Comisión Mixta

Gabilondo apuesta por el diálogo como Defensor del Pueblo: "No debo ser partidista, ni sectario"

Congreso y Senado han dado luz verde a la candidatura del exministro que en próximos días deberá ser votada en el Pleno

Gabilondo apuesta por el diálogo como Defensor del Pueblo: "No debo ser partidista, ni sectario"
3
Se lee en minutos
EP

El exministro socialista Ángel Gabilondo, ha defendido este miércoles, los acuerdos, la moderación y el diálogo como principales bazas para su candidatura a la Defensoría del Pueblo y ha remarcado que el contexto actual es distinto al vivido durante su etapa política. "No debo ser partidista, ni sectario", ha declarado.

Así lo ha señalado durante su comparecencia ante la Comisión Mixta (Congreso-Senado) de relaciones con el Defensor del Pueblo, en donde se ha votado su candidatura a este cargo.

Con los votos a favor de PP y PSOE, y los votos en contra de Vox y Ciudadanos, Gabilondo ha obtenido la mayoría simple requerida para que su candidatura sea ahora enviada para su votación en el Pleno.

En su intervención, Gabilondo ha usado calificativos como "emoción", por hablar ante el Congreso, y de "dignidad", "rigor", "eficacia", para señalar sus intenciones ante la Institución que, ha indicado, es de enorme importancia para "la defensa de derechos y libertades" de los ciudadanos.

En este sentido, ha mostrado su respeto por la figura del Defensor del Pueblo que, según ha indicado, está "muy definido" por la ley, y en el que los ciudadanos buscan "cierto amparo" ante situaciones que las administraciones no les pueden solucionar. Eso ha de llevar al Defensor, tal y como ha explicado, a la "solicitud" de modificaciones o normativas y a peticiones de respeto a la libertad. "Cuente para ello con mi entrega y voluntad de trabajar", ha señalado.

Orden político y paz social

También ha mostrado su deseo de "colaborar" y "trabajar conjuntamente" con los defensores del pueblo de las CCAA que también cuentan con esta Institución. A su juicio, esa "solidaridad" contribuye a lo que se "debe perseguir" que es "la convivencia en una sociedad". "Una convivencia que está siendo reclamada por todos y en la que todos tenemos que trabajar para lograr", ha declarado.

"Entiendo que el buen funcionamiento del Defensor en esa medida en la que contribuye al orden político y a la paz social", ha apuntado, para añadir que también está en su labor "mostrar al parlamento y a los ciudadanos el funcionamiento de los poderes del Estado a través de las quejas de los ciudadanos".

En este sentido, también ha defendido una Institución "dinámica y práctica" que "se sumerja en la sociedad" y preste "especial atención al entramado vital" donde se desarrolla "la vida de los ciudadanos", prestando "singular atención" a los "casos particulares" para descubrir "qué funciona mal" o "qué podría funcionar mejor" y para "ayudar a los ciudadanos en la complejidad del funcionamiento del Estado".

Víctimas del terrorismo

Gabilondo se ha referido, más allá de las quejas de la ciudadanía, a la implicación del Defensor en temas como Educación, maltrato, violencia de género, vivienda, centros de privación de libertad y, también, a las víctimas del terrorismo. En este sentido, ha señalado que, aunque hayan pasado diez años en los que no hay asesinatos, su labor será "incidir" para lograr "alcanzar a todas las víctimas" y "aclarar todos los casos" en la medida de sus competencias. "No somos jueces ni debemos serlo", ha apuntado.

A su juicio, solo con esta implicación se "logrará el más alto apoyo y reconocimiento social". "No solo es necesario que el Defensor sea independiente", ha asegurado. Para Gabilondo, el responsable de la Institución debe tener actuaciones "rigurosas", "fundamentadas", "novedosas" y "avanzadas" para conseguir el "respeto" social y político.

Noticias relacionadas

Tanto PSOE como PP han puesto en valor las palabras de Gabilondo. El representante de los socialistas en esta comisión, Mariano Sánchez, ha destacado la labor de "servidor público" del exministro, así como "su pasión por el trabajo", por "lo común" y su "responsabilidad". Mientras, los 'populares', han agradecido que haya hablado de mesura, de combatir sectarismos y de buscar acuerdos.

El portavoz del PP en este debate, José Ignacio Landaluce, ha apuntado que, a pesar del acuerdo con el PSOE, su partido estará "vigilante" a la labor del Defensor. Y también ha tenido palabras sobre las críticas por su negociación con los socialistas, apuntando que los "grandes acuerdos" refuerzas las instituciones y la independencia. "Puede que no les guste, pero es legal", ha apuntado.