CONCIERTO BENÉFICO

Leticia Moreno vuelve a BCN con aires de tango

La aclamada violinista presenta algunas canciones de su nuevo disco 'Piazzolla' en el Volvo Christmas Concert

La violinista Leticia Moreno.

La violinista Leticia Moreno. / Omar Ayyashi

2
Se lee en minutos
Marta Cervera

La aclamada violinista madrileña Leticia Moreno regresa a Barcelona como protagonista de un concierto benéfico en el Palau de Pedralbes, el Volvo Christmas Concert. Y lo hace con su último disco bajo el brazo, un delicioso CD con alma de tango dedicado al compositor argentino Astor Piazzolla (1921-1992). Aunque el repertorio será variado, Moreno incluirá también alguna pieza de su nuevo disco trabajo grabado con la London Philharmonic dirigida por Andrés Orozco-Estrada.

La tercera edición del Christmas Concert de Barcelona recaudará fondos para la Fundación Boscana en una velada que tras el concierto permitirá conocer a la artista en un cóctel homenaje a Boadas. "Suelo involucrarme en causas solidarias y este concierto es mi forma de colaborar en la mejora del nivel de vida de personas discapacitadas", dice Moreno, quien recientemente acaba de lanzar su propio proyecto solidario: Músicos para UNICEF'. "Es una plataforma en la que músicos de todo el mundo pueden donar  su música, emocionando al público para provocar acciones palpables. Para mí no es suficiente pagar una cuota al mes. Quería ofrecer algo más, como ese valor intangible de la emoción que provoca la música".  

Moreno es la única violinista española que ha firmado en exclusiva con Deutsche Grammophon, con quien ha grabado 'Piazzolla', su tercer disco con el prestigioso sello amarillo. Además de la London Philharmonic en él colaboran también miembros del Quinteto Tango Nuevo con el que Piazzolla investigó nuevos caminos musicales. Actualmente la formación cuenta con el bandeonista Pablo Mainetti, discípulo directo de Piazzolla que la ayudó a penetrar en las obras del compositor, José Gallardo, al piano, Janne Saksala, jazzeando con su contrabajo y el arpista Remy van Kesteren que sustituye a la tradicional guitarra de la formación original creada por Piazzolla.

"Para hacer este disco tuve que desechar todo lo aprendido en la técnica del violín clásico "

"Para hacer este disco tuve que dejar de lado todos mis principios. Lo único que me sirvió fue meterme en la piel del compositor. Tuve que desechar todas las cosas aprendidas en la técnica del violín clásico como la forma de coger el arco o perseguir un sonido adecuado. En este sentido, acercarme al tango ha sido un proceso largo y arduo pero muy bello", admite Moreno. El entusiasmo de sus colegas en la grabación y su apoyo fueron fundamentales a la hora de encontrarse lo suficientemente cómoda para dejarse llevar e improvisar en cada toma. "Las repeticiones en este caso fueron puramente creativas".

Fácil y profunda 

Noticias relacionadas

El disco abre con una inspirada versión 'Las cuatro estaciones porteñas' y acaba con la 'Milonga del Ángel', una pieza mucho más íntima.  'Oblivion', el 'Concierto para quinteto', también figuran en el disco junto al célebre tango 'Adiós, Nonino' y a 'Le Grand Tango'. Esta última es una pieza que Piazzolla dedicó al gran violonchelista Rostropovich, que fue mentor de Montero. 

"La música de Piazzolla es directa y bonita. Fácil pero a la vez, profunda", dice respecto al compositor que llevó el tango a las salas de conciertos. "Su música llega a todos los públicos porque es cosmopolita. Tiene influencias de jazz, del tango, del folclore latinoamericano, de compositores como Stravinski, Bartok, Bach y Vivaldi  que se transparentan a través de su música como no había visto antes en ningún otro compositor".