Símbolo de Badalona

La UPC considera que la variación de la profundidad del fondo del mar fue clave en la ruptura del Pont del Petroli

  • El temporal Gloria provocó una acumulación "única" de arena en la base de la estructura y multiplicó la fuerza de las olas

El Pont del Petroli de Badalona, en un día de temporal.

El Pont del Petroli de Badalona, en un día de temporal. / RICARD CUGAT

Se lee en minutos
ACN

La excepcionalidad del temporal Gloria combinó una serie de circunstancias que provocaron la rotura del Pont del Petroli de Badalona (Barcelonès) el 22 de enero de 2020. Según un estudio de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), uno de los factores clave fue la variación de la batimetría (la profundidad del fondo del mar) en ese punto. "Fue un temporal muy particular con una duración muy larga y un transporte de sedimentos único", explicó el investigador de la UPC Corrado Altomare.

La combinación de estos dos elementos provocó que las mismas olas que durante las primeras horas del temporal rompían con poca fuerza por debajo del el puente, pasaran a "levantarse" y a impactar con mucha más "energía" sobre la estructura.

Esta es la principal conclusión del estudio encargado por el Ayuntamiento de Badalona para afrontar ahora la reconstrucción del puente con las mayores "garantías de éxito" y evitar que vuelva a pasar un episodio como aquel. "Es el elemento más singular que tiene la ciudad", recuerda el alcalde de Badalona, Xavier Garcia Albiol, que no quiere "ahorrar" en la recuperación de la infraestructura.

Cambio climático

Para poder afrontar ahora esta fase, los investigadores de la UPC han analizado en detalle la estructura del puente y el mismo temporal. "Tuvieron alturas de más de seis metros durante 48 horas y eso genera fatiga a la estructura", asegura el responsable del estudio, Corrado Altomare.

A la duración del temporal y la variación de la batimetría, se añaden también otros elementos que contribuyeron a la debilidad de la estructura. De entrada, el puente se construyó a mediados de los 60 pensado "para otros objetivos" y "en otras condiciones climáticas". El cambio climático o la posterior construcción del puerto de Badalona, por ejemplo, también han influido.

Corrado Altomare asegura que el problema del puente es "complejo" y que para entender qué pasó han tenido que hacer hasta cuatro tipos de estudios y más de 200 tests. Los investigadores de la UPC afirman que una tormenta como esta puede pasar "mañana o dentro de veinte años" y que medir bien las fuerzas que puede soportar la estructura será capital para su reconstrucción.

Reconstrucción

En este sentido, el Ayuntamiento de Badalona tiene previsto licitar próximamente la redacción del proyecto. La reconstrucción se podría licitar a finales de año y las obras comenzarían en el verano de 2022. En el mejor de los casos, el nuevo Pont del Petroli podría reinaugurarse durante la segunda mitad de 2023.

Los plazos retrasan un año las previsiones que se hacían el pasado mes de noviembre y ahora ya el consistorio ha evitado hablar de un presupuesto aproximado. En el inicio del estudio se hablaba de 1,5 millones de euros, pero ahora el alcalde, Xavier Garcia Albiol, ha querido ser más conservador y prefiere esperar a tener el proyecto definitivo.

Noticias relacionadas

En cualquier caso, Badalona no quiere ahorrar recursos en esta estructura e incluso la UPC asegura que el Pont del Petroli "puede ser una oportunidad" para realizar estudios científicos de "referencia mundial" si se instala un laboratorio submarino que permita testear en directo los cambios que se dan en el fondo marino con el paso del tiempo.

Más noticias de Badalona en la edición local de EL PERIÓDICO