02 abr 2020

Ir a contenido

HACER LA TEMPORADA

Patrocina:

Trabajar en una estación de esquí

El mundo de la nieve ofrece un amplio abanico de propuestas laborales durante la campaña invernal

La Acem cuenta con un centro de formación especializado para preparar a los futuros profesionales

Sergi Mejías

Una máquina pisanieves trabaja para acondicionar las pistas de esquí en Vallnord.

Una máquina pisanieves trabaja para acondicionar las pistas de esquí en Vallnord.

Convertir la pasión por el esquí en una salida laboral en la nieve. Este es el camino que ha llevado, y lleva, a mucha gente a trabajar cada temporada en una estación de esquí o en algún negocio relacionado con el mundo de la nieve. En este escenario se dibujan tres ámbitos bien diferenciados como son trabajar en la propia estación, en una escuela de esquí o en servicios como son la restauración y la hostelería de las zonas de influencia del centro invernal. Dentro del personal de la estación, desde la Associació Catalana d’Estacions d’Esquí i Activitats de Muntanya (ACEM) también diferencian entre el personal que se dedica a la restauración y el que no.

En caso de querer trabajar en una estación de esquí desde la propia ACEM realizan cursos de formación, una capacitación que se inició hace 22 años y cuyo primer objetivo fue la prevención de riesgos laborales, que nadie se hiciera daño. “Los cursos se llevan a cabo cada año, normalmente una semana antes de abrir, es decir la tercera semana de noviembre”, apunta Joaquim Alsina, director de ACEM.

La categoría laboral para el personal de los remontes mecánicos, por ejemplo, cuenta con tres niveles, que van desde ayudantes a conductores de desembragables. En cuanto a los maquinistas o conductores de máquinas pisanieves, ACEM diferencia en diferentes niveles. “En el primer nivel se da teoría y mecánica para que sepan cómo funcionan las máquinas y van de copilotos con los maquinistas de segundo nivel. Con estos últimos ya se incluye nivología, unos primeros auxilios más elevados y atención al cliente”, detallan desde ACEM, al tiempo que explican que los profesores maquinistas vienen de La Molina y de Baqueira Beret.

Precisamente en Baqueira Beret, además de enviar a su nuevo personal a hacer los cursos de la ACEM también apuestan por la formación interna, explica su director comercial, Xavier Ubeira: “Un maquinista nuevo, la primera semana va de copiloto con un maquinista experto. Cuando ya sabe conducir la máquina pisanieves traemos a un experto francés que le enseña cómo palear, cómo pisar la pista varias veces. Después, cuando lleva un par de años, se le da un curso de cabrestante. Aquí en Baqueira Beret tenemos gente que lleva 30 años”.

En las pistas 

A la hora de trabajar en las pistas, o como comúnmente se llama de pistero, en la ACEM establecen cuatro niveles diferentes. “En el 1 y el 2 se dan básicamente las mismas asignaturas pero con diferente nivel de profundidad en tema médico, que se realiza gracias a un acuerdo con la Universitat de Girona. En el segundo nivel ya se prepara para enfrentarse a situaciones para poder actuar o no.

En el tercer nivel entra la formación en explosivos. Se contrata a una empresa externa para dar el curso después del cambio de normativa desde 2016. Así consiguen la cartilla de artillero que emite el departamento de Industria. Reglamento actual de explosivos”, asevera Alsina. “El cuarto curso es nuevo. Cuando hacíamos el curso de explosivos los dividíamos en explosivos y en nieve. Ahora se trabaja mucho en nivología, sistemas de prevención y desencadenamiento de aludes”, añade.

Profesores de escuela 

Los profesores de esquí son un colectivo muy importante. “En la Vall d'Aran y Pallars Sobirà hay inscritas unas 40 escuelas de esquí”, apunta Ubeira. Para dar clases hay establecidos tres niveles: TD1 (auxiliar), TD2 (técnico deportivo) y TD3 (técnico superior). Su obtención queda regulada por el Real Decreto 1913/1997 donde se establecen y regulan los títulos de Técnicos Deportivos y Técnicos Deportivos Superiores en las especialidades de deportes de invierno. En este escenario también se encuentra el personal de los clubs.

Un capítulo a parte merece todo el personal de restauración, tanto de la propia estación como de su área de influencia donde tiene cabida todo lo relacionado con la hostelería, aunque esta es ya otra historia.

El carnaval llena de color las estaciones

Fiel a su cita anual, el Carnaval está a la vuelta de la esquina. Varias son las estaciones que han preparado distintas actividades para este fin de semana. En Baqueira Beret animarán las pistas con un divertido Carnaval sobre esquís y snowboard con el ya tradicional Ski Safari Fotográfico este próximo sábado. Para participar en el concurso, se debe ir completamente disfrazado, encontrar las ocho balizas distribuidas por toda la estación y fotografiarse con ellas.

También en Grandvalira lo van a pasar en grande con la fiesta Carnaval in the snow en la terraza Veuve Cliquot con música de los 80, concursos y regalos sorpresa. El precio de la entrada es de 45 euros e incluye menú degustación de tapas y media botella de Veuve Cliquot Yellow Label. Si se va disfrazado será invitado a la segunda copa de Veuve Cliquot. De noche, la fiesta se trasladará al restaurante Wine & Meat Bar by Jean Leon para disfrutar de una velada singular.

En las estaciones del Grupo Aramon celebran el Carnaval hasta el día 25 con un concurso en sus redes sociales donde se debe subir la fotografía disfrazado en cualquiera de sus complejos invernales con la etiqueta #CarnavalEnAramon además de @GrupoAramon y la estación en cuestión, ya sea Formigal, Cerler, Panticosa, Javalambre o Valdelinares.

Temas Esquí