Ir a contenido

Tragedia en un barrio olvidado

Así fue el incendio de Badalona, un tubo de fuego de ocho plantas

Tres personas fallecidas y una treintena de heridos en un bloque en llamas de Sant Roc

Rescate dramático con la escalera de bomberos a vecinos que pedían auxilio desde la ventana

Guillem Sànchez

Vídeo del incendio en el edificio de Sant Roc (Badalona) y del rescate de algunos vecinos. / FOTO: JOSEP GARCIA VIDEO: EL PERIÓDICO

Tres personas han fallecido en Badalona este sábado a primera hora de la mañana en un virulento incendio que se ha originado en los bajos de un modesto bloque de 10 plantas y ha trepado en pocos minutos hasta el ático. También han resultado heridas otras 29 personas, tres de ellas de gravedad, entre las que se cuentan un bebé de pocos meses de vida por intoxicación de humo y dos hombres que se han precipitado al vacío desde la ventana para evitar morir abrasados.

Las llamas se han originado sobre las 9.00 horas en el 1º 2ª del número 244 de un edificio viejo conocido en el barrio de Sant Roc como 'El Lineal', debido a su alargada y enclenque estructura que resigue la avenida Marquès de Montroig, el principal acceso que conecta el núcleo urbano de Badalona con Barcelona. Lo más probable es que los inquilinos de este domicilio, así lo cuentan los vecinos -que añaden que se trataba de un piso ocupado-, hayan huido del fuego dejando la puerta de su casa abierta. Un error común que ha resultado fatal. 

Tras la voz de alarma, el resto de familias han abierto las puertas de sus respectivas viviendas para averiguar qué ocurría y al hacerlo han creado una vía de aire que ha reclamado las llamas. Impulsado por esta mecha de oxígeno, el fuego ha ascendido por la escalera comunitaria cumpliendo escrupulosamente con el conocido 'efecto chimenea' y convirtiendo este espacio en un tubo de fuego que ha acabado afectando a ocho de las diez plantas del edificio. No han ardido de la misma forma todas las casas. Aquellos inquilinos que han tenido tiempo de cerrar de nuevo la puerta han podido taponar parcialmente las llamas. Sin embargo, los que se han asustado por el humo y han regresado a habitaciones alejadas, o han corrido hacia pisos superiores, olvidando la puerta principal abierta, han dejado el paso libre al fuego. Cuatro domicilios han quedado completamente calcinados.

Una burbuja de humo 

Las tres muertes se han producido en las plantas octava y novena. Todas han fallecido asfixiadas por el humo acumulado en el techo de la finca. Una burbuja de veneno que ha ahogado a una anciana de 92 años residente en la novena planta y a otras dos personas, vecinas de la octava. Los cuerpos de estas dos últimas han aparecido carbonizados porque la octava ha sido la última planta alcanzada por las llamas. Uno ha sido hallado cerca de la ventana, en una postura que indicaba que trataba de llegar hasta ella antes de perder el conocimiento. Los Mossos d’Esquadra han explicado que ambos cadáveres siguen sin identificar, al parecer pertenecen a ciudadanos de nacionalidad extranjera, y resultará necesario esperar al examen forense.

Incendio en Sant Roc Badalona

La fuerzas de las llamas, y el espesor del humo, han provocado que diversos vecinos, en una imagen que escapa a la normalidad de los incendios urbanos en Catalunya, se hayan colgado del alféizar de las ventanas a la espera de ser rescatado por los bomberos. Dos de ellos han perdido la paciencia y se han precipitado al vacío. Uno ha caído desde un tercer piso al tratar de descolgarse por la tubería. Ambos han sufrido lesiones de gravedad y junto al bebé son las víctimas heridas cuyo estado preocupa más, en especial el del pequeño recién nacido, ingresado en el Hospital de la Vall d'Hebron.

"Más de cuarenta minutos"

Los vecinos de Sant Roc, en pijama, anorak y zapatillas, han salido a la calle para contemplar atónitos la estampa: hombres y mujeres pidiendo socorro a gritos desde ventanas humeantes. No ha resultado algo fácil de digerir y en cuanto han llegado los equipos de emergencias se han acercado para denunciar con vehemencia que han tardado "casi cuarenta minutos" en llegar. Asimismo han lamentado que únicamente hayan intervenido dos escaleras -una para cada fachada- para rescatar a las víctimas que sollozaban desde las ventanas.

Oficialmente, sin embargo, los Bombers de la Generalitat han negado tal tardanza y han asegurado que el aviso al teléfono de emergencias 112 se ha recibido a las 9.09 horas y que las primeras dotaciones han llegado al edificio a las 9.18 horas. Nueve minutos. "Los bomberos estábamos en los parques de Santa Coloma de Gramenet y de Badalona, ambos de referencia para el vecindario de Sant Roc, y nuestra reacción ha sido inmediata", ha zanjado el jefe de la región metropolitana norte. En total han participado unos cuarenta efectivos procedentes de los parques de la Generalitat más próximos a este vecindario y de la flota de Barcelona. Más dudas sugiere el hecho de que hayan acudido al incidente únicamente dos escaleras.

Rescate dramático

La autoescalera que se ha elevado para socorrer a las personas de la fachada principal, en la quinta planta, ha tenido que asumir un alto riesgo de sobrecarga para poder descender en un único viaje a las cinco personas que pedían auxilio desde la ventana. 

En una primera maniobra, los dos bomberos han socorrido a un adulto, a sus dos hijos y al bebé que ha sufrido una intoxicación grave por inhalación de humo. Con ese peso, las alarmas han avisado de que se había sobrepasado el peso máximo y han iniciado la maniobra de descenso, a pesar de que en la ventana contigua dejaban a una quinta víctima, otro adulto, rodeado por las llamas. Los bomberos, a mitad de camino, han constatado que tal vez sería demasiado tarde para el quinto y han regresado. Afortunadamente, la escalera ha soportado el peso y han podido descender los siete.

Otros camiones con autoescalera disponibles de parques cercanos de los Bombers de la Generalitat, un cuerpo movilizado para denunciar la ausencia de efectivos humanos y materiales, estaban en Mataró o Sabadell pero no se han activado. Uno de estos ha acabado siendo decisivio pocas horas después en un fuego declarado en La Llagosta que se ha cobrado otra víctima. 

Tres días de luto

Badalona ha declarado tres días de luto tras conocer el trágico balance del fuego. Esta tarde se han suspendido todos los actos previstos para recibir a los Reyes Magos, salvo la propia cabalgata. El alcalde de la ciudad, Álex Pastor, ha explicado que se ha habilitado el Centro Cívico para atender provisionalmente a los vecinos desalojados y que los servicios sociales municipales les proporcionarán una pensión hasta que puedan regresar a sus casas. La estructura del edificio no se encuentra afectada y ello ha facilitado que los vecinos de las fincas 242 y 246, colindantes, hayan podido recuperar sus domicilios sobre las 15.00 horas.

La Unitat Central de Investigació Ocular de los Mossos d’Esquadra, como ocurre cada vez que en un incendio fallece una persona, se ha hecho cargo de la investigación encaminada a averiguar qué ha originado las llamas. Serán pesquisas largas, subrayan fuentes policiales, que contarán con el apoyo técnico de los Bombers y que han comenzado tras concluir que la estructura de la finca era estable y ya podía entrar la comitiva judicial para levantar los cadáveres de la octava planta pendientes de identificar.

Respuesta masiva de bomberos de vacaciones

El incendio de Badalona ha interrumpido de forma automática la protesta laboral de los Bombers de la Generalitat. Actualmente, los profesionales se niegan a realizar horas extras. Una medida que forma parte de las reivindicaciones sindicales iniciadas para denunciar la ausencia de efectivos y de medios materiales que aqueja al cuerpo de emergencias. Sin embargo, este sábado, todos los bomberos contactados por la sala de control y requeridos para incorporarse a cubrir los parques que habían quedado vacíos porque las dotaciones se encontraban en Badalona han respondido "masivamente". "Dijimos que lo interrumpiríamos en caso de emergencia y así lo hemos hecho", ha recordado Antonio del Río, de UGT. 

Temas: Incendios