Turismo

El nuevo modelo del alquiler vacacional que busca Madrid: crecimiento sostenible con calidad

  • La medida estrella de Madrid Aloja es limitar al 40% el número de nuevas viviendas turísticas en edificios

Solo el 3,5% de los vecinos consideran un problema a los pisos turísticos

Solo el 3,5% de los vecinos consideran un problema a los pisos turísticos / Ricardo Rubio/Europa Press

Se lee en minutos
Marta Gracia
Marta Gracia

Redactora del suplemento 'activos'

ver +

El coronavirus hizo que todo se parase. El turismo fue uno de los sectores más golpeados. Las restricciones de movilidad hicieron que la situación empeorase. Este año de transición ha servido para poder aclarar cómo va a ser el futuro del turismo y sobre todo del alquiler vacacional, que estaba en el punto de mira de muchos. Madrid Aloja, asociación que cuenta con 3.500 pisos turísticos, ha presentado un plan de acción para reactivar el turismo, garantizar la convivencia y acelerar la recuperación económica.

La asociación ya se ha reunido con el Ayuntamiento de Madrid para presentarles sus propuestas ante la normativa que ultiman. Adolfo Merás, presidente de Madrid Aloja, explica que las reuniones con el Gobierno municipal han sido cordiales, aunque ha reconocido que con alguna medida "han torcido el gesto". No obstante, la asociación asegura que la batería de medidas que han presentado tienen el objetivo de crecer de manera sostenible, sensata y de calidad.La medida estrella de este plan es limitar al 40% el número de nuevas viviendas turísticas en edificios. Por encima de ese porcentaje, el sector recomienda que se tramite el cambio de uso a Apartamento Turístico de todo el edificio, lo que a la postre serviría para garantizar un crecimiento urbanístico ordenado.

Tal y como ha insistido Merás en la presentación de los medidas, Madrid Aloja aboga por una regulación más exigente para devolver la seguridad jurídica al sector frente al último Plan de Hospedaje aprobado por el anterior Gobierno municipal, así como contribuir a la reactivación del turismo y a asentarlo como base sobre la que mejorar el modelo productivo.

En este nuevo plan no quieren dejar a nadie fuera, por lo que piden que se llegue a un acuerdo entre todas las partes implicadas y que se llegue a un consenso. El alquiler vacacional, según han destacado desde la asociación, debe convivir con todos los actores para crear un turismo sostenible y calidad, quieren que esté en línea con el Plan Estratégico de Turismo 2020-2023 puesto en marcha por el consistorio madrileño.

Asimismo, quieren desterrar el mito del odio y aseguran que no son el enemigo ni ninguna amenaza. Según la Encuesta de Calidad de Vida y Satisfacción con los Servicios Públicos del Ayuntamiento de Madrid de 2019, solo el 3,5% de los vecinos les considera un problema en la ciudad. El grado de conflictividad en alquiler vacacional es "muy bajo", ya que el 97,6% de los usuarios no tuvieron problemas con los vecinos.

Otras medidas

Dentro de la batería de medidas que recoge el plan de acción, consideran necesario un depósito de garantía. Y es que facilitar la convivencia entre todos se ha articulado como uno de los ejes prioritarios de esta propuesta de regulación. La asociación llama a combatir la sobreocupación, fijando un límite en el número de huéspedes por vivienda para acabar con los problemas originados por su acumulación e imponiendo sanciones a las plataformas que recojan anuncios con ocupaciones por encima de las permitidas, a los gestores que anuncien más de las autorizadas o a los usuarios irresponsables con el número de ocupantes.

También destaca el censo de viviendas turísticas, con un sistema de plazas limitado -de acuerdo a criterios objetivos- pero dinámico y que sólo acepte altas si se producen bajas. Su finalidad es acotar el número de viviendas, lo que permitiría controlar la oferta y trasladarla a otros barrios en el marco de una consolidación de la demanda del turismo, manteniendo el equilibrio entre todos los tipos de oferta tanto de alquiler como residencial.

Noticias relacionadas

La newsletter de activos

Gemma Martínez da voz a los protagonistas de la nueva economía, que se atreven a decir cosas diferentes.

Suscríbete

El alquiler vacacional también plantea otras medidas como la instalación de sistemas de controles de ruido y vigilante nocturno para garantizar el descanso de todos, el acceso digital -sin llave física- al inmueble o la creación de la Oficina de Servicio de Mediación y Convivencia para que los vecinos se sientan escuchados y atendidos; una medida que ya ha demostrado en otras urbes más de un 90% de eficacia para resolver los problemas más comunes.