Ir a contenido

Cara a las municipales

Crisis de Podem en Badalona por las alianzas electorales

La dirección del partido en Catalunya apuesta por unirse a los comunes, pero el grupo municipal defiende concurrir junto a ERC

Efe

 Fachada del Ayuntamiento de Badalona.

 Fachada del Ayuntamiento de Badalona.

La configuración de coaliciones para las elecciones municipales del 26 de mayo en Badalona ha provocado una crisis interna en Podem, ya que mientras la dirección del partido en Catalunya apuesta por una alianza con los comunes, el grupo municipal defiende concurrir junto a ERC.

En las últimas horas, la polémica por las alianzas electorales ha aflorado públicamente a través de comunicados contradictorios.

Por un lado, los comunes badaloneses han anunciado un acuerdo entre Catalunya en Comú y Podem Catalunya para concurrir conjuntamente a las elecciones en Badalona, con una lista encabezada por Aïda Llauradó, bajo la denominación Badalona en Comú Podem.

Fuentes de los comunes han explicado a Efe que la decisión de presentarse de la mano de Podem -dejando fuera a ERC y a Sabater, pero incluyendo, en cambio, a sectores de ICV-EUiA- la ha tomado la dirección y es un acuerdo "firme" que no tiene "marcha atrás".

Comunicados contradictorios

Sin embargo, en otro comunicado, el círculo de Podem Badalona se ha desmarcado del acuerdo alcanzado entre las direcciones catalanas de Catalunya en Comú y Podem.

Los podemitas badaloneses han advertido de que "no contemplan un cambio de proyecto y estrategia" de cara al 26M y mantienen, pues, su apuesta por la "candidatura amplia, transformadora y soberanista" fruto de un acuerdo alcanzado con ERC y Guanyem Badalona en Comú, lista liderada por la exalcaldesa Dolors Sabater, que fue desalojada del ayuntamiento el pasado junio tras una moción de censura.

El grupo municipal de Podem ya había anunciado su intención de concurrir en una lista conjunta con los republicanos, Guanyem Badalona en Comú, Avancem y Moviment d'Esquerres.

Según han indicado fuentes de Podem Badalona a Efe, el grupo solicitó a la dirección catalana someter a votación telemática dicho acuerdo y ayer martes recibieron la negativa, pese a que ya habían convocado para hoy una asamblea para ratificarlo presencialmente.

Un frente de izquierdas

"Seguiremos adelante, porque no hemos hecho nada a escondidas y, si se vota el pacto, tendremos legitimidad frente a la dirección", han señalado las mismas fuentes, que admiten que Podem Catalunya tiene la última palabra.

El objetivo de la formación es crear un bloque de izquierdas que pueda hacer frente al candidato del PPC Xavier García Albiol, a quien las encuestas dan una mayoría de votos.

Por ello, desde Podem Badalona, ERC y Guanyem Badalona en Comú "tienden la mano" a los comunes para se sumen a una fórmula que "frene" el auge de la "extrema derecha".

"Lo primero es que no gane Albiol, luego ya discutiremos sobre el independentismo", afirman en referencia a las discrepancias internas del bloque progresista, aunque justamente ese punto es el que la lista de Aïda Llauradó no ve con buenos ojos.

Desde Badalona en Comú, mientras tanto, afirman que carece de sentido concurrir junto a ERC porque ello generaría problemas de gobernabilidad, aunque aseguran que unirán fuerzas con todos los grupos de izquierda tras las elecciones para intentar formar gobierno.