NUEVOS INVERSORES

¿Se convertirá la Generación Z en la más informada del mundo de la inversión?

Según los datos de Inverco, el 44% de los centennials que invierten en fondos se leen los folletos de información de forma exhaustiva

La generación Z o centennials se identifican porque consumen de una forma rápida, quieren todo y lo quieren de forma inmediata. Pero cuando se refiere a invertir parece que cambian las tornas. Según los datos de Inverco, el 44% de los centennials que invierten en fondos se leen los folletos de información de forma exhaustiva, un dato que llama la atención en comparación con el 29% del total de inversores.

El 44% de los jóvenes de entre 18 y 26 años se leen los folletos informativos de forma exhaustiva

El 44% de los jóvenes de entre 18 y 26 años se leen los folletos informativos de forma exhaustiva / PIXABAY

Se lee en minutos

La educación financiera es una asignatura pendiente en nuestro país. La crisis de 2008 supuso un antes y un después en esta materia y desde entonces se ha mejorado mucho. Pero todavía queda un largo camino. No obstante, hay datos que muestran un optimismo moderado y que hacen pensar que vamos hacia mejor. El V observatorio Inverco sobre los fondos de inversión muestra que solo el 29% de los inversores se ha leído el folleto de su fondo de inversión en detalle. La buena noticia llega cuando se desglosa por edades.  

Los centennials son los inversores que más exhaustivamente leen el folleto descriptivo de los fondos. Según el observatorio, el 44% de los jóvenes inversores de entre 18 y 26 años son los que más leen al detalle toda la información. Además, son los que más revisan la información que reciben periódicamente de su fondo, en el 82% de los casos. 

Gonzalo Meseguer, miembro del Observatorio Inverco, señala que "el papel del Documento de Datos Fundamentales sigue siendo fundamental para que todos partícipes puedan tomar decisiones meditadas conociendo las principales características del producto”. Sin embargo, matiza que todavía queda mucho camino por recorrer para todos los inversores tengan en cuenta este tipo de información antes de invertir en fondos. 

Por otro lado, en términos generales, un 27% de los inversores sabe que detrás de la gestión de su Fondo hay un equipo de gestores profesionales de la gestora. El 35% considera que esa tarea la realiza el responsable de la entidad, un 17% el asesor y un 14% la persona que le vendió el Fondo. Si se vuelve a desglosar por edades, el 18% de los Centennials sabe que detrás de su Fondo hay un equipo de gestores profesionales. En este punto, la generación Z es la que menos conoce cómo se gestiona un fondo.

La mitad de los encuestados se considera de perfil moderado (52%), mientras que un tercio se describe como conservador y tan solo el 16% se identificaría como un inversor dinámico, cifra que ha incrementado en cinco puntos respecto a 2018. Se observa una tendencia hacia el perfil de riesgo conservador a medida que los inversores avanzan en edad. Tan solo un 26% de los centennials se considera conservador, frente al 45% de la Silent Generation.

Cambio de conciencia

Gonzalo Meseguer asegura que es una muy buena noticia que los jóvenes centennials sean el colectivo que se lea de manera más exhaustiva los folletos. Añade que es una buena manera de ver que las nuevas generaciones se interesan por la inversión. Meseguer resalta que llama la atención que la generación que consume de manera rápida y vídeos cada vez más cortos empleen el tiempo en leer los folletos. Por ello, apunta que una de las razones por las que puede pasar es porque han visto lo que ha pasado durante la crisis de 2008 en la que no había cultura financiera. 

A Rosa del Blanco, directora de comunicación financiera de la Agencia Comma, no le extraña que esto pasa porque asegura que son una generación “que se mueve y busca mucho, pregunta en foros, son inquietos y  quieren saber”. De hecho, según el observatorio, los centennials destacan como los inversores que más recurren a los buscadores (32%) o a sus amigos (26%) para obtener información sobre sus opciones de inversión, mientras que el resto de los partícipes comparte su opinión de recurrir a los documentos propios del Fondo o a realizar sus consultas a un agente.

Asimismo, las nuevas generaciones son las que se muestran más interesadas en la información que comunica la gestora a través de estos canales, pues cerca de un tercio de los centennials sigue a alguna entidad en Twitter, Instagram, LinkedIn, YouTube o Facebook. 

“Antes las anteriores generaciones confiaban en su banco de toda la vida y no leían jamás la letra pequeña de los productos por eso pasó el tema de algunos productos porque te fiabas de tu banquero Paco por encima de todas las cosas”, explica Del Blanco. Y esto ha cambiado. “Somos hijos de la crisis financiera de 2008. Nosotros vimos como el sistema bancario había abusado, había habido falta de información, había habido casos como la subprime”, recuerda.

Para la directora de comunicación financiera de la Agencia Comma, todo eso ha hecho que se pierda la confianza en los bancos, sin duda. “El cliente joven ya no es un cliente fiel a su banco. Es más fácil ahora buscar la información y buscar los foros”, apostilla. Por ello, no duda en afirmar que sí que se van a convertir en la generación más preparada “refleja ese deseo de querer saber qué información y ahora más que nunca la información está ahí, quién no aprende de finanzas es porque no quiere”. 

Noticias relacionadas

No obstante, matiza que los jóvenes tienen que saber que cuando se invierte hay riesgo. Aunque reconoce que se ha mejorado muchísimo desde la crisis financieras. “Cuanta más información tengamos, mejores inversores seremos”, destaca. Rosa del Blanco concluye afirmando que aún hay que mejorar en educación financiera, pero que vamos mejorando poco a poco. “Hasta que no sea una asignatura nos quedará mucho”.