La 'final four' de la Euroliga

Micic, el genio de Kraljevo que domina en Europa y apunta a la NBA

"Qué se puede decir de un jugador así, MVP de la temporada, de la final y campeón", lo elogió Jasikevicius

Micic se lanza al suelo a por un balón en pugna con el azulgrana Bolmaro

Micic se lanza al suelo a por un balón en pugna con el azulgrana Bolmaro / Efe

Se lee en minutos
Luis Mendiola
Luis Mendiola

Periodista

ver +

Vasilije Micic ha tardado en aparecer en el escenario europeo. No ha sido hasta estas dos o tres últimas temporadas, cuando se ha vivido la eclosión del genio de Kraljevo (Srerbia,13 de enero de 1994). Pero cuando ha aparecido, lo ha hecho con una luz cegadora para convertirse en un jugador determinante en el continente y a dominar los partidos, como no se veía desde la exhibición de Doncic en la final de Belgrado 2018.

Su actuación dominante fue una de las razones principales del triunfo del Efes en la final de la Euroliga. La final de Colonia fue la de Micic por encima de Shane Larkin, el genial base estadounidense que también se convirtió en una pesadilla para los azulgranas. El base serbio, de 27 años y 1,95, internacional por su país , se hizo con el premio al jugador más valioso (MVP), igual que se había hecho con el de mejor jugador de la temporada en la Euroliga.

«Qué se puede decir de un jugador así. Sus títulos lo dicen todo: MVP de la temporada, de la final y con el título de campeón. Es uno de los mejores de Europa», resumió a modo de elogio, el técnico azulgrana, Sarunas Jasikevicius, que tuvo un papel determinante en su evolución como jugador cuando lo tuvo a sus órdenes en el Zalgiris.

La tutela de Saras

El propio base serbio reconoce que la tutela y los consejos de Saras le hicieron dar el paso adelante y convertirse en un base de primer nivel. «Primero quiero agradecer este MVP a mis compañeros y a mi entrenador, Ataman. Este título es algo que vamos a celebrar balcánicamente. No se puede explicar por televisión», aseguró.

Noticias relacionadas

Micic resultó determinante, sobre todo en la segunda parte, en la que frenó los intentos de reacción azulgranas. Sus números fueron impresionantes: 25 puntos (21 tras el descanso) con 6 de 10 en tiros de 2, 2 de 4 en triples y 7 de 8 tiros libres. Pero su capacidad de decisión en los momentos claves y su ascendencia en el juego del Efes fue aún mayor. Micic consiguió disputar los últimos minutos sin forzar la quinta falta personal.

En la semifinal, ante el CSKA, el talento de Kraljevo se fue hasta los 25 puntos, 3 rebotes y 6 asistencias, con 26 de valoración. Y aunque no es oficial, su futuro está ya encaminado hacia la NBA la próxima temporada, en las filas de los Oklahoma City Thunder, que ya han dejado claro su interés en incorporarlo, después de conseguir sus derechos de los Sixers, que lo escogieron en segunda ronda el draft del 2014