Ir a contenido

Enfermos mentales piden que se hagan leyes que prohíban atar a las camas

La Federación Veus, autogestionada por enfermos mentales, ha reclamado hoy en el Parlament que se legisle la reducción y la eliminación antes del 2025 de la contención mecánica -atar a los pacientes a una cama-, una práctica que puede causar lesiones e incluso la muerte.

El presidente de la Federación Veus, Edgar Vinyals, ha descrito hoy a los diputados de la Comisión de Salud del Parlament de Cataluña la situación de "abusos de poder" en la contención mecánica y química (con fármacos) de la que son víctimas muchos enfermos mentales y también personas mayores que viven en residencias geriátricas en Cataluña.

"Hay leyes en otros países europeos que prohíben estas prácticas, así como iniciativas que han conseguido reducir las contenciones e incluso reducirlas a cero", ha explicado Vinyals.

Ha citado, entre otras, las experiencias de la ciudad italiana de Trieste, donde llevan más de veinte años sin hacer uso de las contenciones mecánicas en los pacientes con enfermedades mentales.

También en España existen prácticas para reducir la contención mecánica, concretamente en el Hospital Comarcal de Inca (Mallorca), que cuenta con un programa de puertas abiertas de las unidades de agudos durante buena parte del día, lo que permite un cambio en las condiciones de internamiento de los pacientes.

En el Hospital Universitario Santa Lucía, de Cartagena (Murcia), que dispone de treinta camas y 51 profesionales que atienden a enfermos mentales, tiene una sala de confort para reducir los estados de agitación de los pacientes, evitando así la contención, ha explicado Vinyals.

Más apoyo psicológico para los enfermos, si así lo piden, acompañamiento en el momento de producirse una crisis con más personal sanitario, la creación de unidades de convivencia alternativas al ingreso hospitalario e incluso cambios en la arquitectura de las unidades de atención a los enfermos son algunas de las propuestas de la Fundación Veus.

No obstante, ha recordado que son necesarios más recursos económicos y profesionales, ya que la media de psicólogos en Cataluña es de 4,5 por cada 100.000 habitantes, cuando en Europa es de 18 y en países avanzados en la atención social, como Finlandia, la cifra se eleva a 70.

A juicio de Vinyals, "hay que afrontar", con debates públicos, la contención mecánica de los enfermos mentales y las personas mayores y también las terapias farmacológicas innecesarias, en estos colectivos y también en los niños.

"Que la gente conozca sus derechos, para que no sorprenda cuando se explica que hay abusos de poder en la práctica de la contención mecánica" en centros médicos y geriátricos, ha indicado durante su intervención.

"Sedar menos y atender más" y "eliminar la contención es humanizar la atención a los enfermos" son algunas de las afirmaciones que se han escuchado hoy en la comisión parlamentaria, en boca de Vinyals y también de diputadas de la Comisión de Salud dispuestas a intentar cambiar este tipo de atención sanitaria.

0 Comentarios
cargando