Ir a contenido

MUNDIAL FEMENINO

España se juega el pase a cuartos con Bélgica

El Periódico

Queralt Casas atiende a los periodistas durante el Mundial que se disputa en Tenerife.

Queralt Casas atiende a los periodistas durante el Mundial que se disputa en Tenerife.

España y Bélgica jugarán este martes por el liderato del grupo C del Mundial de baloncesto femenino que se disputa en Tenerife. La victoria llevará directamente a cuartos de final a uno de los dos rivales. El seleccionador, Lucas Mondelo, ha subrayado que quieren "ganar" y que están "obligados a ganar". La pívot Astou Ndour lanza optimismo al proclamar que  "una medalla es una medalla, pero no renunciamos a nada".

Las jugadoras de la selección española se refieren al equipo como a "la familia", tal es su grado de integración e implicación en el objetivo común que han llevado a buen puerto en los últimos cinco años: campeonas de Europa en 2013 y 2017, subcampeonas del mundo en 2014, subcampeonas olímpicas en 2016 y medalla de bronce europeo en 2015.

La 'familia' belga es más carnal, puesto que el entrenador Philip Mestdagh tiene en la selección a dos hijas Kim y Hanne Mestdagh. Relaciones al margen, España y Bélgica se juegan un liderato que tiene como recompensa pasar directamente a los cuartos de final, sin pasar previamente por el choque de octavos.

Las españolas han cumplido ante Japón (84-71) y Puerto Rico (78-53), mientras que Bélgica arrasó a Puerto Rico (86-36), pero cayó ante Japón en la prórroga (75-77).

Así las cosas y ante la previsible victoria de Japón sobre las boricuas, una victoria de Bélgica ante España por más de 7 puntos le daría el primer puesto a las belgas, mientras que una victoria de España o una derrota por 7 puntos o menos dejaría a las de Lucas Mondelo como líderes. 

"Es nuestra segunda final tras la de Japón, porque ir a cuartos directos significa estar entre los ocho mejores del mundo y tener dos días para recuperar jugadoras y preparar el partido de cuartos. No pensamos mas allá porque perder significa jugar octavos, con la carga física y emocional que tiene porque si pierdes te vas fuera. El equipo es así y es cómo nos ha ido bien siempre", advierte Lucas Mondelo.

Objetivo perfectamente fijado

La selección española ha demostrado que cuando está concentrada y con el objetivo perfectamente fijado es un equipo difícil de batir, por su trabajo, coraje y calidad, pero cuando tiende a contemporizar se diluye y sufre. Los partidos ante Japón y Puerto Rico son ejemplos perfectos de uno y otro caso.

Mondelo, además de ir superando los partidos de la primera ronda del Mundial, está teniendo que lidiar con la falta de preparación de dos piezas importantes del equipo, Alba Torrens y Silvia Domínguez. Torrens, jugadora clave y una de las mejores aleros del mundo, apenas lleva diez días de entrenamientos por una lesión, mientras que Domínguez debutó este domingo ante las centroamericanas.

Las 'cracks' belgas

Además de Kim Mestdagh, autora de 7 de 11 triples ante Japón, la gran estrella belga es Emma Meesseman, una ala-pívot que fue la jugadora más valiosa de la última Final a Cuatro de la Euroliga y sobre la que Astou Ndour, Laura Gil y, sobre todo, Laura Nicholls deberán hacer un gran trabajo defensivo. 

Para desentrañar las claves de Bélgica, tercia el seleccionador español: "Meesseman es la jugadora más valiosa de la Final a Cuatro de la Euroliga, pero Bélgica también tiene a Ann Wauters, que aunque ya va justita (37 años) el rato que está en pista le da un toque de calidad brutal, y luego por fuera tienen a Julie Vanloo, Kim Mestdagh, que metió 7 triples a las japonesas, tienen a Delaere, Julie Allemand que es una base capaz de entrar y tirar con lo que te complica el bloqueo y continuación", observó Mondelo.

Modelo ha explicado en rueda de prensa que el objetivo del equipo es intentar ganar una medalla. "Lo complicado no es ganar una medalla una vez porque se puede formar la tormenta perfecta y ganarla, lo complicado es hacerlo con la regularidad que lo hemos hecho, cosa que grandes potencias no han conseguido". ¿Hasta dónde se sienten presionados? "Jugar en casa pesa, el equipo está transformando la presión en ilusión", apuntó.

La alero Alba Torrens se sumó a las reflexiones del 'jefe' Modelo advirtiendo que lo dará todo. "Igual no estoy al 100% en estos momentos, pero lo que tengo claro es que tengo que dar el 100% de cómo estoy en este momento. Tengo que dar el máximo de lo que tengo para sumar al equipo y poder conseguir la victoria en cada partido".

Igual de concienciada se ha mostrado Queralt Casas. La escolta de la sección y del landes carolo francés ha dicho: "Hay que ir con la misma mentalidad que en estos dos primeros partidos. Hay que salir a por todas, jugar muy fuerte y hacer nuestro trabajo. Lógicamente Estados Unidos juega aparte, porque es casi imposible plantarles cara. Australia es una selección muy fuerte. Tenemos que salir a ganar todos los partidos.