Ir a contenido

TRAS EL INCENDIO DEL BON PASTOR

El Ayuntamiento de Badalona y Endesa rastrearán los pinchazos eléctricos

El alcalde Àlex Pastor asegura que se protegerá a las personas vulnerables y perseguirá los usos ilícitos

El Periódico

Un operario trabaja en el desescombro del edificio siniestrado de la calle Marquès de Mont-roig de Badalona.

Un operario trabaja en el desescombro del edificio siniestrado de la calle Marquès de Mont-roig de Badalona. / FERRAN NADEU

El Ayuntamiento de Badalona y la compañía eléctrica Endesa colaborarán para detectar los fraudes en el consumo de luz en la ciudad tras el incendio de una instalación eléctrica en un bloque del barrio de Sant Roc que causó la muerte de tres personas. Este es el principal resultado de la reunión que ha mantenido hoy el alcalde de Badalona, Àlex Pastor, con responsables de la empresa. Endesa entregará un mapa detallado del consumo de luz, con una relación de los expedientes por sobreconsumo de los últimos años.

El gobierno municipal se ha comprometido, sin embargo, a analizar cada caso de forma individual. El alcalde se ha manifestado a favor de diferenciar entre los casos de pobreza enérgica y los usos de los pinchazos eléctricos para actividades ilícitas, como el cultivo de marihuana. Pastor se compromete a trabajar "para acompañar, asesorar y ayudar a todas las familias que se encuentran en situación de pobreza energética" de tal forma que las familias identificadas como vulnerables por los servicios sociales "quedarán automáticamente protegidas de cualquier interrupción del suministro".

Pinchazos y ocupaciones

En cambio, respecto a los casos en que el fraude responda a "actividades ilegales" se actuará "con determinación y con todos los instrumentos que estén a mano para hacer frente a los casos que supongan inseguridad para la ciudadanía". En este sentido, no obstante, el alcalde pide, en una clara referencia a los mensajes lanzados por el exalcaldo del PP Xavier García Albiol, "no asociar todos los pinchazos de luz a la ocupación de inmuebles" porque "es irresponsable y no es coherente con la realidad de la ciudad".

Por otro lado, Endesa se ha comprometido a no facturar ningún importe por consumo eléctrico a las familias de los pisos afectados por el incendio del barrio de Sant Roc hasta que no puedan volver a casa, y agilizará los trámites necesarios para dar de alta de suministro a las viviendas provisionales que se facilitarán a las familias desalojadas.