Ir a contenido

El drama de la inmigración

La jueza prohíbe que menores desamparados duerman en la Ciutat de la Justícia

Mercè Caso ve "absolutamente indigna" su situación a la espera de ser acogidos por la Generalitat

El Periódico

menores que estan en el interior de la Fiscalia de Menores de la Ciutat de la Justicia

Menores, en el interior de la Fiscalía de Menores de la Ciutat de la Justícia.  / JULIO CARBÓ

La jueza decana de BarcelonaMercè Caso, ha prohibido que inmigrantes menores desamparados, que están bajo la protección de Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA), sigan pernoctando en los pasillos de la Ciutat de la Justícia o en los calabozos de los Mossos d'Esquadra.

En un acuerdo, que Caso tiene previsto llevar este martes a la sala de gobierno del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), la decana dispone que los menores desamparados no podrán permanecer en el edificio de la Ciutat de la Justícia, una vez finalicen los trámites necesarios a llevar a cabo por la Fiscalía.

Al mismo tiempo, requiere a los Mossos d'Esquadra que operan en la Ciutat de la Justícia "información diaria" sobre la identidad de los menores que sean conducidos allí, detallando la hora de llegada y salida, de finalización de los trámites con la Fiscalía y del momento en que la DGAIA asuma su atención.

La decana de los juzgados de Barcelona responde así a la situación que desde hace meses arrastra la Ciudad de la Justícia en relación a los menores dependientes de la DGAIA que son conducidos ante la Fiscalía y que, según denunció el ministerio público, se ven obligados a permanecer más de 48 horas en la sala de espera, durmiendo en colchones en el suelo, a la espera de que se les asigne plaza en un centro de acogida o se les brinde atención inmediata.

En su acuerdo, que hoy avanza el periódico 'El País', Caso llama la atención sobre la "grave situación de emergencia social derivada del incremento de niños y adolescentes inmigrantes no acompañados que llegan a Cataluña" y recuerda que ese problema "no es nuevo ni afecta solo" a esta comunidad autónoma.

Para afrontar esa problemática, Caso advierte de que no hay que buscar "una solución provisionalísima o extraordinaria", sino que hay que "priorizar esa situación y destinar los medios y recursos que precise".

"No pueden aceptarse remedios bienintencionados pero indignos desde la perspectiva de los menores de edad. Su interés es siempre prioritario", añade Mercè Caso, que recuerda que esos niños no han cometido ningún delito, por lo que no se puede permitir que "pasen largas horas ni mucho menos que pernocten en el área de custodia policial de la Ciutat de la Justícia".

Para Caso, los permanencia de esos menores en el edificio de Fiscalía de la Ciutat de la Justícia no puede aceptarse "más allá de las horas diurnas" y es "absolutamente indigna" su pernocta en el suelo" de la sala de espera de dicho recinto. 

0 Comentarios
cargando