'Papeles de Bárcenas'

La Audiencia Nacional condena a Bárcenas y al PP por pagar en negro la obra de la sede de Génova

La sentencia ordena dos años de prisión para el extesorero y considera al partido responsable civil subsidiario de 123.669 euros

La Audiencia Nacional condena a Bárcenas y al PP por pagar en negro la obra de la sede de Génova
4
Se lee en minutos
Tono Calleja / Cristina Gallardo / Ángeles Vázquez

La Audiencia Nacional ha dado por probado que el PP pagó más de un millón de euros en 'b' para remodelar su sede en el centro de Madrid, al mismo tiempo que el extesorero de la formación conservadora Luis Bárcenas ha sido condenado a dos años de prisión por abonar estos fondos "al margen de la facturación y la contabilidad oficial y no declarados a la Hacienda pública”. La sentencia, que se ha dado a conocer este jueves, atribuye al PP la responsabilidad civil subsidiaria, por un importe de 123.669 euros, por los delitos cometidos por sus empleados o dependientes, representantes o gestores en el desempeño de sus obligaciones o servicios, en relación al impuesto de 2007 de sociedades de la empresa Unifica, la encargada de acometer las obras.

En concreto, la Sala ha condenado a Bárcenas como cooperador necesario de un delito continuado de falsedad contable en concurso con un delito contra la Hacienda Pública relativo al Impuesto de Sociedades de 2007 de la empresa que hizo las obras (Unifica) en relación de concurso medial con un delito continuado de falsedad en documento mercantil cometido por particulares. Le impone una multa de 1,2 millones de euros.

Al arquitecto Gonzalo Urquijo y a su socia Belén García les condena a dos años y 9 meses de prisión y multa de 2,6 millones de euros como autores de un delito contra la Hacienda pública relativo al Impuesto de Sociedades de 2007 de la empresa en relación de concurso medial con un delito continuado de falsedad en documento mercantil.

Absuelve a Cristóbal Páez

La Sala absuelve a los otros dos acusados en este procedimiento, el que fuera gerente del PP Cristóbal Páez y la empleada de Unifica Laura Montero. En el caso de Bárcenas, Urquijo y Belén García les absuelve del resto de los delitos de los que estaban acusados, entre ellos asociación ilícita, delito electoral, tráfico de influencias, blanqueo de capitales o falsedad documental.

Al extesorero del PP el tribunal le aplica la atenuante de confesión al haber quedado acreditada su “colaboración real, activa y eficaz” para el esclarecimiento de los hechos y sus autores, si bien, apunta, fueron los registros practicados en la sede del PP y de Unifica los que aportaron los datos decisivos para la investigación. Al ex tesorero del PP, también se le aplica, junto con los otros dos condenados, la circunstancia atenuante de reparación del daño. Por otra parte, se rechaza las dilaciones indebidas en la tramitación del procedimiento.

La sentencia, cuya ponente ha sido la magistrada María Fernanda García Pérez, relata que en 2005 el PP decidió acometer la remodelación del edificio que albergaba la sede central, para lo que se contrató a la empresa de arquitectura Unifica. La gestión de las obras fue asumida por el propio Bárcenas y afectaba a varias plantas, sótanos, garajes y otras dependencias, unos trabajos que se ejecutaron entre 2005 y 2010.

Emitían varios presupuestos

El fallo describe que para realizar estos pagos en 'b' "se emitían uno o varios presupuestos para las obras de cada planta y, una vez terminada la obra, se elaboraba la certificación final cuyo importe constituía la base imponible de la factura que recogía las reformas.

De forma paralela a esta dinámica, Bárcenas y Urquijo convinieron que una parte de los pagos correspondientes a dichas obras serían abonados con los fondos 'b', "pactándose la aplicación de un descuento por parte de Unifica de entre un 7% y un 8% del importe de los trabajos abonados con tales fondos, con el consiguiente ahorro tanto para el PP como para Unifica en el cumplimiento de sus obligaciones fiscales”.

Luis Bárcenas. / EFE

De este modo, añaden los magistrados en la sentencia, en la contabilidad oficial del PP remitida al Tribunal de Cuentas figuraron únicamente las cantidades correspondientes a las facturas emitidas por Unifica desde el año 2005 a 2011, “ocultándose por el contrario al control y la fiscalización del Tribunal de Cuentas la totalidad de los pagos no facturados efectuados por las diversas obras de remodelación al margen de la facturación y contabilización oficial y con fondos en metálico que fueron satisfechos” a Unifica a través de su responsable como administrador Gonzalo Urquijo.

Veracidad de los 'papeles de Bárcenas'

La Sala concluye que para llevar a efecto el pago y el cobro de las cantidades pactadas en 'b' y dejar constancia documental tanto del valor real de ejecución de las obras para su control interno -por el PP y por UNIFICA- como del menor importe de las mismas por el pago en dinero negro, los responsables de la empresa de arquitectura elaboraron documentos, tales como certificaciones de obras, facturas y recibís de pago, en los que se omitieron o hicieron constar datos que no se correspondían con la realidad de los hechos.

Noticias relacionadas

En cuanto a la autenticidad y veracidad de los conocidos como “papeles de Bárcenas”, los magistrados defienden que pese a que como documento contable carece de valor en su integridad, sí ha de entenderse que recoge algunos acontecimientos que son reales o verosímiles en tanto han sido corroborados con otras pruebas: "Determinados apuntes o anotaciones de salida han quedado corroborados con otras pruebas, lo que nos lleva a concluir que los papeles recogen acontecimientos que en una parte sí son reales”, aseguran.