Ir a contenido

VISITA INSTITUCIONAL

La Copa del Mundo de baloncesto, en EL PERIÓDICO

"Es un trofeo que queremos compartir con todos los que nos han ayudado", afirma Garbajosa, presidente de la FEB

Jorge Garbajosa, presidente de la FEB, muestra el trofeo de campeón del mundo a la directora de El Periódico, Anna Cristeto

Jorge Garbajosa, presidente de la FEB, muestra el trofeo de campeón del mundo a la directora de El Periódico, Anna Cristeto / JORDI COTRINA

Jorge Garbajosa, presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB), visitó este miércoles, junto a varios miembros de su staff y de la Federación Catalana, la redacción de EL PERIÓDICO con el trofeo de Campeón del Mundo que la selección de baloncesto conquistó el pasado día 15 de septiembre en Pekín, tras imponerse con mucha claridad en la final a la selección de Argentina por 75-95.

En la visita, Garbajosa explicó a Anna Cristeto,  directora de EL PERIÓDICO, el orgullo que supone para la Federación culminar un verano ya plagado de éxitos en las categorías inferiores con el título masculino absoluto, el segundo de la historia tras el Mundial del 2006, y también la satisfacción que supone que los resultados lleguen también con las chicas, ya que la selección femenina conquistó este verano el título de Campeona de Europa en Serbia, y la apuesta por el Universo Mujer que se hace desde la federación.

Récord de audiencia

La final del Mundial de baloncesto entre España y Argentina fue la emisión más vista de televisión durante el mes de septiembre, según se ha dado a conocer en las últimas horas. La cadena Cuatro logró 6.168.000 espectadores de media durante la retransmisión, un 46,5% de cuota de pantalla, y un minuto de oro que llegó a los 8.583.000 personas.

“Parece una frase hecha, pero es una Copa que queremos compartir con todo el mundo que ha estado ayudando, y nuestra idea es promover una gira que lleve el trofeo por todos los rincones de España para que los niños puedan disfrutarlo también”, señaló Jorge Garbajosa en su visita.

El trofeo de la Copa del Mundo  se renovó para esta edición del Mundial, con una Copa algo más alta (60 centímetros, 13 más que la anterior), hecha casi enteramente de oro y presenta un rol de honor que enumera a todos los campeones del mundo. También cuenta con un aro de oro en el que se escribe "Federación Internacional de Baloncesto Amateur" - el nombre original de FIBA - una marca que lo identifica como un trofeo oficial.