La opinión de KPMG

Las Administraciones Públicas, claves del éxito en el plan de Recuperación para Europa

Las Administraciones Públicas, claves del éxito en el plan de Recuperación para Europa

Unsplash

Se lee en minutos
Jordi Oliver Hernández-Nieto

El Plan de Recuperación para Europa tiene como objetivo impulsar a la Unión Europea y todos sus estados miembros a la salida de la crisis provocada por la pandemia COVID-19 mediante la recuperación económica y social, la aceleración de la transformación digital y la transición ecológica.

Para hacerlo posible se ha orientado el presupuesto plurianual de la UE de los próximos años a estos objetivos y se ha dotado de un instrumento adicional de financiación con el nombre de Next Generation EU de 750.000 millones de euros, lo que supone una aportación total de más de 1,8 billones de euros para el periodo 2021-2027, que casi doblará el presupuesto del periodo presupuestario anterior.  

Desde hace unos meses, tanto el Gobierno como la mayoría de las entidades públicas y privadas de nuestro país están trabajando intensamente en la preparación de los proyectos y mecanismos para la ejecución del plan en los próximos años. 

Sin embargo, los esfuerzos entre las distintas entidades son desiguales y se hace indispensable asegurar la involucración de todas ellas y el alineamiento de sus planes a los objetivos establecidos por la UE y el Gobierno de España. Los próximos meses serán claves para asegurar el impulso que ambiciona el plan y asegurar que empieza a producir el urgente y esperado impacto en la recuperación económica y social de las empresas y familias españolas.

Triple gobernanza

Para la preparación y ejecución del plan, España se ha organizado mediante una triple gobernanza que permite asegurar el alineamiento político, presupuestario y técnico, con las directrices establecidas por la Unión Europea, así como el liderazgo operativo de cada uno de los Ministerios y Secretarias Generales en sus ámbitos de competencia. Sin embargo, para su implementación, deberán contar con la participación de organismos públicos, administraciones autonómicas y entes locales que permitirán capitalizar y acelerar el impulso a la ejecución del plan de España a todo el territorio español.

El papel de las Administraciones Públicas va a ser clave en la eficaz ejecución del Plan de Recuperación para Europa. Los objetivos y proyectos que impulsan todas ellas contemplan, por una parte, la creación de nuevos activos y la mejora del servicio público, así como el impulso al sector privado para la recuperación económica y social de la crisis, la cohesión social y territorial, el impulso al empleo, la transformación digital y la transición energética y ecológica.

Para maximizar el impacto del Next Generation EU, vemos muy importante que las entidades públicas tengan en cuenta asegurar la orientación de sus planes coherentes con su estrategia y objetivos establecidos en sus programas.

También deben tener en cuenta las necesidades del administrado en sus ámbitos de competencia, para asegurar que los planes producen un impacto de utilidad en el territorio. Así como, asegurar el alineamiento del plan elaborado con las directrices establecidas por el Gobierno de España, sus políticas palanca y sus componentes; establecer un sólido mecanismo de gobernanza, que permita la eficaz y eficiente ejecución del plan y que tenga en cuenta la alineación política y estratégica, el encaje presupuestario y el alineamiento técnico-administrativo. No menos importante será disponer de un equipo dedicado que lidere el impulse del plan de forma coordinada y tenga en cuenta las dependencias entre las distintas líneas de actuación.

Por último, cabrá identificar potenciales alianzas públicas y privadas, valorar su conveniencia y establecer preacuerdos para la maximización del impacto y velocidad en la ejecución del plan.

Noticias relacionadas

La newsletter de activos

Gemma Martínez da voz a los protagonistas de la nueva economía, que se atreven a decir cosas diferentes.

Suscríbete

España se encuentra ante una oportunidad histórica de dar un importante paso adelante en nuestra recuperación económica, transformación digital y transición ecológica y necesitará contar con la preparación e involucración de todas las Administraciones y entidades Públicas, así como de las empresas y entes privados, mediante mecanismos de colaboración. Solamente con la colaboración y esfuerzo de todos ellos se conseguirá maximizar el impacto del plan de recuperación para una próspera Next Generation EU.