Ir a contenido

BALONCESTO

La Penya garantiza su futuro tras un acuerdo con el Ayuntamiento de Badalona

"Es un día histórico, el acuerdo es un punto de inflexión para el club", afirma Villacampa

Luis Mendiola

Sabater, alcaldesa de Badalona, y Villacampa, presidente de la Penya, en la rueda de prensa / JOVENTUT

Sabater, alcaldesa de Badalona, y Villacampa, presidente de la Penya, en la rueda de prensa
La alcaldesa de Badalona, Dolors Sabater, y el presidente de la Penya, Villacampa, en la rueda de prensa 

/

El Joventut de Badalona empieza a mirar al futuro con optimismo después del pacto alcanzado con el Ayuntamiento de Badalona para asegurar su viabilidad. El acuerdo, dado a conocer por la alcaldesa de Badalona, Maria Dolors Sabater, y por el presidente de la entidad verdinegra, Jordi Villacampa, permitirá a la Penya reducir a mínimos su deuda , estabilizar a la entidad y asegurar su viabilidad.

“Es un día histórico, un punto de inflexión para el club, que afronta el futuro con otra filosofía”, explicó orgulloso Villacampa sobre el acuerdo dado a conocer este viernes por la mañana. “Hablamos en términos de presente y futuro y de sellar una relación que garantizará el futuro de la Penya y también asegurará el máximo rendimiento para la ciudad”, remarcó también Sabater.

El pacto entre Penya y Ajuntament, pendiente de ratificación del pleno municipal que se celebrará el 28 de marzo, pero que cuenta ya con el respaldo de todos los grupos municipales, se concreta en tres puntos: la entrada del ayuntamiento en el consejo de administración del club; la adquisición de las instalaciones de Mas Ram, ahora propiedad de la Penya, como bien interés de la ciudad; y el pacto de futuro con instituciones para garantizar esta viabilidad.

“Quedan flecos por resolver. Pero hay voluntad de que sea un acuerdo de ciudad, que supere el tema de los partidos  y que vaya más allá de los colores políticos”, explicó Sabater, que destacó que el Joventut es un símbolo de identidad de la ciudad y de los valores, como el trabajo con la cantera, del que se siente más orgullosa. “Más del 40% de los badaloneses lo consideran el principal símbolo de la ciudad”, destacó.

EL PLAN DE VIABILIDAD

El acuerdo con el Ayuntamiento era uno de los tres objetivos que se fijó Villacampa en el plan estratégico que desgranó el pasado diciembre ante el consejo de administración de la entidad para evitar un proceso de liquidación. En esa reunión, el presidente verdinegro se dio un plazo de tres meses para asegurar la viabilidad antes de dejar el cargo después de 17 años.

La junta que preside Villacampa ya ha cerrado los otros dos puntos que eran claves en el plan estratégico: el acuerdo con Hacienda para reordenar la deuda  que se situaba en torno a los 10 millones de euros y también con Bankia, la principal acreedora.

MORALES, LA ALTERNATIVA

“Después de asegurar estos tres puntos, creo que quedará como mucho una deuda a largo plazo en torno a lo 2,5 millones de euros, como demuestra la auditoría que hemos hecho, y que dejan un futuro más que viable, lo que hace que el gobierno municipal nos haya dado su confianza para tirar adelante el plan de viabilidad”, subrayó Villacampa.

Encarrilado el futuro de la Penya,  el club convocará el consejo de administración de la sociedad anónima deportiva para elegir el relevo de Villacampa y de la mayoría de los consejeros que dirigen el club.

La fecha más probable para elegir la nueva junta se sitúa a finales de abril, en torno al 25. Será el adiós del actual presidente y la llegada de un nuevo responsable. El exjugador verdinegro Juanan Morales, que integra la actual junta, es uno de los candidatos más firmes a tomar el relevo.

0 Comentarios
cargando