Ir a contenido

INTERNET

La red social Flickr censura unas fotos sobre el cáncer

Una fotógrafa catalana ve vetadas las imágenes que documentan su enfermedad

La red social de fotografía alega que cualquier desnudo debe clasificarse como restringido

CARMEN JANÉ
BARCELONA

A Nati Martínez Ribera le diagnosticaron un cáncer de mama hace dos años. Fotógrafa de profesión y autora de reportajes sociales, quiso documentar todo el proceso de la enfermedad, ya superada, a través de su cámara. La mayoría de las fotos, asegura, están todavía en su ordenador, pero aquellas que decidió hacer públicas a través de la red social Flickr, la más popular del mundo, los responsables de la red las han censurado y consideran que solo pueden mostrarse como restringidas.

Según un correo de la empresa, porque así deben calificarse los desnudos. “Lo peor del asunto es que equiparan mostrar un pecho con las cicatrices de una operación a la pornografía. Nos miden a todos por el mismo rasero”, considera la fotógrafa, que ha realizado varias exposiciones colectivas (Foconorte, Gamelab, Festimatge...), da clases de fotografía y forma parte del colectivo Caborian.

La galería, llamada Con sabor a plomo, evoca el proceso de la operación, la quimioterapia y la recuperación en todas sus fases. Desde una primera fotografía en la que ella, a sus 47 años, aparece pudorosamente semicubierta con una toalla ante un espejo velado ante el que muestra un pecho completo, a fragmentos donde se ven la raja y el costurón, el craneo pelón, los drenajes, el pubis cerrado sin vello y otras más estilizadas, que equiparan el pezón intacto a una flor y enseñan la silueta a contraluz a modo de resurrección.

Atención al cliente

Cuando recibió el correo, que fue respondido por una empleada del departamento de atención al cliente de Flickr con los mismos argumentos, Nati no salía de su asombro. “Son fotos que han visto mis hijos, mis amigos y los hijos de mis amigos. Soy madre y si pensara que no pudiera verlo un menor conectado a internet, simplemente no las pondría o las cerraría a mis amigos”, señala.

“No podemos comentar detalles específicos sobre un caso, pero aunque Flickr agradece todo tipo de contenido, tenemos que crear filtros para que no ofendan a nuestra audiencia, que incluye todo tipo de edades y nacionalidades”, explica a este diario Daniel Eiba, portavoz de Flickr desde la sede central en California . La red social --que veta el registro a menores de 13 años-- tiene su propia guía de estilo en la que apela a los niños --”si dudaras en mostrar tus fotos o vídeos a un niño (...) eso significa que debes filtrarlas”--, prohíbe desnudos en el icono, veta usos comerciales, logotipos y pancartas. “Si un usuario no clasifica adecuadamente su foto, es la comunidad la que puede indicar que esa foto debe moderarse y entonces el propietario recibe un mensaje para que revise el contenido. No hay revisión manual”, añade. Según Eiba, tienen que ser “rigurosos con las leyes locales”, que podrían incluir incluso cuestiones sobre religión.

Normas y valores propios

“El problema, creo, es que estamos en manos de empresas que nos imponen sus propias normas y valores, que a veces no son las nuestras. A nosotros nos da menos reparo un desnudo que la violencia, y a ellos no”, opina. En la misma línea se han mostrado compañeros de profesión que le han mostrado su apoyo personal como Paco Elvira, Tino Soriano o Laura Terré.

Colita se ha mostrado completamente “indignada” y ha calificado el caso de “pura ignorancia”. “¿Cómo van a comparar la valentía de una mujer que hace un trabajo positivo para ayudar a otras mujeres con la pornografía? Hay desnudos que no queda más remedio que enseñarlos. Lo que ocurre es que nos invade una ola de moralina derechista. Antes teníamos a un cura debajo de las faldas, a un guardia civil y a un juez. Y ahora tenemos al Flickr”.

La muestra puede verse en http://fotografiadenatimartinez.blogspot.com.


0 Comentarios
cargando