Ir a contenido

Shermanidi se muestra imparable ante el FIATC Joventut

El ICL Manresa cae en Zaragoza en un duelo por alejarse del descenso

Shermanidi anota con facilidad en la zona del Joventut

Shermanidi anota con facilidad en la zona del Joventut / BORJA NOLLA (EFE)

El MoraBanc Andorra rompió una racha de cinco derrotas consecutivas con una victoria convincente ante el FIATC Joventut (96-65), al que desarboló con la superioridad deL pívot georgiano Giorgi Shermadini en la zona (26 puntos y 36 de valoración) y mucho acierto desde el triple (10 de 19).

Los dos equipos llegaron con números muy similares al encuentro, pero el equipo de Joan Peñarroya se quedó, al final, a solo cuatro puntos de su victoria más amplia en la Liga ante una Penya que no pudo contar con Rakovic ni con Brandon Paul, lesionados.

El encuentro se movió sobre esos parámetros de equilibrio hasta el descanso (41-38), con un inspirado Mallet tirando de su equipo, y un Andorra que alternaba fases de birllo con momentos de atasco.

El hundimiento de la Penya en la segunda parte, sin embargo, dio paso a un cambio radical del guion. Sin acierto desde la línea del triple, el equipo de Maldonado se desconectó y acumuló errores y pérdidas, mientras el Andorra encontró buenos tiros y pudo desplegarse en el contrataque.

Los 12 puntos de ventaja del Andorra al final del tercer acto (65-53) se ampliaron en el último, con los jugadores de Peñarroya afinando desde el perímetro y Shermanidi marcando diferencias dentro de la zona de un Joventut superado, que encajó 31 puntos en el último cuarto.

Morabanc Andorra: Schreiner (9), Navarro (12), Betinho (12), Bogdanovic (13), Shermadini (26) -cinco inicial- Stojanovski (7), Jones (4), Pino (2), Clark (5), Holt (2), Niang (4) y Schneider (-).

FIACT Joventut: Mallet (14), Vidal (9), Abalde (9), Suton (4), Miralles (10) -cinco inicial- Nogués (3), Llovet (5), Drame (3), Ventura (3), Sàbat (5) y Sans (-).

PÉSIMO FINAL MANRESANO

Después de dar réplica durante 30 minutos al CAI Zaragoza, el ICL Manresa vivió una pesadilla en el último cuarto y perdió con contundencia (82-65) un duelo entre dos equipos que intentan alejarse de la zona de descenso y que tiene un valor capital para el cuadro de Andreu Casadevall. Para el equipo de Ibon Navarro, la derrota supone un nuevo paso atrás que complica su futuro

Las fuerzas del equipo manresano aguantaron hasta el minuto 28 (empate a 52) pero después empezaron a flaquear, sobre todo por el paso adelante del CAI en defensa, y el protagonismo ofensivo de Jelovac, lo que hundió las últimas opciones manresanas.

CAI Zaragoza: Bellas (13), Linhart (2), Benzing (6), Fotu (8), Norel (4)- cinco inicial- Peré Tomas (8), Kravtsov (11), Jelovac (14), Henry (14), Sastre (2) y Sergi García (-).

ICL Manresa: Foster (8), Simon (12), Grigonis (6), Auda (11), Musli (12) -cinco inicial- Sandul (6) Alex Hernández (4), Juan José García (-), Flis (2) y Jarmaz (4).

0 Comentarios
cargando