclara.

Noticias relacionadas

Esa revolución anual se explica tanto por razones económicas como la proyección que consiguen sus jugadores en un equipo que, año tras año, repite el milagro del buen juego y excelentes resultados (lo acaba de demostrar adjudicándose la Lliga Catalana frente al Barça) pero que nunca deja de tocar con los pies en el suelo. “La garantía que tenemos es de un entrenador como Pedro Martínez, que sabes que hará jugar bien al equipo, y de tener un presidente como Josep Sáez, que es el alma de este club", remarca. “Es verdad que ese título es muy importante para todos, pero ahora comienza lo más importante, la de conseguir ser un equipo competitivo y más esta temporada que estamos en competición europea (la BCL de la FIBA). Para nosotros es todo un reto. La suerte es que tenemos 13 jugadores que pueden jugar y que generarán una competencia que es buena”.